20/07/2019

Pepón Nieto: “La gastronomía es como la interpretación, supone un reto diario”

30 diciembre, 2018

Pepón Nieto estrena en Madrid la función La culpa, de David Mamet, y continúa al frente, junto a su hermana, del restaurante Marengo en Madrid. Son dos mundos, el la interpretación y el de la gastronomía, que compagina; dos pasiones que disfruta en primera persona.

Participó en 2017 en MasterChef Celebrity, pero no fue allí, ni mucho menos, donde se le despertó la pasión por la cocina. Siempre ha sido de buen comer, según confiesa, y prácticamente toda su familia –menos él– se ha dedicado siempre de forma profesional a la cocina. Cuando su hermana Virginia decidió abrir, hace poco más de un año, su segundo restaurante –tiene otro en Vejer (Cádiz)– en Madrid, unieron fuerzas y nació Marengo Madrid. Ella es la chef, y él, su gran apoyo, y también uno de sus principales ganchos promocionales.

Pepón prefiere que la comida que ofrecen hable por sí misma. “En este país se come muy bien, y los cocineros se han puesto las pilas en los últimos años”, afirma. “Tras una época en la que todo valía con tal de innovar por innovar, ahora se valora más la calidad del producto y que haya una buena base tradicional en la cocina; así, las innovaciones tienen un sentido”.

Lo cual no quiere decir que rechace la cocina más experimental. “Me encanta probar todo lo nuevo, y las especialidades de todo el mundo. Con lo que no puedo es con la casquería. Y como fan que soy de la cocina japonesa, estoy deseando ir a Japón, que lo tengo pendiente”. De momento, acerca a los madrileños la mejor cocina gaditana, que no es poco.

SHANGAY ⇒ ¿Has sido siempre igual de disfrutón comiendo?
PEPÓN NIETO ⇒ Sí, ¿no me ves? [risas]. Y eso que he estado a dieta y he adelgazado un montón. Mi familia se ha dedicado a la hostelería siempre; ya mi abuela era cocinera profesional, trabajaba para unos condes en Marbella. Tengo una relación muy intensa con la cocina, y me he encanta cocinar para los amigos.

SHANGAY ⇒ ¿Disfrutas tanto cocinando como actuando?
PEPÓN NIETO ⇒ Es distinto. Cocinar me relaja, actuar, no [risas].

SHANGAY ⇒ ¿Por qué hay tantas celebridades que abren sus restaurantes?
PEPÓN NIETO ⇒ Yo siempre he huido de la hostelería, porque es muy sacrificada. Por eso admiro tanto a las mujeres, porque en mi familia siempre han sido ellas las que han tirado del carro. Mi hermana tiene una capacidad de trabajo, de entrega y un gusto por lo que hace que yo no comparto. A mí me puede entretener meterme en la cocina un rato, pero nada más. Ha sido fortuito, nunca había pensado abrir un restaurante. Eso sí, cuando lo hice tenía claro que la estrella tenía que ser el producto, no yo.

SHANGAY ⇒ Pero tu popularidad ayudará a promocionarlo…
PEPÓN NIETO ⇒ No te creas que tanto. Al principio sí venía gente porque me conocía, y porque hice muchas entrevistas para darlo a conocer, pero ya no sucede. Y nos encanta ver la sala llena de gente que no viene por el reclamo de que soy unos de los dueños.

SHANGAY ⇒ Se nota tu interés por al arte contemporáneo en todos los rincones de Marengo…
PEPÓN NIETO ⇒ Es que tengo la suerte de tener grandes artistas como amigos. A Misterpiro le conozco desde hace muchos años, y nos ha pintado la barra y una pared. Okuda es amigo desde que vino a Madrid de Santander, incluso hemos compartido piso, y quise contar con una pieza suya. También quise utilizar obras que me parecen preciosas de la malagueña Rosario Olarte. De repente, un día Pedro [Almodóvar], al que le encanta el restaurante, se presentó con dos de sus bodegones… Y también hay obras de David Delfín, que siempre fue muy generoso en vida y nos colmó a los amigos de regalos. Me gusta tener un restaurante que no tiene la típica decoración concebida por alguien ajeno.

SHANGAY ⇒ Sin duda, también será un reclamo para mucha gente ver que por aquí pasan regularmente amigos tuyos tan conocidos como Almodóvar o Bibiana Fernández…
PEPÓN NIETO ⇒ Les agradezco mucho que vengan, y que lo compartan. Para mí, lo fundamental es que disfruten y que se lo pasen bien. Y pasa a menudo. Le encanta que nos quedemos a puerta cerrada, y pasa de todo. Llega Boris [Izaguirre] y se pone a desfilar, vienen Olvido [Alaska] y Mario y se graban vídeos (además de saltarse la dieta)… Todo eso me hace muy feliz.

“Cocinar me relaja, actuar, no”

SHANGAY ⇒ ¿Te cambió de alguna manera tu concepción de la cocina MasterChef Celebrity?
PEPÓN NIETO ⇒ No. Además, solo estuve cinco semanas… Mi fallo fue que subestimé el programa. Me pilló ensayando por las tardes La comedia de las mentiras, que estrenaba en Mérida, y grababa por las mañanas. Pero cuando dejamos de tirar de la cocina que conocíamos y también había que aprender nuevas técnicas, que se enseñaban por las tardes, me lo perdía todo. Es un programa muy duro, pero que saca lo mejor de ti, tu lado competitivo –en el mejor sentido de la palabra–, tus deseos de progresar… Yo repetiría, pero si pudiera entregarme al cien por cien.

SHANGAY ⇒ ¿Qué es lo más destacable que te ha enseñado la experiencia de tener tu propio restaurante?
PEPÓN NIETO ⇒ Que exige un esfuerzo diario muy grande. Es como en el teatro, en donde no vale tu currículum ni lo que has logrado hoy, porque al día siguiente hay una nueva función, el público es distinto y hay que hacerlo igual de bien. Con la gastronomía sucede exactamente igual.

LA OBRA LA CULPA SE REPRESENTA HASTA EL 24 DE MARZO EN EL TEATRO BELLAS ARTES DE MADRID.
MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL RESTAURANTE MARENGO (C/COLMENARES, 5) Y RESERVAS EN EL TELÉFONO 918 19 23 98.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.