María del Monte: "No considero que haya salido del armario. Si hubiese estado toda la vida asfixiada, sería un despojo humano"

Hablamos con María del Monte, una de las protagonistas indiscutibles dentro de la comunidad LGTBIQ+ este año, tras su salida pública del armario el pasado Orgullo en Sevilla.

María del Monte: "No considero que haya salido del armario. Si hubiese estado toda la vida asfixiada, sería un despojo humano"
Agustín Gómez Cascales

Agustín Gómez Cascales

He viajado en limusina con Mariah, he tomado el té con Beyoncé, he salido de fiesta con J.Lo y he pinchado con RuPaul. ¿Qué será lo próximo?

7 diciembre, 2022
Se lee en 8 minutos

Temas: , , ,

María del Monte se convirtió en la estrella del pasado Orgullo al hablar abiertamente en el de Sevilla, del que fue pregonera, sobre su orientación sexual y, por primera vez, mostrarse abiertamente como parte del colectivo.

Lo hizo con una naturalidad y una contundencia que sorprendió a muchos, y fue la desmesurada reacción a sus palabras lo que le sorprendió a ella, según nos cuenta.

María del Monte aceptó encantada formar parte de este anuario y protagonizar este reportaje. Apenas ha hablado en medios desde el pasado junio, y no será por falta de ofertas, según nos cuenta nada más llegar al hotel Alfonso XIII de Sevilla, donde se produjo este encuentro.

A la vez regia y muy cercana, durante la sesión de fotos no dejó de mostrar su sentido del humor. Esa cercanía que le hace empatizar con personas de todo tipo de generaciones («me sorprende la cantidad de gente muy joven que me sigue y me muestra su cariño») es, sin duda, la clave de su facilidad para conectar con el público.

María del Monte tiene muy claro, y firme, el mensaje que quiere transmitir con su comentada salida pública del armario. Quiere que se vea como un acto de normalidad, piensa seguir luchando por que se vea lo que hizo como algo “normal”. Es la palabra – junto con “libertad”– que más repetirá durante nuestra charla.

«Mi vida privada no tiene precio. Esta entrevista la hago gratis; en otros medios sería distinto»

María es la primera en admitir lo que ha sido 2022 para ella: “Un año especial. Venía de tiempos feos [debido a la muerte de dos hermanos y de su madre], y eso te hace ver el día nublado como si fuese soleado. Y el soleado, ya ni te cuento. Gracias a Dios, este año ha habido muchos días con sol”. En ningún caso podía imaginar que le depararía momentos tan únicos que compartir (“mira tú, no soy futuróloga”, dice entre risas), pero sí confiaba en que no sería tan “horrendo” como fueron los dos anteriores. “Siempre lo he dicho: a mi vida las cosas llegan porque sí, ni las busco ni me las propongo. Y han llegado muchas buenas, afortunadamente”.

María del Monte: "No considero que haya salido del armario. Si hubiese estado toda la vida asfixiada, sería un despojo humano"

En abril llegó su primer disco en 14 años, Todo vuelve, que quiso grabar para ir retomando cierta actividad. “No fue más que un querer salir del sofá, como una terapia”. Estaba atravesando una etapa complicada, en la que no le apetecía ni salir a la calle, por más que sus amigos le propusieran planes. “Fui consciente de que algo me estaba pasando, así que busqué ayuda profesional. Y me refugié en la música, que siempre me ha servido de bálsamo. Llamé a mi equipo, con el que llevo trabajando 30 años, les dije que quería grabar un nuevo disco… y han estado a mi lado como leones”. Y considera mágico el haber ido saliendo del pozo en el que se hallaba a través de su música. “Poder expresarme cantando ha sido siempre la bomba”, afirma.

«El día del pregón del Orgullo en Sevilla fue inolvidable para mí”

Apenas unas semanas después de su lanzamiento, llegó otra bomba: el anuncio de que María del Monte iba a ser la pregonera del Orgullo LGTBIQ+ de su Sevilla del alma el 23 de junio. Pocos días antes, acapara todos los focos en un desfile que Dior organizó allí, y flipó. “Parecía que solo hubiese ido yo, a juzgar por la de fotos que me hicieron”, bromea. Ella quizá no era consciente, pero la expectación era ya máxima. María lo vivió de otra manera, según lo recuerda. “Del ayuntamiento me preguntaron qué había preparado para decir, y la realidad es que no había pensado nada. Me subí al escenario sin saber qué iba a decir, tal cual. Solo sabía de lo que quería hablar”.

María del Monte: "No considero que haya salido del armario. Si hubiese estado toda la vida asfixiada, sería un despojo humano"

En su cabeza, tres pilares fundamentales iban a cimentar su discurso: “El amor, el respeto y la libertad. Pero hubo detonantes que me hicieron hablar con el corazón, como más me gusta hacerlo”. Cuando llegó a la abarrotada, y expectante, Alameda de Hércules, dos hechos la emocionaron. “Al subir al escenario, me impresionó el silencio sepulcral que se creó. Y hubo una imagen que me enorgulleció y me indignó a la vez”. Se explica: “Había un matrimonio con su hijo, y este le dio un piquito a su novio. Sentí que los padres estaban allí para apoyarle, y en ese instante pensé: ‘¿de verdad hay que pedir permiso pa’ quererse? ¿En pleno 2022?”.

Comenzó su pregón, y el resto es historia. Su salida pública del armario y la confirmación de que tiene una pareja estable desde hace más de dos décadas, Inmaculada Casal (con la que se ha casado recientemente) se convirtieron en noticia viral. “No dije nada que no se supiera”, asegura. Pero nunca lo habíamos escuchado de su boca. “Lo verbalicé, sí, pero nunca he engañado a nadie, ni se me ha visto hacer alardes innecesarios de otras maneras. Si a raíz de ese día han salido tantas fotografías de las dos es porque hemos hecho siempre nuestra vida”.

Sí se dio cuenta en aquel momento de la importancia (“y no tendría que ser así”) de visibilizarse en público. “Por eso te decía que me indigné. Pero a la vez me sentí orgullosa al ver a aquellos padres encantados con su hijo. Lo importante era que estaban con él. Y lo fundamental es que todos los que estábamos allí somos personas”. El morbo en torno a su orientación sexual y sus relaciones sentimentales siempre ha rodeado a María del Monte, y confirma ser consciente de ello. “Pero nunca había sentido la necesidad de decir nada. Mi entorno, mi familia, mis amigos…, casi todo el mundo lo sabía. Es verdad que ese día entendí que hay personas que tienen la necesidad de decirlo y no se atreven. Pues ahí quedó”, dice entre risas.

Pues fue decirlo y el público se volvió loco, y todavía más cuando habló abiertamente de su pareja y la invitó, si a ella le apetecía, a subirse al escenario. Suponemos que cuando lo hizo, el subidón de adrenalina debió ser increíble. “Ni dije su nombre en ningún momento, porque su libertad empieza donde acaba la mía, ni la forcé a nada. De hecho, dije que la iba a querer igual apareciera o no”, recuerda. “Cuando subió todo el mundo a bailar la vi allí; éramos dos canguros venga a dar botes. La alegría y la euforia, al igual que la pena, son contagiosos, y todos los que estábamos allí nos contagiamos. Sin duda, fue un día inolvidable para mí”.

María del Monte: "No considero que haya salido del armario. Si hubiese estado toda la vida asfixiada, sería un despojo humano"

¿Y cómo fue la conversación en casa cuando Inma y ella llegaron a casa esa noche después de todo el subidón? “No hablamos de eso, porque no le di mayor importancia. Mi sorpresa llegó cuando miré el móvil… ¡y vi como 2.500 mensajes! Lo que tuvimos muy claro es que queremos seguir siendo dueñas de nuestras vidas, y llevarlas como hasta ahora. Después de 23 años juntas, ¿qué me vas a contar?”.

«Tenemos que verbalizar ciertas cosas porque hay personas de la comunidad que todavía están muy reprimidas»

En su caso, afirma que nunca necesitó referentes LGTBIQ+ cuando crecía, algo que suele ayudar a las personas de la comunidad para no sentirse solas. “No los necesité, porque siempre he hecho mi vida con naturalidad y normalidad. Por eso no considero que este año haya salido del armario. Si hubiese estado toda la vida asfixiada, a día de hoy sería un despojo humano, pero he tenido mucha suerte en ese sentido”. Cuando afirma que ni siquiera en la adolescencia su orientación sexual le causó problemas, confirmamos que, desde luego, fue muy afortunada. “Cuando dicen que he dado el paso ahora porque falta mi madre… De entrada, que la nombren para eso me molesta. Y segundo, eso no es cierto, porque mi madre vivía con nosotras, así que, verás tú…”.

María del Monte se reafirma en el nulo impacto que los rumores han tenido en su manera de vivir. “Pero sí es verdad que tenemos la necesidad de verbalizar ciertas cosas porque hay personas de la comunidad que todavía están muy reprimidas”. Y se muestra optimista de cara al futuro. “Hubo quien vivió una época en que, lamentablemente, a las personas se las fusilaba por ser homosexuales, no era un miedo infundado. Por eso muchos padres que aceptaban a sus hijos, con la boca chiquita les decían ‘no digas nada’. Ahora viene una generación que convive con todo tipo de sexualidades y de familias, y eso es maravilloso”.

María del Monte: "No considero que haya salido del armario. Si hubiese estado toda la vida asfixiada, sería un despojo humano"

Dos semanas después de acaparar titulares por su pregón, María presentaba la primera retransmisión en directo de la manifestación del Orgullo LGTBIQ+ de Madrid realizada por TVE. “Me sentí orgullosa de estar allí, y me impresionó todo lo que vi. Cada persona expresa su homosexualidad como le da la gana, y todas merecen el mismo respeto”.

Lo que está claro es que en el universo musical en donde se mueve, el de la llamada canción española, se pueden contar con los dedos de una mano los referentes LGTBIQ+ que se muestran con esa naturalidad que ella tanto celebra. “¿Sí?”, afirma en tono curioso. “Pues mira, no hay regla sin excepción”.

Recientemente supimos que se había casado con Inmaculada. «Pues sí. Pero vamos, que la boda no ha sido ahora. De eso no voy a hablar, y no he sido yo quien lo ha hecho público. Lo del día del orgullo fue un acto público, y aquí estoy hablando tan tranquilamente. Pero lo que no hago público… Mi vida privada no tiene precio. Esta entrevista la hago gratis; en otros medios sería distinto. Si yo no puedo comprar un día de vida, ¿cómo lo iba a vender? ¿Estaré loca? Puede, pero así soy libre; me veo con derecho a decir ‘esto no’. Desde el minuto cero decidí coger ese camino, y me he sentido siempre bien tratada, no me puedo quejar. Pero sigo poniendo candados donde hay que ponerlos».

 

Confiesa que más de una vez le han ofrecido suculentas cantidades de dinero por hablar de su intimidad, «y no solo ahora, hace muchos años también». Pero siempre lo ha tenido muy claro: «no quiero ser prisionera ni siquiera de mi profesión, ni de un reportaje». Sorprende que afirme que no se siente más observada desde aquel inolvidable día de junio en Sevilla. «Sí noto que el cariño que recibo es incluso mayor que antes. Yo, que soy muy de mirar a los ojos, siento que la gente me mira a mí con ternurita, y eso te llega por dentro«.

FOTOS SALVA MUSTÉ
MAQUILLAJE FABIANA SUÁREZ
PELO MARTÍN ROJAS
ESTILISMO @TRITRI_MANTONES
VÍDEO PABLO CARRASCO DE JUANAS

Shangay Nº 564
Portada de la revista Anuario 2023
  • Junio 2024
Shangay Voyager Nº 39
Portada de la revista Shangay Voyager 39
Anuario 2023
Portada de la revista Anuario 2023
  • Diciembre 2023