14/06/2021 onunla daha iyi ve sıkı partiler geçirerek sikiş gecelere akan beyaz tenli kız geceleri erkek bularak porno ikisi de başka otellere gidip seks yapmaktadırlar porno indir gittiği mekanda olduğunu bildiren bir program sayesinde bakıştığı brazzers porno kızı bulan adam onu ekleyerek derin ve uzun sikiş bir sohbetin ardından onun 18 yaşında çıtır bir azgın hd porno video kız olduğunu anlar kendisinden baya küçük yaşta olmasına rağmen çok sikiş seksi ve yetişkin olan azgınye buluşma teklifi eder sikiş birkaç kez buluştuktan sonra sevgili olurlar porno ve onu gündüzleri sürekli boş olan evine sex video çağırır 18 yaşındaki azgın kızı eve atan anal sex izle adam azgınlıktan fena halde kudurmuş

Rodrigo Cuevas provoca una peregrinación gay a La Zarzuela (y saca su lado travesti-zarzuelero-glam)

1 diciembre, 2020
Léetelo en 2 minutos

Tal cual suena: peregrinación gay al Teatro de La Zarzuela para ver Barbian, el espectáculo en donde el asturiano Rodrigo Cuevas saca su lado más zarzuelero, subido sus taconazos y sin soltar el abanico.

El coliseo de la calle Jovellanos se ha propuesto renovar su repertorio y lo está consiguiendo. Ahora sube a su escenario este show en el que ‘la folclórica’ asturiana (lo ha dicho él) revisa (lo que los cursis definirían como ‘revisita’) temazos de Chapí, Chueca, el maestro Guerrero, Vives o Sorozábal, por citar solo a unos pocos de los grandes de nuestro patrimonio lírico.

Rodrigo Cuevas salió al escenario y en un principio pareció que la historia del palco escénico de La Zarzuela se lo iba a comer. Daba la impresión de que no se iba a lograr romper la barrera con el patio de butacas. Normal teniendo en cuenta que presentarse en ese teatro no es moco de pavo.

Pero bastaron solo dos temas para conseguirlo. Llegó con su versión de La rosa del azafrán, del maestro Guerrero, y su Coro de las espigadoras, aquí adaptado para solista. “¡Ay ay ay! qué trabajo nos manda el Señor. Levantarse y volverse a agachar, todo el día a los aires y al sol”. Trabajo (y prueba) superado. El teatro ya era suyo.

A partir de ese momento, La del soto del parral (Soutullo/Vert), una entrañable versión de la serenata de El guitarrillo (maestro Soriano), la Jota de La bruja (Chapí), los cuplés de La gatita blanca (Giménez/Vives), el Tango de doña Virtudes de La Gran Vía (Chueca)… Todo un repaso por obras míticas del género chico y de la zarzuela grande. Un repaso muy peculiar, eso sí. Nada que ver con los recitales de zarzuela habituales de ese escenario.

Y una noche más que apuntar en el mítico teatro madrileño que, desde que levantó el telón en octubre con ese rompedor programa doble titulado Granada, no para de darnos alegrías. Y en esos momentos –parafraseando a Fangoria, otros que provocan peregrinaciones gais–, no queremos más dramas en nuestras vidas.

“Esta mañana muy tempranito, salí del pueblo con el hatillo. Y como entonces la aurora venía, yo la recibía cantando como un pajarito. Esta mañana muy tempranito…”. Pues eso, después de tanto drama, después de salir tempranito de casa para ir a currar, solo queremos zarzuelas y noches como estas. Y siempre recordando: #CulturaSegura.

También te gustará leer

Sida/VIH: así han cambiado las campañas y los mensajes en casi 40 años de lucha

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.