27/09/2021 onunla daha iyi ve sıkı partiler geçirerek sikiş gecelere akan beyaz tenli kız geceleri erkek bularak porno ikisi de başka otellere gidip seks yapmaktadırlar porno indir gittiği mekanda olduğunu bildiren bir program sayesinde bakıştığı brazzers porno kızı bulan adam onu ekleyerek derin ve uzun sikiş bir sohbetin ardından onun 18 yaşında çıtır bir azgın hd porno video kız olduğunu anlar kendisinden baya küçük yaşta olmasına rağmen çok sikiş seksi ve yetişkin olan azgınye buluşma teklifi eder sikiş birkaç kez buluştuktan sonra sevgili olurlar porno ve onu gündüzleri sürekli boş olan evine sex video çağırır 18 yaşındaki azgın kızı eve atan anal sex izle adam azgınlıktan fena halde kudurmuş

Abdelá Taia: “A través de la literatura espero iluminar la vida de los jóvenes LGTB de mi país”

9 julio, 2021
Léetelo en 4 minutos

La comunidad LGTB marroquí es una de las que más fuerza y apoyo necesitan ante la inexistencia de leyes que la protejan. Abdelá Taia lo sabe muy bien, por haberlo vivido en su propia piel, y lo refleja en sus novelas, en las que denuncia la opresión y discriminación que sufren las personas LGTB en su país. La vida lenta, su último libro, recoge la vida de un homosexual marroquí que es rechazado por su raza y orientación sexual por sus propios vecinos.

El cineasta y escritor Abdelá Taia, abiertamente homosexual, vive en París desde hace veintitrés años como autoexiliado. A temprana edad dejó Salé, su ciudad natal, para convertirse en escritor y poder vivir su sexualidad con libertad. “Cuando llegué a París lo tenía muy claro. Lo más importante para mí era escribir mis novelas y encontrar un editor. En Marruecos tenía miedo a ciertas cosas, pero en París no le temía a nada, ni a las instituciones ni a la gente. Por eso empecé a contactar con editoriales sin miedo a que mis novelas fueran rechazadas”.

En sus novelas denuncia la realidad de la sociedad marroquí de la que fue testigo en su juventud. En la novela Mi Marruecos retrata el machismo y la homofobia que sufrió en su entorno más cercano, a través de flashbacks que permiten conocer un poco más de cerca al escritor. Mi Marruecos es una descripción del mundo del que venía; mi madre, mi padre, mi barrio y su pobreza, las prostitutas… No solo muestro mi experiencia, también la de los demás, y describo todo el entorno que me rodeaba. Para mí, la literatura es contar la verdad”.

Esa verdad también queda retratada en La vida lenta, una obra que expone el rechazo a los musulmanes en el contexto de los atentados yihadistas de París de 2015. Una historia dura marcada por el estigma del racismo y la inmigración, la islamofobia y la exclusión social; pero también una historia que desprende un hondo lirismo.

“El poder político marroquí no debería tenerle miedo a los jóvenes LGTB, ya que son el futuro del país”

En 2006, Taia dio uno de los pasos más importantes para su vida personal cuando salió de armario en una entrevista para un medio marroquí durante la promoción de su segunda novela en Casablanca. “Me pareció importante en aquel momento decir la verdad, como en mis novelas, pero no es algo que tuviera pensado hacer. Y cuando lo hice parecía que era el único homosexual de Marruecos. Desde entonces he seguido renovando el discurso por la realidad LGTB de mi país y por la fragilidad de sus derechos, también en Occidente”. Este acto lo convirtió en el primer intelectual marroquí en salir del armario públicamente y en todo un referente para la comunidad LGTB de su país. “A través de la literatura espero iluminar la vida de los jóvenes LGTB de mi país. Yo también me curo gracias a ellos cuando recibo mensajes diciendo que se han liberado gracias a mis libros”.

El punto de inflexión para Marruecos llegó con la Primavera Árabe cuando miles de manifestantes salieron a la calle para luchar por la libertad en unas revueltas que se extendieron por todo el Magreb. “Fue el Big Bang de la libertad de la historia de Marruecos, y siento que aún estamos viviendo sus ecos. Las redes sociales han ayudado mucho, ya que permiten que un chico gay que vive en el último pueblo de Marruecos no se sienta solo y pueda relacionarse con más personas LGTB. Pero eso no quiere decir que no haya jóvenes que siguen huyendo de Marruecos jugándose la vida para llegar a Europa”.

En 2013, la justicia marroquí condenó a una pareja homosexual a tres años de cárcel, y a dos jóvenes que fueron pillados in fraganti a cuatro meses de prisión. En 2014, seis hombres fueron encarcelados de uno a tres años por homosexualidad e incitación a la prostitución. Y en 2015, más de veinte hombres fueron detenidos y castigados por su condición sexual. Estos actos fueron recogidos como contrarios a los valores religiosos y morales del islam.

El escritor, que estuvo en Madrid para dar una conferencia en la Cinemateca Pedro Zerolo durante la semana del Orgullo, cree que “el Pride de Madrid es mucho más gay que el de París, y que las reivindicaciones LGTB deben estar presentes todo el año”. Y en este año en que el Orgullo ha tenido sobre todo un carácter reivindicativo, el Taia más activista nos deja una última reflexión: “El poder político marroquí ni quiere ceder, ni quiere que el ciudadano sea libre a través de la ley. No debería tenerle miedo a los jóvenes LGTB, ya que son el futuro del país, y tarde o temprano, les va a estallar en la cara. Aun así, tengo la esperanza de que las cosas en mi país cambien”.

Portada de la novela 'La vida lenta' de Abdelá Taia.

También te gustará leer

Marica con piel de hetero (VI): Ser gay con discapacidad o cómo lidia a diario una minoría excluida por otra

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.