18/09/2019

Filipe Catto: “Nuestra cultura queer es muy poderosa”

14 marzo, 2019

Orgullosísimo de ser maricón –él usa el término en un español estupendo– y feliz de que contemos con una cultura queer que siente que nos ayuda a conectarnos dentro de la comunidad LGTBI, el artista brasileño Filipe Catto visita Madrid para presentar en concierto, en Naves Matadero, su más reciente álbum, O nascimento de Vênus.

Es su segunda visita a España, y está encantado de estar aquí. “Estoy fascinado por el imaginario cultural de España”, afirma. “Los brasileños y los españoles tenemos muchas cosas en común: el trato, cómo nos manifestamos… y el drama”. A sus 31 años, presenta su cuarto álbum, en el que asegura que por fin muestra un equilibrio entre quien es como artista y como persona.

Su look andrógino y su voz ambigua le permite difuminar las barreras entre géneros, que es algo que le define como artista. “Cuando era adolescente mis ídolos eran Brian Molko, PJ Harvey o David Bowie. Aunque mi gran referente siempre fue Cássia Eller”, recuerda. “O nascimento de Vênus es un disco sobre mi imaginario queer; trata de los sueños de un chico gay que creció pensando en princesas Disney. Por eso está narrado por una sirena, cuya voz es masculina y femenina a la vez… Me encantan los híbridos”, dice sonriente.

Cuando comenzó no se sentía tan cómodo consigo mismo como ahora; le faltaba autoestima. “Por eso mi imagen era más masculina; cuanto más andrógino me vuelvo, más me muestro tal y como soy”. Según comenzó su evolución, mucha gente comenzó a pensar que era trans. “Me preguntaban todo el tiempo si estaba transicionando…, y no era así. Simplemente empecé a jugar con mi cuerpo como si yo mismo fuese una muñeca. Lo que no hice cuando era adolescente, ahora sí lo hago, porque soy una persona libre. Lo que quiero en realidad es ser una diva”.

Nunca ocultó que era gay, pero si no lo decía era porque nadie se lo preguntaba. “Cuando empecé era algo que no importaba, y me parecía bien que fuese así”, asegura. “La gente conocía mi trabajo y mi voz, y solo me hacían entrevistas relacionadas con mi música”. Poco a poco, la militancia fue ganando peso en su carrera, y no tuvo ningún problema en hablar abiertamente del tema cuando los medios se interesaron por él. “Soy un poco mayor que artistas LGTB brasileños que vinieron un poco después, como Liniker. Y justo antes de que empezaran a aparecer cambió todo”.

«Es brutal la violencia que se ejerce en Brasil contra los homosexuales y las mujeres»

Afirma que las contradicciones son clave en Brasil, y por eso hay que alzar la voz y no dejarse amedrentar. “Al mismo tiempo que es uno de los países en que más asesinatos hay de personas LGTB, tenemos una escena LGTB con mucha influencia en el ecosistema de la producción musical”. Lógicamente, a la cabeza de la industria brasileña está Anitta, pero le sigue Pabllo Vittar. “¡Y Pabllo es drag! Y también hay muchísimas cantantes trans que tienen mucho éxito y respeto. Es hermoso que esto suceda”.

Le preocupa el momento actual de su país, porque se avecinan tiempos muy complicados. “Ser artista en Brasil es muy duro ahora. Llevo diez años de carrera profesional, lo cual es todo un logro. A nivel personal estoy en un momento hermoso, pero también es un tiempo de combate”, afirma. “Estamos sufriendo mucho por la persecución a la cultura, a las ideas LGTB… El fascismo ha vuelto a Brasil, y eso que solo llevamos tres meses de gobierno de Bolsonaro. Es brutal la violencia que ya se ejerce contra los homosexuales y las mujeres. Es una tragedia. Y es momento de luchar unidos”.

Asegura que cada nuevo proyecto es una oportunidad de morir y renacer. “El arte me libera y me permite explorar todos los aspectos de mi propia vida, algunos reprimidos en el pasado. Porque mucha gente queer de mi generación tuvimos que reprimir muchos de nuestros impulsos. Hoy ya no”.

Es consciente de que, dada la situación en su país, ya solo su mera existencia, aunque también su arte, se va a convertir en instrumento de activismo político. “Tenemos que empoderarnos aún más”, afirma. “Nuestra cultura queer nos permite conectarnos (y ayudarnos) a las personas LGTB en cualquier lugar del mundo. Por eso hay personas homófobas que nos odian… o quizá más bien nos envidian. Nos tienen miedo porque somos libres, no estamos dentro de la programación de Matrix. Sufrimos mucho para mejorar nuestra sociedad, pero merece la pena hacerlo”.

FILIPE CATTO ACTÚA HOY JUEVES 14 DE MARZO EN NAVES MATADERO DE MADRID.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.