24/09/2020

Polémica por el homenaje al Orgullo de la Guardia Civil y por las banderas LGTBI en los ayuntamientos

28 junio, 2020
Léetelo en 4 minutos

En medio de la polémica por las banderas LGTBI tras la sentencia del Supremo, ahora llega otra: la del homenaje de la Guardia Civil al Orgullo, que desata la polémica. Y como no podía ser de otra manera, está abanderada por Vox.

La pregunta es, ¿a quién puede molestar que la Benemérita se sume a los miles de homenajes y guiños a la comunidad LGTBI en este día del Orgullo del 28 de junio de 2020? Y más teniendo en cuenta de que va a ser un Orgullo virtual y que todo será, precisamente, a base de gestos online como este.

Como decimos, a las pocas horas de que la Guardia Civil cambiara su perfil de Twitter para teñirse por unos días de los colores arcoíris, los aplausos no tardaron en llegar. Pero también los mensajes cargados de odio y, lo que es peor, de homofobia. Dirigentes de Vox como Macarena Olona –que está haciendo méritos para robar el trono de Rocío Monasterio– son los que usan sus redes sociales para avivarlas.

Por situaciones como estas es por las que desde Shangay no nos cansamos de decir que el Orgullo es hoy más necesario que nunca.

Hace unos años, se presentó la asociación LGTBIPOL (formada por policías nacionales, municipales y guardias civiles) para acabar con una cierta imagen homófoba que podrían tener las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y que no se correspondía con la realidad. Esa imagen es heredada del franquismo, cuando perseguían a la comunidad LGTBI amparándose en la tristemente famosa Ley de Vagos y Maleantes.

Gestos como este de ahora de la Guardia Civil son la prueba de que es así. La reacción de Vox, es la prueba de que esa España del pasado no está aún enterrada. Triste, pero cierto.

Todo eso llega en medio de otra polémica: la de la no poder exhibir banderas LGTBI tras la sentencia del Tribunal Supremo, que prohibe que en las fachadas de los edificios públicos ondeen banderas que no sean las constitucionales.

Hace unas semanas ya nos hicimos en estas mismas páginas esta pregunta: ¿Cómo afectará en este Orgullo la prohibición de banderas del Tribunal Supremo? Pues ya tenemos la respuesta: en Cádiz han tenido que retirarla del Ayuntamiento por petición, como no podía ser de otra manera, de Vox.

Algo similar ocurrió en el pueblo malagueño de Villanueva de Algaidas. Pero allí los vecinos supieron hacer de la necesidad virtud tras la denuncia de tres vecinos: si el Ayuntamiento tenía que retirar nuestra bandera, ellos decidieron llenar todos los balcones del pueblo con los colores arcoíris. Todos. La noticia ha dado la vuelta al mundo.

En Madrid, este año parece que tampoco vamos a poder ver la bandera en la fachada del Palacio de Cibeles, pues la normativa del Supremo es clara al respecto, y Vox –que ha dado sus votos para apoyar la coalición del Partido Popular y Ciudadanos– tardaría segundos en recurrir a ella para impedirlo.

Según publica Europa Press, este año no se pondrá la bandera pero se iluminará el Palacio de Cibeles con los colores del arcoíris de la bandera LGTBI durante toda la semana que dure el Orgullo.

También se va a instalar un circuito de banderolas con la campaña municipal del Orgullo desde la Puerta de Alcalá hasta Cibeles. Esta misma campaña también la veremos en marquesinas y mupis digitales por toda la ciudad durante estos días.

Volviendo a la polémica del tuit de la Guardia Civil, aquí podemos ver alguno de los mensajes de dirigentes y seguidores de Vox en las redes sociales. Ellos mismos lo dicen todo.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.