20/11/2019

Ha fallecido Margarita Seisdedos, la madre coraje de Yurena, luchadora hasta el final

22 octubre, 2019

No me sale hacer una necrológica al uso de Margarita Seisdedos, la madre de Yurena, porque mi implicación emocional con la artista, y mi –breve pero intensa– relación con Margarita me lo impide. Margarita ha fallecido tras una larga enfermedad. La guerra contra el Alzheimer la perdió hace tiempo, pero su cuerpo permanecía batallando. Luchadora hasta el final.

Margarita Seisdedos ha sido una auténtica madre coraje, que se convirtió en una celebridad de la cultura pop – y trash– patria a su pesar. Se vino a Madrid desde Santurce en el año 2000 con su única hija, María del Mar Cuena Seisdedos, entonces Tamara, porque no fue capaz de dejarla sola. El vínculo entre madre e hija fue siempre intensísimo. Tamara buscaba la popularidad como cantante, y a la vez que empezó a lograrla comenzó un delirante culebrón televisivo alimentado por el programa Crónicas marcianas en el que también se vio envuelta, a su pesar, Margarita Seisdedos.

Capaz de defender a su hija en cualquier situación y en cualquier lugar, a toda costa –bien lo sabemos–, Seisdedos se convirtió en la sombra de su hija. Siempre la acompañaba, siempre pendiente de ella, en ocasiones incapaz de procesar todo lo que generaba Yurena –entonces Tamara–, tanto lo bueno como lo malo.

En otoño de 2000 fue cuando conocí a ambas. El dueño del sello Superego, Sergio Aguilar, recurrió a Shangay cuando buscaba una localización para el que sería el primer lanzamiento de Tamara con él, A por ti. Por aquel entonces, la sesión ‘Shangay Tea Dance’ se realizaba todos los domingos en la desaparecida sala Pasapoga de la Gran Vía madrileña, y la pusimos a su disposición. Grabó parte del clip un domingo por la tarde antes de que abriéramos, y allí estaba Margarita viendo a su hija en acción, entre emocionada y desconcertada. Porque tuvo que asimilar muchas cosas muy rápidamente.

Tamara/Yurena, siempre tan agradecida y sentida, nunca olvidó aquel detalle. Y en el maxi que publicó de A por ti, que recordemos que fue número en la lista de ventas española durante diez semanas, Alfonso Llopart, mi director, y yo nos ganamos sendos agradecimientos, para siempre inmortalizados en las ediciones físicas –hoy objetos de coleccionista muy bien valorados–.

No me libré del genio de Margarita Seisdedos, a la que le costaba pillar ciertas ironías, incluso si venían desde el cariño. Cuando Tamara fue portada de Shangay en 2001, a la madre de la artista no le parecieron bien algunas preguntas que le hice a su hija, y además de hacérmelo saber a la cara en cuanto se publicó la revista, me dejó de hablar durante un tiempo. Ella era así, de blanco o negro. No me molestó, porque seguía siendo evidente que era una leona que procuraba defender a su hija como mejor sabía. Y Tamara entonces estaba pasando de ser carne exclusivamente de Tele5 a abrirse a un público más trendy, el que adoró su álbum Superstar, y ahora Seisdedos tenía que acostumbrarse al trato con otro tipo de fans de su hija, mayoritariamente gais. Otra cultura que asimilar para ella.

Supo hacerlo, y fue adaptándose a las distintas aventuras y reencarnaciones profesionales de Tamara/Ámbar/Yurena. Incluso cuando su hija abrió un bar de Malasaña, al principio te la encontrabas allí por las noches, para lo que hiciera falta. Hasta que Yurena le hizo comprender que no era necesario, e incluso contraproducente, porque Margarita ya tenía una edad como para no estar allí, tan expuesta y tan cansada.

El Alzheimer le fue robando la salud y la conciencia, y en los últimos años Yurena ha luchado por su madre como ella lo hizo siempre por María del Mar. Con discreción, la artista ha tenido que compaginar una situación en casa complicada con sus compromisos profesionales, siempre con su mejor cara y actitud. Son esas circunstancias que te hacen admirar a una artista. Tras un mes especialmente duro, Margarita Seisdedos falleció ayer a los 91 años. Yurena no ha podido contener su dolor en las redes sociales. Y ya para la historia queda esa relación entre ellas dos, realmente icónica en nuestro universo pop. Algo que no habrá nada ni nadie que borre de nuestra memoria.

Ver esta publicación en Instagram

Hoy mi vida ha estallado por los aires en millones de pedazos imposibles de recomponer. Mi alma y mi corazón se han partido en millones de trozos. Hoy me siento morir. Mi luz, mi Estrella, mi vida, mi ángel, mi reina, mi aliento, eso has sido para mi mamá , desde que nací hasta tu último aliento. Siempre permanecerás en mi alma y en mi corazón, hasta mi último suspiro en esta vida. Nada volverá a ser igual, estoy totalmente rota, y nada podrá recomponer las piezas de mi vida. Te he querido, te quiero y te querré con toda mi alma, más que a mi propia vida, hasta el final de mis dias. Hubiera dado mi vida por salvar la tuya. Has sido la mejor mamá del mundo y estoy orgullosa de ti hasta el infinito. TE QUIERO CON LOCURA MAMÁ!!!

Una publicación compartida de Yurena (@yurena.official) el

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.