19/06/2021 onunla daha iyi ve sıkı partiler geçirerek sikiş gecelere akan beyaz tenli kız geceleri erkek bularak porno ikisi de başka otellere gidip seks yapmaktadırlar porno indir gittiği mekanda olduğunu bildiren bir program sayesinde bakıştığı brazzers porno kızı bulan adam onu ekleyerek derin ve uzun sikiş bir sohbetin ardından onun 18 yaşında çıtır bir azgın hd porno video kız olduğunu anlar kendisinden baya küçük yaşta olmasına rağmen çok sikiş seksi ve yetişkin olan azgınye buluşma teklifi eder sikiş birkaç kez buluştuktan sonra sevgili olurlar porno ve onu gündüzleri sürekli boş olan evine sex video çağırır 18 yaşındaki azgın kızı eve atan anal sex izle adam azgınlıktan fena halde kudurmuş

Gus Dapperton: “Me gusta verme rodeado de gente andrógina, ecléctica y con gran apertura mental”

24 julio, 2019

Dio mucho que hablar –y nosotros hablamos con él– cuando Gus Dapperton publicó su EP Yellow & Such el año pasado. No solo por su música, también por su actitud desprejuiciada y su look, abrazando –fusionando– lo nerd y lo queer, sin necesidad de ninguna etiqueta. Gus va por libre.

Acaba de publicar su primer álbum, Where Polly People Go To Read, y recientemente volvió de gira por nuestro país para presentarlo incluso antes de que viese la luz. “He estado ya un montón de veces en Europa, es muy loco, y lo curioso es que presentamos el disco allí antes de que saliera”. No es algo que le preocupara. “Nunca me creo expectativas antes de un lanzamiento. Para mí lo importante es crear música y compartirla con quien esté interesado en ella. Lo que deseo siempre es que pueda ayudar a alguien, que dé serenidad a quien la necesite”.

Así habla este joven de 21 años que tiene un aplomo sorprendente, que ha dado forma a un primer álbum que desprende una madurez quizá inesperada para alguien de su edad. Sorprende incluso a quienes solo se quedan con el hecho de que cambie de color de pelo continuamente (peor para ellos). “Yo no busco paz cuando compongo; lo que me interesa es sacar a la luz todas las emociones que llevo dentro, es importante para mi salud mental”, confiesa. Por eso se volcó en la música siendo un adolescente.

“Es importante para mi salud mental sacar las emociones que llevo dentro”

Vivía en Warwick, una pequeña ciudad del estado de Nueva York, muy conservadora, y se sentía extremadamente antisocial, porque veía que no encajaba allí. “Cuando aprendí a producir mi propia música con el ordenador, empecé a sentirme muy libre, porque podía hacer todo aquello que escuchaba en mi cabeza”, recuerda. “Más que tocar o cantar, lo que más disfruto de todo el proceso es la producción”.

Where Polly People Go To Read es un ejemplo más de cómo Dapperton, a través de canciones pop que entran a la primera, defiende una sensibilidad muy alejada de la que se le supone al macho tradicional. “No soy consciente de ello hasta que lo escucho”, dice. “Tengo claro que hago la música que quiero, y no me pongo límites. Si me siento vulnerable, lo traslado a mis letras y a mi manera de interpretar; suele ocurrirme muy a menudo. Me alegra saber que eso se transmite”.

Un ejemplo es My Favourite Fish, que ya ha sido single, y es una de las canciones que más se alejan de su estilo habitual. “Me quise acercar al r’n’b, me apetecía probar, y es una de mis canciones preferidas del álbum”. Asegura que fue a raíz de componer este disco cuando empezó a sentir que es más libre como autor. “Veo que empiezan a salir referentes de cuando era más joven. Porque de adolescente escuchaba hip-hop de la vieja escuela, hip-hop de los 90, pop de los 80…, y eso se puede ver ahora más que nunca en lo que hago”.

“Si puedo ayudar con mi música a gente muy joven que está en el proceso de descubrirse, yo feliz”

Se declara fan de Britney Spears y de todo lo que producía Timbaland en su momento de mayor gloria, de Justin Timberlake a Nelly Furtado. No parece que de momento la influencia de Britney se haya colado en lo que hace. “Supongo que no…, pero la admiro mucho”, confiesa. “No entiendo que no se la respete a estas alturas como se merece. Y que todavía haya quien considere que lo que hacía es una horterada. Ellos se lo pierden”.

Habla de artistas cuya imagen e iconografía es tan relevante como su música, y los nombra alguien que en un primer momento pensó que no quería salir ni en portadas ni en vídeos. Quería que su obra hablara por sí sola, aunque no le duró mucho esta idea. “Me di cuenta de que no podría transmitir del todo mi personalidad si no daba la cara por lo que hago. Así que comencé a involucrarme también en mis vídeos”.

Se ha tomado en serio también el acting, como demuestran clips como World Class Cinema, toda una declaración de amor al cine, en la que no faltan guiños a películas como El show de Truman o a las clásicas comedias adolescentes de los 80. Ya puestos, le preguntamos por sus géneros preferidos, que resultan ser la comedia oscura y el drama, dice. “Dos de mis películas favoritas son Escondidos en Brujas, con Colin Farrell, y Cómo ser John Malkovich, de Spike Jonze”.

Entre los artistas que más le inspiran en la actualidad no duda al nombrar a Tyler The Creator (“siempre me atrae quien hace algo distinto a los demás”). Tyler, como Dapperton, vio cómo su orientación sexual se convertía en objeto de escrutinio desde que salió a la palestra, por el hecho de apostar por una masculinidad alejada del tópico. “Comparto lo que soy en mi música, y me muestro tal y como vivo. No entiendo que todo esté compartimentado, que en las tiendas de ropa haya sección de hombre y de mujer, que los productos de maquillaje también estén diferenciados… En general, me sienta mejor la llamada ‘ropa de mujer’, y es la que llevo”. Como sucede con su música, le gusta que su manera de vestir también pueda inspirar a alguien. “Sé que me sigue gente muy joven que está en el proceso de descubrirse, y ve que en mi música está reflejado el proceso que he ido viviendo yo. Si les puedo ayudar a que vean claro que cada persona es mágica y especial, soy feliz”.

Gus Dapperton ya se ha descubierto, asegura, y por eso rezuma confianza en sí mismo, más allá del creciente éxito que está disfrutando. “He visto a mucha gente reprimida a mi alrededor a lo largo de los años, y yo no pienso ponerme límites. Ni sufrí bullying de pequeño, como algunos piensan; simplemente iba a bola, me gustaba estar solo, no salía, y mis amigos me respetaban”. Ahora asegura que sale mucho más, porque le apetece. “En la época del instituto prefería quedarme currando en mi música. Sabía que si las cosas salían bien, podría salir de fiesta con quien me apeteciera, a mi rollo, junto a amigos abiertos de mente, y no con esa gente que juzgaba a todo el mundo”.

Pues sueño cumplido. Y reflejado en el título de su álbum, Donde la gente abierta de mente se congrega, según nos explica Dapperton. “Los ‘polly people’ son personajes que empecé a dibujar en esa época del instituto, todos andróginos, eclécticos, coloridos y con una gran apertura mental. Ya visualizaba lo que quería en mi vida: verme rodeado de personas apasionadas que se lanzan de cabeza a hacer aquello que les gusta”. Pues su comunidad de ‘polly people’ de carne y hueso en torno a él no deja de crecer…

EL ÁLBUM WHERE POLLY PEOPLE GO TO READ ESTÁ EDITADO POR KOBALT/EVERLASTING.

También te gustará leer

Omar Apollo: “Estoy orgulloso de mis orígenes y de quien soy”

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.