fbpx
17/05/2022 onunla daha iyi ve sıkı partiler geçirerek sikiş gecelere akan beyaz tenli kız geceleri erkek bularak porno ikisi de başka otellere gidip seks yapmaktadırlar porno indir gittiği mekanda olduğunu bildiren bir program sayesinde bakıştığı brazzers porno kızı bulan adam onu ekleyerek derin ve uzun sikiş bir sohbetin ardından onun 18 yaşında çıtır bir azgın hd porno video kız olduğunu anlar kendisinden baya küçük yaşta olmasına rağmen çok sikiş seksi ve yetişkin olan azgınye buluşma teklifi eder sikiş birkaç kez buluştuktan sonra sevgili olurlar porno ve onu gündüzleri sürekli boş olan evine sex video çağırır 18 yaşındaki azgın kızı eve atan anal sex izle adam azgınlıktan fena halde kudurmuş

Crítica. El musical ‘Kinky Boots’ levanta de su butaca hasta al espectador más reticente

5 mayo, 2022
Léetelo en 2 minutos

El divertido musical Kinky Boots ha regresado al Teatro Calderón en Madrid y merece la pena disfrutarlo, tal y como refleja esta crítica.

Las comedias musicales son sinónimo de alegría, y la reacción del público al asistir a Kinky Boots en el Teatro Calderón, en Madrid, sin duda lo demuestra.

Cuando estás entre una audiencia que aplaude a rabiar y se pone en pie al acabar el show, es sinónimo de que funciona. Y lo hace porque una serie de profesionales han confiado y apuestan su tiempo, energía e ilusión en ella.

Relacionado

Kinky Boots lleva en las grandes carteleras internacionales desde hace diez años, avalada por prestigiosos premios, pero la aventura de montarla renace en cada nuevo proyecto, porque una obra como esta requiere de una serie de circunstancias para no caer en el fiasco.

El teatro musical se parece al cine por el importante papel de los productores, pero no hay que olvidar a sus artistas, que son los que le dan nueva vida. Dirigida por Ricky Pashkus, el interesante libreto de Harvey Fierstein y la excelente partitura de Cindy Lauper toman una nueva existencia en donde no faltan guiños madrileños y anécdotas de la más rabiosa actualidad.

Estéticamente no se trata de un montaje de los que te quitan el hipo, brilla dentro de su sencillez, y eso lo hace más humano. Esta historia de la reinvención de una zapatería en un sueño para drag queens se basa fundamentalmente en su elenco. Un grupo de artistas de lo más diverso, en donde el glamour se funde con la diversidad y la sencillez; parece que cualquier hijo de vecino puede actuar en un musical, dejando de lado la estética de tíos buenos y mujeres cañón.

Donde se ha acertado sin duda es en los papeles protagonistas. Con una pequeña, pero importante participación de la simpática Angy Fernández, que sirve de catalizador a la gran historia que se cuenta. A Daniel Diges le ha tocado el papel de galán soñador, y a Tiago Barbosa, el de la sofisticada drag Lola. Lo que une a estos dos papeles es su particular dramaturgia, que les hace partir de lugares opuestos para llegar a sitios comunes.

Ambos están muy bien a lo largo de la obra, sus voces son sobresalientes y su convicción en el personaje te hace creer en ellos desde el principio. Pero brillan de manera particular cuando te cuentan (y cantan) sus problemas más íntimos.

Los mejores momentos del show están protagonizados por los grupos, destacando de forma espectacular los números musicales de las drag queens, bien producidos y muy bien bailados. El combate de boxeo es otra joya, con su técnica de slow motion y la perfecta sincronización del conjunto.

Como todo musical que se precie, necesita un gran número final, y este lo tiene: el desfile en Milán, que saca a escena los restos de todo el reparto y consigue levantar de la butaca hasta al más reticente.

⭐⭐⭐⭐⭐

FOTOS: NACHO CAREAGA

KINKY BOOTS, DE HARVEY FIERSTEIN Y CINDY LAUPER, DIRIGIDO POR RICKY PASHKUS, SE REPRESENTA EN EL TEATRO CALDERÓN (ATOCHA, 18 · MADRID) HASTA EL 12 DE JUNIO

Relacionado

También te gustará leer

¿Documentales o publirreportajes encubiertos? La duda está servida

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.