17/07/2019

Georgina: “Todos tenemos un pasado oscuro, pero el mío sale en YouTube”

12 abril, 2019
Léetelo en 10 minutos

Entregada a una gira de pequeños acústicos por toda España –la ‘GeorGira’–, Georgina ha dejado pasar cuatro años hasta publicar su nuevo álbum, precisamente el cuarto en su carrera. Bienvenido a mi habitación, nombre del disco y de uno de sus singles de presentación, es una invitación al lado más íntimo y natural de la cantante venezolana. Un trabajo en el que recoge los frutos de su pasado, en forma de seis canciones que muchos ya conocen, y los hermana con temas nuevos que beben de las raíces de una Georgina que parece sentirse más cómoda que nunca con su música: su eterna sonrisa la delata.

En este álbum encontramos historias de amor, de despecho, y también nos habla de su familia con relatos que resultan duros pero que Georgina canta con optimismo y naturalidad. «Yo siempre río por no llorar». Una luz que envuelve el contenido y el continente de este nuevo trabajo que resulta ser 100% murciano…

SHANGAY ⇒ ¿Cómo acabas grabando el disco en Murcia?
GEORGINA ⇒ A mí Murcia siempre me ha gustado mucho, me recuerda mucho a mi pueblo (San Felipe, en Venezuela), la gente es igual de cariñosa. La oficina con la que estoy trabajando es de allí, y me propusieron grabar en el estudio de unos amigos suyos. Ellos tenían una idea de lo que podía ser el disco, y fui por probar. Cuando escuché algunas maquetas que ya tenían hechas sin mí, me emocioné muchísimo. Era exactamente lo que yo quería, no tenía producción, no había arreglos. Solo la voz y un mensaje directo, y me encantó. Así que terminé de grabar el disco allí, pasamos muchísimas horas juntos, nos reímos, lloramos, terminé de componer las nuevas canciones, le dimos forma a todo…

SHANGAY ⇒ Y grabaste todos los vídeos del disco allí…
GEORGINA ⇒ Ha sido una locura, hicimos trece vídeos en dos días. Yo tenía la idea de grabar todos los vídeos en diferentes rincones de una misma casa. Pensaba hacerlo en Madrid, pero tengo unos amigos en Murcia que me ofrecieron una casa preciosa en la huerta, los pobrecitos no sabían dónde se estaban metiendo… [risas]. Pero mereció la pena.

SHANGAY ⇒ Al escuchar el álbum se percibe una vuelta a tus raíces…
GEORGINA ⇒ Tenía claro que quería volver a mis ritmos latinos. Todo comenzó durante unas vacaciones en las que fui a Venezuela, y estuve con mi abuela. Ella me cantaba muchísimos boleros y tangos, me aprendí unos cuantos con la guitarra para cantarlos con ella, y comenzó a despertar en mí esa pasión que siempre ha estado oculta, pero… como que uno no descubre hasta que se hace mayor. Y comencé a componer así, y a raíz de ahí fue cogiendo forma el disco. Ha sido un proceso natural, no de un día para otro.

SHANGAY ⇒ Precisamente, el último tema del disco lo cantas junto a tu abuela, que falleció hace poco…
GEORGINA ⇒ A mi abuela no pude disfrutarla mucho durante sus últimos diez años porque tenía Alzheimer. Ella no me reconocía pero sí nos poníamos a cantar juntas muchas veces. Siempre tuve ganas de hacer un dúo con ella y enviárselo para que lo escuchara, pero los seres humanos somos muy vagos, siempre dejamos pasar las cosas, y no pude hacerlo. Así que mi hermana me envió un audio en el que aparecía mi abuela cantando, lo limpié para que se escuchara lo mejor posible e hice este dúo.

SHANGAY ⇒ No es la única historia de tu familia que cuentas en el disco. Cero habla de tu padre y María está dedicada a tu madre, que tuvo que dejar su vida en Venezuela y emigrar…
GEORGINA ⇒ Es una canción alentadora. Yo necesito que la gente vea el lado positivo de las cosas, porque lo negativo ya lo sabemos… Sabemos que es una desgracia, pero una vez que estás fuera… ¿Qué haces, te vas a echar a llorar? No, por eso esta canción es para mi madre, para muchas madres que están afuera, para que se animen y bailen.

SHANGAY ⇒ ¿Sientes la responsabilidad de mostrar la realidad que vive el pueblo venezolano?
GEORGINA ⇒ Sí, sobre todo porque en las noticias ya no se da visibilidad a la situación. No solamente ocurre en Venezuela, también hay otros países que lo están pasando bastante mal. Cada uno llora el suyo propio, y yo, como venezolana, lloro el mío porque es el que conozco. Hay una crisis humanitaria y la gente lo está pasando bastante mal en mi país, y la manera que yo tengo de apoyar esta causa es desde un punto de vista artístico. Hago canciones alentadoras que acompañen a esta gente. No sé mucho de política, y no se me da bien escribir mensajes reivindicativos; por suerte, ya existen venezolanos muy influyentes que se dedican a ello, algo que agradezco.

SHANGAY ⇒ ¿Te gusta comprometerte con este tipo de causas sociales?
GEORGINA ⇒ Me comprometo con lo que yo pueda aportar, porque hay veces que uno, más que ayudar, estorba. Además, tampoco puedo convertir mis canciones o mis redes en algo político, porque también existen otras cosas importantes, o gente de otros países a la que le importan otras causas…

SHANGAY ⇒ Cuentas historias muy cercanas y personales en este álbum. ¿No te da pudor abrirte así?
GEORGINA ⇒ Siempre he tenido la suerte o la desdicha de contarlo todo, no tengo pelos en la lengua ni siquiera para contar mis intimidades. Pero son historias que me han ayudado a mí y que creo que pueden ayudar a la gente. Y eso es lo que me gusta del disco.

SHANGAY ⇒ Sueles hacer canciones con historias tristes y música bastante alegre… ¿Te gusta jugar con ese contraste?
GEORGINA ⇒ Me encanta esa combinación, porque la letra y el sentimiento ya son suficientemente tristes como para terminar de hundirte… Mi vida también es un poco así, yo siempre río por no llorar, me gusta darle la vuelta a las cosas. Muchas veces son despechos del momento, pero cuantas más veces te va pasando, más coraza tienes y más te vas riendo de las cosas.

SHANGAY ⇒ Un ejemplo de este contraste es el tema Supermujer, que recuperas en este disco y que resurgió al salir en la banda sonora de Paquita Salas. ¿Cómo viviste esto?
GEORGINA ⇒ Es que la letra le viene genial a Paquita… Cuando los Javis me pidieron la canción, me emocioné un montón, porque conocía el proyecto, y sinceramente no pensé que fuese a tener tanta repercusión. Fue una oportunidad brutal porque mucha gente me conoció por la serie. Además, Supermujer es muy bonita, se convirtió en una canción muy optimista para la mujer.

SHANGAY ⇒ Esta es una de las seis canciones que has recuperado para Bienvenido a mi habitación. ¿En qué te has basado para elegirlas?
GEORGINA ⇒ Hace dos años estaba haciendo la ‘GeorGira’, entonces escogí las canciones que más me gustaban a mí, y también fui viendo lo que me pedía el público, era como un sondeo. Y temas como Con solo una mirada, Nunca más, Supermujer… eran los que la gente me pedía más. Entonces decidí incluirlos aquí. Además, quiero que la gente sepa quién canta estas canciones, porque a veces las conocían pero no sabían que las cantaba yo. Como han pasado diez años, me parece que también tiene sentido.

SHANGAY ⇒ ¿Es ese el motivo de unir pasado y presente?
GEORGINA ⇒ Quería hacer esta reconciliación del pasado y el presente. Mucha gente, cuando cambia, reniega de lo anterior. Yo siempre digo que todos tenemos un pasado oscuro, pero el mío sale en YouTube. No me puedo esconder, así que mejor reconciliarme con él. Además, son canciones que ya no son mías, son del público, la gente las ha hecho suyas.

SHANGAY ⇒ ¿Ha sido difícil adaptar las canciones que ya conocemos a tu nuevo sonido?
GEORGINA ⇒ Ha sido superfácil, porque esas canciones nacieron a guitarra y voz, lo difícil fue darles un sonido más moderno en su momento. En concierto era más complicado defender un solo de piano o un sinte, depender de eso hacía que mis directos fueran más superficiales. Estaba siempre muy nerviosa porque dependía de muchos artefactos.

SHANGAY ⇒ ¿Es este el disco que más te representa?
GEORGINA ⇒ Sí. Justo en este momento soy este disco. Hay veces que los discos tardan en salir, y no te sientes muy identificado con lo que ya grabaste, te sabe a viejo. Esta vez todo coincide.

SHANGAY ⇒ ¿Quieres mantener este lado más latino de cara a tus próximos trabajos?
GEORGINA ⇒ Totalmente, me encanta, voy como pez en el agua. Y así como el inglés hace pop y le sale brutal, el escandinavo hace heavy gótico y le queda espectacular, a mí el bolero me queda como anillo al dedo. Hoy día disfruto mucho este género, y el éxito que estoy sintiendo con esto es que realmente estoy haciendo algo con lo que estoy 100% compenetrada, y eso la gente lo siente.

SHANGAY ⇒ Más allá del sonido, tus letras también tienen una calidez característica…
GEORGINA ⇒ Son sensuales. Por ejemplo, Bienvenido a mi habitación habla de ese momento en el que una pareja se desnuda por primera vez y se empieza a conocer. Cuando le abres las puertas de tu habitación a alguien. Creo que estamos en una época en la que hay muchas canciones reivindicativas, muy de protesta y lucha, que me parece muy bien; luego está la parte sexual con canciones muy directas. Y parece que no existe un término medio. Así que yo he puesto las partes bonitas de ese momento, porque también es hermoso sentirse sexy y deseado. Nos estamos yendo a los extremos sin disfrutar de ese medio.

SHANGAY ⇒ Se trata de tu disco más íntimo, pero sin embargo has querido contar con Pablo López, Manuel Carrasco y Vanesa Martín… ¿Por qué estos dúos?
GEORGINA ⇒ Tiene sentido sobre todo porque hay mensajes que suman con ellos. Por ejemplo, Pablo López tiene una voz que llega mucho más lejos que la mía, canta cualquier cosa y te llega la vena, eso es algo con lo que se nace; cuando él canta Soñador, el mensaje llega mucho más. Para mí ha sido una suerte cantar con él, con Vanesa y con Manu. Además es que somos muy buenos amigos, no ha sido un pacto, fue todo muy natural.

SHANGAY ⇒ También has estado trabajando estos últimos meses con algunos de los concursantes de Operación Triunfo
GEORGINA ⇒ Colaboré con Miriam en una canción de su disco, con Roi también he colaborado en un tema suyo. Y con Marilia compuse una canción… Nos salió bonita, pero me quedé con una espinita clavada, y me gustaría volver a juntarnos para hacer otra; creo que esta niña tiene una esencia muy linda. Me están saliendo oportunidades de componer con ellos y me encanta. Son esponjitas, te miran con esos ojos de ilusión y les damos sus primeros consejos en este mundo, que también es muy difícil para ellos, los pobres a veces están muy desorientados…

SHANGAY ⇒ Es curioso porque, en las primeras ediciones de OT, los artistas consolidados rechazaban el formato, y ahora tendéis la mano a las nuevas generaciones…
GEORGINA ⇒ Ahora nos ayudamos los unos a los otros. A mí me parece una generación bellísima. Nos hemos dado cuenta de que el hecho de que aparezcan nuevos artistas no quita trabajo a los que ya están, antes había un recelo. Hay público para todos, y una muestra de ello es que hay mucha gente que no conoces pero vive de la música.

SHANGAY ⇒ ¿Qué nos vamos a encontrar en tu nueva gira?
GEORGINA ⇒ Será un show de contar historias, un concierto muy motivador. Espero que la gente salga con fuerza y diga «me voy a comer el mundo» o «no le voy a volver a llamar en mi puta vida» [risas]. Quiero que esta gira sea para gente que necesita escuchar cosas bonitas. Será supersimple, con voz, guitarra y un mensaje que transmitir.

fotos: darío Vázquez


el álbum bienvenido a mi habitación está editado por warner music spain.
Georgina actúa el 11 de mayo en Valencia, el 25 de mayo en Barcelona y el 4 de junio en Madrid.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.