14/07/2020

Kobe Bryant inspira una campaña contra la homofobia

11 marzo, 2020
Léetelo en 2 minutos

La homofobia sigue estando muy presente en el fútbol brasileño. Tanto es así que una creencia que asocia la homosexualidad al número 24 ha originado desde hace décadas que los jugadores no quieran llevar este número en sus camisetas.

Esta convicción viene del Jogo do bicho –el juego de los animales–, una lotería popular de Brasil que representa los números mediante animales, en la cual el número 24 es un ciervo o venado. En Brasil, veado es el equivalente de ‘maricón’, y la asociación de este animal con el número 24 ha provocado que este último también se haya convertido en un insulto homofóbico.

La revista de fútbol Corner ha iniciado una serie de campañas que, a través del hashtag #PedeA24, pretenden acabar con el estigma y recuperar el número 24.

La campaña ha crecido considerablemente gracias a la participación de grandes periodistas que han apoyado la causa. Jugadores como los del club de fútbol de primera división Bahia también han querido formar parte incorporando el número 24 en sus camisetas. El propio presidente del club, Guilherme Bellintani, remitía a Reuters un comunicado diciendo que el fútbol podría ser un buen aliado para mejorar aspectos sociales: “El fútbol puede ser un canal para acentuar lo peor de nuestra sociedad, como el racismo, la agresión, la violencia y la intolerancia, pero también puede ser utilizado de diferentes maneras, para la cultura, el afecto, la sensibilidad y para mejorar las relaciones humanas. Pensamos que los clubes tienen que elegir si serán canales para el amor o para el odio. Elegimos el amor”.

Kobe Bryant fue reconocido como un poderoso aliado dentro de la comunidad LGTBI. El fallecido deportista apoyó en repetidas veces al colectivo. Además, llevó el número 24 durante los últimos años que disputó con su equipo de siempre, Los Angeles Lakers. Bryant no dejó muy claro el uso del 24 en su camiseta, pero una de las versiones más aceptadas apunta a que fue elegido como una continuidad del mítico 23 de Michael Jordan. Aun así, su implicación para visibilizar al colectivo fue fuerte. Esto lo ha convertido en uno de los jugadores “ejemplo a seguir” usado por la campaña como un referente para desmentir la creencia del número 24 y acabar de una vez con la homofobia y los estereotipos.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.