25/09/2021 onunla daha iyi ve sıkı partiler geçirerek sikiş gecelere akan beyaz tenli kız geceleri erkek bularak porno ikisi de başka otellere gidip seks yapmaktadırlar porno indir gittiği mekanda olduğunu bildiren bir program sayesinde bakıştığı brazzers porno kızı bulan adam onu ekleyerek derin ve uzun sikiş bir sohbetin ardından onun 18 yaşında çıtır bir azgın hd porno video kız olduğunu anlar kendisinden baya küçük yaşta olmasına rağmen çok sikiş seksi ve yetişkin olan azgınye buluşma teklifi eder sikiş birkaç kez buluştuktan sonra sevgili olurlar porno ve onu gündüzleri sürekli boş olan evine sex video çağırır 18 yaşındaki azgın kızı eve atan anal sex izle adam azgınlıktan fena halde kudurmuş

Elena Rose: “Educar al hombre, que desgraciadamente sigue siendo muy machista, es importante”

12 julio, 2021

Elena Rose está en racha. Comenzó su carrera en la sombra, componiendo canciones para (nada menos que) Paloma MamiBecky G, Rauw Alejandro o Selena Gomez, y desde hace un año ya da la cara por su música. Nacida en Miami, donde reside, y criada entre Venezuela y Puerto Rico, su actual visibilidad le está permitiendo cumplir su sueño.

Elena Rose casi no se cree aún lo que está viviendo. “Estoy superfeliz, todavía acostumbrándome a dar la cara, porque estuve mucho tiempo en un segundo plano, en una zona de confort”, explica. “Pero al llegar la pandemia, sentí que el mundo se iba a acabar, y eso no podía pasar sin que compartiera mi música”. De modo que no deja de lanzar singles (“aún tengo muchas canciones por sacar, todas muy distintas entre sí”); los más recientes, Pimienta y Picachu.

SHANGAY ⇒ ¿En qué momento decidiste dar un paso al frente?
ELENA ROSE ⇒ Saqué mi primer single [Sandunga] en plena pandemia. Como estaba en mi casa, el cambio no fue tan brusco; no sentí esa ansiedad de pensar en que tendría que dar entrevistas, actuar en televisiones… Así que me he ido preparando tranquilamente para no hacer el ridículo [risas]. El día antes de lanzar el tema estaba supernerviosa, no sabía si estaba preparada para lo que pudiera pasar.

“De las divas con las que he trabajado, Shakira y Thalía son las que más me han inspirado. Son muy reinas”

SHANGAY ⇒ ¿Cómo puede ser que tuvieras tanta inseguridad antes de lanzarte si tu música está llena de mensajes de empoderamiento y autoafirmación?
ELENA ROSE ⇒ Porque en mis canciones siento que estoy dando consejos a la gente. Que sé que me los tengo que aplicar yo también. Muchas de las cosas que canto te las digo a ti, pero a la vez me las recuerdo y me sirve para reforzarlas.

SHANGAY ⇒ ¿Qué sensación te provocaba ver que canciones que habías compuesto tú triunfaban en las voces de Becky G o Rauw Alejandro?
ELENA ROSE ⇒ Una sensación muy loca. Porque empecé a componer para otros sin querer, pero queriendo a la vez. Llevé mi proyecto como solista a Sony hace dos años y me dijeron “¿eres mujer y compones?”, y me ofrecieron empezar a escribir para otra gente. Me enamoró la experiencia. Ir a comer a un sitio con mi mamá y que suene una canción que he escrito yo, pero que nadie me reconozca, es amazing [risas]. Una vez das el paso adelante te das cuenta de la responsabilidad tan grande que lleva ser artista. Y muchas de esas cosas me las ha enseñado la gente con la que he trabajado.

SHANGAY ⇒ ¿Qué divas te han impresionado más de las que has conocido hasta ahora?
ELENA ROSE ⇒ Las que más, Shakira y Thalía. Porque son muy reinas. ¿Sabes lo que más me gusta ver en una mujer? Su trayectoria. Todas tenemos una luz con la que brillamos, pero cuando ves una sabiduría, una fortaleza y unas raíces muy ancladas en la tierra, es muy inspirador como mujer. Ver que después de tantos años siguen ahí, firmes, es maravilloso.

“Necesitas cultivar el amor propio antes de exigirle amor a otra persona”

SHANGAY ⇒ A mucha gente le sigue sorprendido que una mujer pueda hablar con naturalidad de la masturbación, como haces en La ducha
ELENA ROSE ⇒ Es que yo soy de las que les dicen a sus amigas y amigos “dime lo que estás pensando, sin filtros, porque no te voy a juzgar”. Mi mamá es terapeuta, y me ha ayudado mucho a poder expresarme con libertad, sin juzgarme a mí misma. No entendía por qué a mis amigas les daba vergüenza hablar de que se masturban, mientras que a mis amigos hombres les faltaba sacársela y enseñármela.

Cuando me dijeron que una canción así iba a ser too much fue cuando decidí que iba a publicarla [risas]. Porque para mí ha sido muy liberador ponerme en esa tesitura; es importante entender que, antes que nada, tengo que conocerme a mí misma, tocarme, sentirme. Necesitas cultivar el amor propio antes de exigirle amor a otra persona. Y educar al hombre de mi cultura, que sigue siendo, desgraciadamente, muy machista, también es importante.

SHANGAY ⇒ Ahora que sé que también buscas mejorar como persona a través de tus canciones, se entiende mejor un tema como No voy a cambiar, donde además refuerzas un mensaje de bodypositivismo
ELENA ROSE ⇒ Esa canción es una pataleta. La primera que escribí exclusivamente para mí. En la que planteo muchos “¿pero por qué?”. No puede ser que vernos en el espejo por la mañana de una manera u otra pueda dictar si vamos a tener un buen día o no. Yo soy la primera consciente de que es algo que hay que trabajarlo, para cambiar esa creencia. Porque he salido con modelos que parecían tallados por los dioses, y después de tener una conversación con ellos solo pensaba en huir corriendo [risas].

Me gusta ver que mucha gente estamos ya manteniendo esa conversación y dándonos cuenta de que un físico concreto no te asegura la felicidad. Yo he descubierto que las personas flacas, o altas, también sufren, que es algo que antes veía imposible. Todos tenemos inseguridades, evidentemente. Y me encanta verme feliz como soy, enfocándome en lo que tengo dentro.

SHANGAY ⇒ ¿Por eso en el vídeo de Pimienta decidiste salir casi desnuda?
ELENA ROSE ⇒ La pataleta del año, mi amor. Fue el primer vídeo que grabé sin mi mamá presente, que es mi guía en muchos aspectos. Cuando lo vio me dijo que no entendía nada. Le expliqué que necesitaba verme así en la pantalla, porque ese es mi cuerpo. Es una canción que compuse tras una ruptura, al salir de una relación tortuosa, y quería que él también me viera tal y como me muestro.

La empecé a componer en Los Ángeles con Julia Michaels, una de mis compositoras favoritas. Estábamos escribiendo un montón de canciones para Selena Gomez y de repente salió una melodía, que no me la sacaba de la cabeza. Hablando con mi mejor amigo, Ernesto, que vive en Venezuela, le conté todo lo que me estaba pasando con ese chico, que además es artista (algún día lo contaré todo), y nos pusimos a componer juntos. Todas las personas que colaboraron en el tema, que terminé un año después, se identificaban con lo que cuento en él.

SHANGAY ⇒ ¿Es el abrigo arcoíris que sacas en el vídeo de No voy a cambiar un guiño explícito a la comunidad LGTBI?
ELENA ROSE ⇒ Absolutamente. Uno de mis hermanos salió del armario siendo muy joven, y en mi casa es algo que siempre se ha vivido con normalidad. Soy defensora de la justicia y la libertad, y la comunidad LGTBI es muy importante para mí. Porque yo también defiendo la importancia de amar libremente. Y me hacen sentir tan amada y aceptada que me siento parte de ella. Ojalá yo pudiera ser en el mercado latino lo que Lady Gaga es para ellos a nivel mundial [risas].

También te gustará leer

'Cuestión de ambiente': Madrid ya era muy gay hace un siglo

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.