fbpx
06/10/2022

Un carpintero es rechazado para un puesto de trabajo: “Tienes ese problema, que eres gay”

21 mayo, 2021
Léetelo en 2 minutos

Carles Francino denunciaba hace dos días en su programa La ventana, de la Cadena Ser, un nuevo caso de discriminación homófoba en el entorno laboral, esta vez en un pueblo de Cantabria, Potes. Para que no hubiera ninguna duda, el presentador emitió la llamada de teléfono que la víctima grabó. En ella podemos escuchar, en reiteradas ocasiones, cómo el empresario rechaza a un carpintero que solicitaba un puesto de trabajo por ser gay, sin ningún tipo de miramiento.

Todo empezó cuando Carlos (nombre ficticio) se trasladaba junto con su novio desde Madrid hasta el municipio de Potes. La pareja de Carlos encontró trabajo como cocinero en un restaurante, mientras él estaba pendiente de que le contestaran a la solicitud de un empleo en un taller de carpintería.

Al principio, el dueño del taller, le dice que no encaja en el puesto. Hasta ahí todo parece normal pero, de repente, se destapa la razón por la que no le contrata: “No me encajas para trabajar, ¿vale? Tienes ese problema, que no es un problema… Lo he consultado con tus compañeros y no les apetece mucho…”. Mientras el empresario se ríe de manera nerviosa, el aspirante al puesto, confuso, le pregunta a qué se refiere con lo del problema: “¡A que eres gay! ¿Me entiendes? He tenido que preguntarle a los compañeros y, claro, vas a estar con tíos... Me vas a crear un problema“.

Carlos, anonadado, intenta justificarse: “Yo tengo mi pareja y tengo mi cabeza centrada, no sé yo…”. El jefe retrógrado intenta explicarse: “Tú tienes otros tres compañeros y les vas a incomodar… Sé que va a generar malos rollos y va a generar un problema… Me jode, pero yo, macho, ¿qué le voy a hacer? Vais a hacer muchas horas juntos y no es fácil… Les he llamado uno por uno y les he dicho, pero tenemos un problema. Estamos diez horas juntos, piensa que es a los que más vas a ver, no vas a ver a tu pareja”, insiste el dueño del taller, que debe de pensar que es un peligro que un gay ande suelto por su taller…

El carpintero, después de quedarse en blanco durante unos segundos, le pregunta: “¿Si usted estuviera contratando una mujer sería también un problema?”. El empresario le contesta poniendo en evidencia su misoginia: “Una mujer en este trabajo… no se va a dar el caso. El día que tenga que contratar a una mujer, será una mujer”. La conversación continúa con una cuestión logística: “Y luego, ¿dónde nos cambiamos? A mí no me apetece cambiarme en el vestuario”. Para terminar, advierte a Carlos de cómo sería su futuro en la empresa: “Te iban a hacer de menos o te iban a mirar de mala manera”.

Os invitamos a escuchar el audio de esta llamada homófoba tan vergonzosa, y a que compartáis el contenido.

También te gustará leer

El sueño más amargo de Blas Cantó

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.