08/04/2020

Angy Fernández: “Estoy intentando sacar de mi interior toda esa mierda que nos impone la sociedad”

5 octubre, 2019

Angy Fernández está en racha. A sus 29 años recién cumplidos, continúa encarnando a Susana Romero en La llamada, y cuando acaba de terminar su participación en la serie Amar es para siempre debuta en el Centro Dramático Nacional con la obra Hombres que escriben en habitaciones pequeñas. Una aventura que de pequeña tiene poco.

Hombres que escriben en habitaciones pequeñas, con texto de Antonio Rojano y dirección de Víctor Conde, es una comedia nada convencional que habla de la superación individual o colectiva del miedo, a través de la historia el secuestro de un novelista de poco éxito por tres mujeres pertenecientes a un movimiento revolucionario. En ella, Angy Fernández comparte reparto con Cristina Alarcón, Esperanza Elipe y Secun de la Rosa. En plenos ensayos, charlamos con una Angy realmente ilusionada con esta nueva experiencia profesional para ella que, sin duda, supondrá un antes y un después en su carrera.

SHANGAY ⇒ ¿Qué pensaste cuando te propusieron debutar en el CDN?
ANGY FERNÁNDEZ ⇒ Como llevo muchos años, me planteé dejar La llamada para aceptar este proyecto, porque aunque sigo disfrutando, necesito crecer. Al final puedo compaginarlas, así que fui a por ello. Porque La llamada es una oda a la libertad que me viene muy bien. Javi Calvo siempre se ríe de mí; nos conocemos desde los dieciséis años, y me dice: “Tú no eres nada ‘lo hacemos y ya vemos’, suerte que eso está dentro de ti aunque tú no lo sepas” [risas]. Así que ahora, con que tenga un rato libre por las tardes para poder estar con mis perros, yo feliz.

“Entiendo que en la música no me haya ido bien”

SHANGAY ⇒ Estás muy centrada en la interpretación…
ANGY FERNÁNDEZ ⇒ En la música no me he encontrado. El primer disco lo hice con diecisiete años, a toda pastilla, con canciones que no eran mías. El segundo ya ni lo defendí bien, y no funcionó. No me lo creía, no había nada escrito por mí, en esa época no estaba muy bien, no me sentía segura… y me superó. Me sentía menos que otros artistas, me comparaba continuamente, y así no se llega a ninguna parte. Entiendo que en la música no me haya ido bien.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo has ido cogiendo seguridad en ti misma?
ANGY FERNÁNDEZ ⇒ Yendo a la psicóloga [risas]. Y así estoy intentando sacar de mi interior toda esa mierda que nos impone la sociedad y la que me echo yo a mí misma: “No me han cogido en este casting porque no soy guapa”, “A ese no me han llamado porque no valgo”… Estoy haciendo un trabajo importante, y por eso son temas de los que se debe hablar en voz alta.

SHANGAY ⇒ ¿Ser famosa ha sido una meta para ti en algún momento?
ANGY FERNÁNDEZ ⇒ No, lo fui sin querer. Primero hice Factor X, después me llamaron para Física o Química, me proponen participar en la primera edición de Tu cara me suena… He tenido la suerte de participar en proyectos que han ido muy bien, y quizá no supe aprovechar lo que me proporcionaron, pero es que no estaba mentalmente preparada para lo que me trajo. Lo disfrutaba tanto como lo sufría, porque ya estaba Twitter y ciertos comentarios me afectaban mucho…

Ahora estoy aquí, en el Centro Dramático Nacional, una oportunidad que igual hace unos años, cuando estaba en la tele, y en programas como los que yo hice, no me habría surgido. Me alegra que ya no haya ese tipo de prejuicios.

SHANGAY ⇒ ¿Te impresionó el primer día que llegaste al teatro María Guerrero a ensayar?
ANGY FERNÁNDEZ ⇒ Me hizo gracia comprobar, una vez más, una cosa que me pasa mucho. Que voy a una sala a ver una función, y al cabo del tiempo me llaman para trabajar en ella… Me pasó con Hoy no me puedo levantar; vine a la sala de la Princesa del María Guerrero a ver Metálica, y de repente me llamaron para ofrecerme este proyecto. Es una sala pequeña y voy a tener al público muy cerca, así que estoy cagá, pero muy contenta; hay mucho amor en este equipo, y eso se agradece mucho.

SHANGAY ⇒ Es una de esas obras de las que no resulta fácil resumir el argumento…
ANGY FERNÁNDEZ ⇒ Es una locura. Imagínate: somos tres tías que trabajamos en el CNI (¡yo funcionaria del CNI!), y mi jefa tiene un plan trazado del que yo no me entero mucho. Secun [de la Rosa] interpreta a un escritor al que no le va bien, que ha inspirado ese plan secreto a partir de una de sus obras. A partir de ahí, surgen temas muy actuales, a raíz de ese plan del que no puedo contar nada. Sí que habla de cuestiones como que para que las cosas funcionen todos debemos ir a una, y eso es muy aplicable en la vida.

“Busco contribuir a generar un debate, porque muchos padecemos ansiedad y depresión, y hay que normalizarlo”

SHANGAY ⇒ Está muy bien plantear lo importante que es el trabajo en equipo para conseguir avances, algo aplicable a cualquier comunidad…
ANGY FERNÁNDEZ ⇒ Sí, porque parece que se avanza en todos los sentidos pero luego ves que no siempre es así. Me alegra ver que la mujeres artistas cada vez nos apoyamos más entre nosotras. Y por ejemplo, en la comunidad LGTB, no entiendo cuando veo a gente del propio colectivo que critica a otros, en lugar de buscar que todo el mundo esté unido. Tenemos que estar todos a una, igual que los heteros tenemos que estar con vosotros, nunca al revés.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo es la relación con tus redes sociales?
ANGY FERNÁNDEZ ⇒ Mejor cuanto menos expuesta estoy, porque la gente te escribe sobre todo con cariño… y nadie te saca ninguna declaración de contexto. Procuro no meterme en temas de política, por ejemplo; sé en lo que creo y ya. Bueno, obviamente, digo: “¿Vox? ¿Esto qué es?”. Y no tengo ningún problema en mostrarme en contra de la tauromaquia, porque no puedo entender que los toreros estén considerados artistas. El traje es bonito, pero eso de matar animales, no. Y tengo tantos haters que tienen en el perfil la banderita de España…

SHANGAY ⇒ Recientemente utilizaste tus redes para hablar de la depresión que has sufrido con absoluta naturalidad…
ANGY FERNÁNDEZ ⇒ Y aparecieron haters que me decían lo que hice para buscar fama. Lo último que buscaría es intentar ganar dinero con eso. Yo busco contribuir a generar un debate que no resulte amarillista, porque muchos padecemos ansiedad y depresión, y hay que normalizarlo. No nos puede dar vergüenza hablar de ello; al menos, a mí no me da. Mi madre, la pobre, sufría porque tenía miedo de que, si lo contaba, tuviera problemas para encontrar trabajo.

¿Cuántos actores y actrices no habrán tenido depresión? Yo tendré mis días de mierda, pero he salido adelante, y también hay días en los que soy muy feliz. Y fuera, Lady Gaga o Miley Cyrus han hablado de sus experiencias. Se habla de ello, se supera y se pasa a otra cosa. Por eso me parece tan importante la educación relacionada con la inteligencia emocional, para todos.

FOTOS: MIGUEL ÁNGEL FERNÁNDEZ

LA OBRA HOMBRES QUE ESCRIBEN EN HABITACIONES PEQUEÑAS SE PUEDE VER DEL 9 DE OCTUBRE AL 17 DE NOVIEMBRE EN LA SALA DE LA PRINCESA DEL TEATRO MARÍA GUERRERO (C/TAMAYO Y BAUS, 4 · MADRID) DEL CENTRO DRAMÁTICO NACIONAL

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.