22/01/2022 onunla daha iyi ve sıkı partiler geçirerek sikiş gecelere akan beyaz tenli kız geceleri erkek bularak porno ikisi de başka otellere gidip seks yapmaktadırlar porno indir gittiği mekanda olduğunu bildiren bir program sayesinde bakıştığı brazzers porno kızı bulan adam onu ekleyerek derin ve uzun sikiş bir sohbetin ardından onun 18 yaşında çıtır bir azgın hd porno video kız olduğunu anlar kendisinden baya küçük yaşta olmasına rağmen çok sikiş seksi ve yetişkin olan azgınye buluşma teklifi eder sikiş birkaç kez buluştuktan sonra sevgili olurlar porno ve onu gündüzleri sürekli boş olan evine sex video çağırır 18 yaşındaki azgın kızı eve atan anal sex izle adam azgınlıktan fena halde kudurmuş

Carta de amor de María Forqué a Verónica Forqué: “Tu energía está más presente que nunca”

23 diciembre, 2021
Léetelo en 2 minutos

María Forqué ha querido compartir en Shangay sus sensaciones tras la muerte de su madre, la gran actriz Verónica Forqué, el pasado 13 de diciembre. A ella le dedica una sentida y emocionante carta de amor.

Es sabido por todos que Verónica Forqué y María Forqué tenían una relación muy especial. Madre e hija, ambas artistas, se entendían a la perfección. Y María ha podido comprobar el enorme cariño con el que todo el mundo ha despedido a una actriz única, la gran Verónica Forqué, cuya sonrisa nos acompañará siempre.

Cuando le propusimos a María que escribiera un texto recordando a su madre –incluido también en nuestro Anuario 2021, en donde le rendimos tributo–, no lo dudó un segundo. Y se lo agradecemos enormemente. Sus reconfortantes palabras puedes leerlas a continuación. Porque nadie mejor que su hija para hablar de Verónica Forqué, y permitirnos conocer cómo se encuentra y qué mensaje quiere lanzar al mundo y, cómo no, a su madre.

Relacionado

“Mi madre vino a dar luz. No se ha ido, solo está en otra habitación. No tiene cuerpo, pero su energía está más presente que nunca, porque ahora es omnipresente. Cuando necesito un abrazo se lo pido, tú puedes hacerlo también. El ser humano es muy limitado y tiende a creer solo lo que ve, pero no solo se ve con los ojos. Tenemos discapacidad para ver a de otras maneras, aunque eso no significa que no haya más.

Ilustración: Iván Soldo

Hay muchas cosas que existen y no vemos; mi madre es una de ellas. De nuevo, debo recordar que ella vino a dar luz. Ya no se veía capaz de darla como ser humano en la Tierra y decidió irse a un plano más elevado, y no material, para seguir con su misión de llenarnos de luz. Hay que respetar su decisión: a ella lo que le gustaba era ayudar, y aquí su misión había acabado. La siento ocupada ayudando a mucha gente ahora mismo, porque es un ángel. Aun así, está en cualquier momento que la llamo, ya que yo soy su máxima protegida; aun así, está para todes.

“Hay que respetar su decisión: aquí su misión había acabado”

Ella me enseñó que la muerte no existe, que la reencarnación sí; que el cuerpo humano es solo eso, un cuerpo, que transporta lo que realmente somos y viaja infinitamente por el universo. La muerte es un nacimiento a la siguiente fase, no es el fin. Tenemos que cambiar esta manera triste y negativa de ver la muerte en Occidente, porque es irreal y nos hace sufrir. Y el suicidio también está muy estigmatizado por la influencia de la Iglesia. ¿Por qué alguien no puede acabar con su vida, si es suya? Quién mejor que uno mismo para decidir que no quiere seguir más en este juego e irse al siguiente. Tengamos respeto.

Lo que hay que observar es la vergüenza asociada a la salud mental; hay que normalizarla como normalizamos tener un constipado. Si se esconden los problemas mentales no se pueden solucionar. ¡Cómo no vamos a tener problemas mentales en esta sociedad de consumismo, llena de gente arisca y egoísta! Sería antinatural.

En cualquier caso, el momento de mi madre había llegado: su misión aquí había terminado, el círculo se había cerrado. La muerte es un nacimiento; sustituye la pena por alegría, la que yo siento porque mi madre ahora está contigo, conmigo, con nosotres.

Ha vuelto a nacer en un nuevo estado donde es feliz y su luz es infinita, más grande que en la Tierra. Su potencial está ahora al cien por cien; nos cuida, nos guía y nos sana. Lo material (el cuerpo) empieza y se acaba, pero lo inmaterial (el alma) es infinito, es energía. Te quiero infinito, mamá. ¡Qué envidia que ya sepas qué hay después de la muerte terrenal! Te siento, y nos vemos pronto, en la siguiente etapa, porque la vida dura un segundo”.


Guía LGTBI+ Comunidad de Madrid

Relacionado

También te gustará leer

Descubre tu horóscopo gay esta Navidad

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.