06/12/2021 onunla daha iyi ve sıkı partiler geçirerek sikiş gecelere akan beyaz tenli kız geceleri erkek bularak porno ikisi de başka otellere gidip seks yapmaktadırlar porno indir gittiği mekanda olduğunu bildiren bir program sayesinde bakıştığı brazzers porno kızı bulan adam onu ekleyerek derin ve uzun sikiş bir sohbetin ardından onun 18 yaşında çıtır bir azgın hd porno video kız olduğunu anlar kendisinden baya küçük yaşta olmasına rağmen çok sikiş seksi ve yetişkin olan azgınye buluşma teklifi eder sikiş birkaç kez buluştuktan sonra sevgili olurlar porno ve onu gündüzleri sürekli boş olan evine sex video çağırır 18 yaşındaki azgın kızı eve atan anal sex izle adam azgınlıktan fena halde kudurmuş

‘La tabernera del puerto’, lección de teatro con alto voltaje canoro y musical en La Zarzuela

22 noviembre, 2021
Léetelo en 3 minutos

Vuelve al Teatro de la Zarzuela el soberbio montaje de Mario Gas de La tabernera del puerto, título emblemático del repertorio de zarzuela grande. Un clásico del maestro Sorozábal estrenado en 1936, meses antes de la Guerra Civil, ahora revisado en esta magnífica producción de 2018 que casi no se pudo ver debido a la huelga para protestar por la fusión entre el Teatro Real y el Teatro de La Zarzuela. Este noviembre de 2021, otra huelga (en esta ocasión, de los trabajadores del INAEM) ha vuelto a provocar la cancelación de muchas funciones de La tabernera del puerto, entre ellas, el estreno previsto para el pasado día 19.

Finalmente, consiguió levantar el telón, y los aficionados deberían luchar contra los elementos para conseguir alguna de las pocas localidades que quedan a la venta, una vez reubicados los abonados. Alto nivel musical y canoro es lo que podemos escuchar en el escenario –al menos, en el primero de los dos repartos– y en el foso de La Zarzuela, donde el maestro asturiano Óliver Díaz da una lección magistral con esta maravillosa partitura de lo que podría ser verismo a la española.

Siempre tendemos a justificar calificando con un “parece que es…” (añadir aquí lo que proceda) cualquiera de los grandes títulos de nuestro patrimonio lírico. Desde “parece que es una partitura wagneriana” hasta “es música de Debussy”, podemos leer en muchas de las críticas de estas obras. Algo que supone un desprecio a nuestros creadores, como si los estilos artísticos de cada época no hubiesen traspasado entonces fronteras ‘contagiando’ partituras en todos los países, no solo con las obras españolas. Hablemos claro: este título del realismo español es una zarzuela en toda regla, con las señas de identidad que definen el género perfectamente marcadas, y con una soberbia partitura del maestro donostiarra.

María José Moreno es una espléndida Mariola, la tabernera. En la imagen con el actor-cantante Ángel Ruiz (Ripalda) y la soprano Ruth González (Abel) [fotos: Javier del real]

Por partes. A nivel musical ya hemos dicho que Óliver Díaz saca un gran partido a la Orquesta de la Comunidad de Madrid, titular del Teatro de La Zarzuela. Antonio Fauró no se queda atrás con el coro de la casa. En el primero de los repartos, María José Moreno crea una Marola (la tabernera) de antología, y no es nada fácil hacerlo con este complicado papel, en el que tiene que darlo todo tanto como cantante (arias tan conocidas como En un país de fábula no permiten otra cosa) como interpretativo. El resto el elenco está al mismo nivel. El Juan de Eguía de Damián del Castillo, el Leandro de Antonio Gandía, el Simpson de Rubén Amoretti, como roles principales. Vicky Peña crea una Antigua rotunda, como ya hiciera en 2018, y Ángel Ruiz vuelve a ser Ripalda. El segundo de los repartos promete las mismas alegrías

A nivel teatral, Mario Gas –con la ayuda de la imponente escenografía de Ezio Frigerio, magistralmente iluminada por Vinicio Cheli– da también una lección escénica. Es lo que tiene nuestra zarzuela: por más que nos empeñemos en rebautizarla con apellidos de ilustres músicos europeos, tiene que ser muy potente en la escena, con una dirección de actores como la que vemos en este montaje de La tabernera del puerto. El vestuario de Franca Squarciapino es el ‘pequeño gran detalle’ que remata una noche de perfecto teatro y gran altura musical. “No puede ser” –como se dice en una de las romanzas de esta obra– que sigamos sin reconocer la grandeza de nuestro patrimonio cultural.

Arriba, la soprano María José Moreno (Mariola, la tabernera) con el tenor Antonio Gandía (Leandro el marinero); abajo, el barítono Damián del Castillo (en el papel de Juan de Eguía), con María José Moreno.

También te gustará leer

Juliane Stolzenbach se convertirá en princesa (y con ella muchos más); habrá que estar atentos

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.