20/06/2019

Pablo Rivero: “He trabajado mucho para poder estar enamorado de mi casa”

29 mayo, 2019
Léetelo en 8 minutos

Han pasado cerca de dos décadas desde que el actor madrileño Pablo Rivero –protagonista del primer número de nuestra nueva cabecera Shangay Home– llegara a la vida de todos los españoles gracias a su interpretación de Toni Alcántara en una de las ficciones que ya forman parte de la televisión, Cuéntame cómo pasó, cuyas tramas se han alargado hasta el día de hoy sin síntomas de desgaste.

En la vigésima temporada de la serie –es la serie emitida en prime time más longeva de la televisión nacional–, que se encuentra ahora en antena, la archiconocida familia Alcántara se adentra en los primeros años de la década de los años 90. Un periodo de tiempo que, a diferencia de lo que sucedía en los primeros capítulos de Cuéntame, el propio Pablo Rivero recuerda muy bien. “Yo nací en los 80, y los eventos que se recrean ahora en la serie ya los he vivido”, cuenta el actor. “Cuando comencé en este trabajo todo me pillaba muy lejano, tenía que documentarme mucho y atender a lo que me contaban los que lo habían vivido. Me sentía como un extraño. Ahora lo veo todo desde otro prisma, me llega muchísimo más”.

No solo ha cambiado el punto de vista de sus actores protagonistas –sobre todo el de los más jóvenes–, también lo ha hecho la estructura narrativa de la ficción. “Los hechos antes se recreaban con personajes como el mío, que contaba algo en la radio o venía con la noticia. Ahora, en casos como el accidente de Fernando Martín o la liberación de Emiliano Revilla, se ficciona el hecho en sí”.

A lo largo de estos dieciocho años no solo ha habido cambios en el trabajo de Rivero pues, inevitablemente, su vida también ha ido evolucionando. Uno de estos últimos cambios ha ocupado gran parte del tiempo del madrileño: su mudanza a una casa en las afueras de Madrid. Probablemente sea el proyecto más importante de su vida personal. Un nuevo hogar en el que ha cuidado hasta el último detalle. “Mi casa es lo más importante, es mi refugio. Si estoy bien en mi casa, lo estoy en general. Tengo la intención de vivir en esta casa durante muchos años; a mi edad no quiero estar mudándome cada tres años, por eso le he dado muchas vueltas a todo. He trabajado mucho para poder estar enamorado de mi casa”.

La interpretación es un oficio que da muchas alegrías, sobre todo en los proyectos de éxito en los que está involucrado Rivero, pero también conlleva trabajo, largas jornadas de rodaje, madrugones… Un desgaste físico que se ve compensado con el mejor descanso al volver al hogar. “Cuando llego al dormitorio lo que más valoro es el silencio, aunque también la compañía. Pero, sobre todo, necesito tener una cama cómoda”. Por ello, el dormitorio ideal del actor debe tener “una cama de 1’80 metros, y el colchón tiene que ser cómodo y bastante duro. Tengo una hernia, y para mí es importante que el cuerpo no coja posiciones muy raras durante la noche, necesito estar lo más firme posible”. Ese problema que sufre desde hace varios años ha provocado que un imprescindible de su dormitorio ideal sean los cojines. “Tengo mogollón. Los uso para escribir, para estar con el ordenador… Para todo. Cuando tengo alguna crisis con la hernia los utilizo para que la cadera no se hunda”.

Total look ROBERTO VERINO

Si algo queda claro al observar cómo es la habitación creada al gusto de Pablo Rivero, es que opta por la escala de grises. Tanto los mencionados cojines, las cortinas, el cabecero o las propias paredes siguen esta paleta de colores sobrios y elegantes, que resultan un acierto seguro. “He vivido en varios sitios a lo largo de todos estos años. Recuerdo que mi primera casa era muy oscura y tenía mucho rojo, creo que alguien me engañó”, bromea entre risas. “Luego tuve una casa muy blanca, era un espacio muy diáfano. Ahora me gustan más los tonos oscuros como el gris y el negro, sobre todo porque tengo mucha luz y me lo puedo permitir. Me encantan los muebles oscuros, o los porcelánicos imitando mármol negro con vetas blancas”.

En cuestión de materiales, Rivero apuesta por los clásicos. “Al ver algunas páginas de decoración me di cuenta de que hay unos fijos que se van repitiendo. A mí me gusta mucho la madera, y he optado por ella”. El actor ha mencionado uno de los elementos más importantes en un espacio tan personal como el dormitorio: la luz. “Para mí es importantísima. Utilizo mucha luz indirecta como leds, lamparitas, pequeños neones… Una misma habitación diferentemente iluminada puede cambiar mucho. Dependiendo de la hora o de con quién esté, suelo variar la luz y adaptar así el espacio”.

Objetos como las lámparas o las velas ayudan también a decorar el dormitorio y dotarlo de mayor personalidad. “Suelo poner algunas plantas y también libros de fotografía para decorar. Las novelas prefiero guardarlas en estanterías. También tengo fotografías enmarcadas y láminas de artistas que me gustan. Hubo una época en la que me dio por colgar cabezas de animales hechas de cromo y porcelana. Pero al final tuve que quitarlas porque la casa parecía un zoo…”.

Al trabajar en una serie en donde la ambientación y los escenarios tienen gran importancia, nos pica la curiosidad de saber si en alguna ocasión se ha encaprichado de algún objeto del set de rodaje para llevárselo a casa. “En una temporada sí que pregunté por unos cojines vintage con cuero que aún guardo. Pero por lo general no puedo llevarme nada, ni encontrar en ninguna tienda los muebles que se utilizan para los decorados de Cuéntame”.

El madrileño se dice un extraño en el mundo del interiorismo y la decoración, pero sus tips a la hora de idear este dormitorio no han sido nada equívocas. Con esta asignatura aprobada, el siguiente paso es el orden. “Cada vez soy más maniático. Cada cosa debe estar en su sitio, no me gusta el desorden, aunque es inevitable que haya algún momento de caos, si no te mueres…”, cuenta el actor. “Intento no decorar con muchísimos elementos para que sea más fácil de recoger”. A pesar de sus manías, no comparte ninguna de las técnicas del orden que están tan de moda. “Me regalaron un libro que llevaba mil ediciones, se llamaba La magia del orden –de Marie Kondo–. Lo empecé a leer y me pareció una gilipollez. Para mí, el orden es que nada te haga daño a los ojos y que las cosas tengan una utilidad. Es un orden práctico”.

Con todas estas ideas, Pablo Rivero ha configurado su dormitorio perfecto, y también la casa en la que actualmente vive. Un objetivo que le ha ocupado mucho tiempo, pero que ha podido compatibilizar con todos los proyectos que tiene entre manos.

Además de su personaje en la serie de TVE, que ya ha renovado por una temporada más, el actor protagoniza Yo y sus circunstancias, una obra de teatro junto a Dafne Fernández y bajo la dirección de Pepa Rus. “Es genial. Ya estuvimos en marzo y abril, y ahora volvemos (hasta el 15 de junio) porque a la gente le ha encantado. Se trata de un thriller dirigido muy en comedia, una locura en la que Dafne y yo no paramos. El público sube a la planta de las suites del hotel NH Collection Eurobuilding de Madrid y se encuentra una experiencia muy original. Se toma un cóctel y después empieza la obra, que está escrita para este espacio. La gente está muy cerca de nosotros, siempre entre el pudor y la diversión, es todo muy cercano”, explica entusiasmado.

Otra de las pasiones de Rivero, además de la interpretación y este recién descubierto afán por el orden y la decoración, es la escritura. En 2017 publicó su primera novela, No volveré a tener miedo, un thriller familiar ambientado en los 90 que sirvió de primera piedra para una posible trayectoria dedicada a la tinta. “Tengo la historia y la trama para una nueva novela. A la hora de hacer un thriller, lo más complicado es tener la escaleta del rompecabezas para que no defraude, y eso está. Pero una vez que me meto en un libro, tengo que hacerlo a saco, y para ello necesito encontrar el tiempo. Probablemente, podría haberlo hecho antes, pero prefiero esperar y disfrutar el momento, no convertirlo en una obligación. Así que si no sale el año que viene, lo hará el siguiente… Estoy en ello”.

Camiseta y pantalón INTIMISSIMI UOMO

Fotos: danniel rojas
estilismo: jorge González
maquillaje y pelo: david deibis
agradecimientos: Ikea

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.