The Last of Us: la historia de amor gay que nadie se esperaba

La tercera entrega de la serie 'The Last of Us' sorprendía con una de las historias de amor más conmovedoras y tiernas jamás contadas.

The Last of Us: la historia de amor gay que nadie se esperaba
1 febrero, 2023
Se lee en 3 minutos

Temas: , ,

The Last of Us denota un gran cariño por el videojuego original, tal y como ya se ha podido ver en los dos primeros capítulos de la serie, que ha tenido unos valores de producción inigualables además de una gran atención al detalle. Sin embargo, es este tercer episodio el que refleja la intención de la serie de ampliar contenido que no vimos en el videojuego.

A lo largo de más de una hora, este episodio ha contado una historia que muchos ya consideran el mejor capítulo del año. Al desviarse completamente de lo que se conocía por el videojuego de PlayStation, la serie de HBO plasma una historia de romance que brinda esperanza en medio del Apocalipsis.

The Last of Us: la historia de amor gay que nadie se esperaba

El tercer capítulo, Mucho mucho tiempo, comienza siguiendo a nuestros protagonistas, Joel y Ellie. Deben recorrer un largo camino después de la explosión con la que acabó el segundo episodio. Parecía que se iba a presentar la oportunidad perfecta para ver como los protagonistas comenzaban a conocerse mejor y reducir las fricciones entre ellos. Sin embargo, Craig Mazin, guionista y showrunner, sorprendió al público cuando puso el foco en Bill, personaje que ya fue mencionado al principio de la serie como un contacto de Tess y Joel.

El capítulo nos lleva de vuelta a 2003, cuando estalló la pandemia de cordyceps que asoló al mundo. De repente nos encontramos en un sótano secreto en la casa de Bill, interpretado por Nick Offerman. Se presenta a Bill como la persona mejor preparada para el Apocalipsis y, a diferencia de lo indicado por FEDRA, decide quedarse en su pueblo y establecer un refugio contra los infectados y el mundo.

La vida de Bill se vuelve de lo más rutinaria hasta que un día, un hombre llamado Frank, interpretado por Murray Bartlett, cae en una de sus trampas. Al principio, Bill se muestra reacio a ayudar a Frank, sin embargo no puede evitar brindarle ayuda y ofrecerle asilo aunque sea por unas horas. Lo que ninguno de los dos esperaba, y el público tampoco, es que acabaran por estrechar un vinculo romántico, que el episodio muestra a lo largo de los años. Así, este episodio consigue mostrar una de las mejores historias de amor, en este remanso de paz alejado de la realidad que se vive fuera.

Tanto Mazin como Neil Druckmann deciden descartar la historia de los videojuegos, donde nunca se llega a ver a Frank con vida y solo se podía indagar en su historia a través de un par de notas. En esas notas, además, se revelaba su intención de huir a Boston y dejar a Bill atrás. Los creadores cambian esto por completo y han mejorado la historia en todos los sentidos. Recorren las dos décadas que han pasado desde que estalló la pandemia hasta la actualidad de la mano de estos dos personajes, que aún siendo opuestos, se complementan perfectamente.The Last of Us: la historia de amor gay que nadie se esperaba

En un vídeo tras las cámaras, Mazin reconoce que había visto el capítulo «200 veces y todavía me hace llorar». Por otro lado, Druckmann exponía la idea detrás del capítulo: «En cada episodio hay una reflexión sobre adónde te puede llevar el amor. Y este muestra la versión inocente y pura. La belleza que nos puede dar el amor«. El codirector del videojuego también explicaba en una entrevista cómo surgió este cambio en la historia: «Craig tenía ideas muy locas sobre lo que teníamos que hacer con estos dos personajes. En cuánto las presentó, me enamoré. Era simplemente precioso, sentí que era un cambio que merecía la pena por lo que nos iba a aportar«.

Y es que la historia de Bill y Frank es conmovedora. Dos extraños que se conocen en la peor de las situaciones, pero cada uno le aporta algo al otro. Bill le ofrece a Frank la amabilidad que se había perdido por culpa de la pandemia de cordyceps. Frank se convierte en la primera experiencia romántica y sexual de Bill. A lo largo de los años, vemos cómo Bill toma la misión de proteger a Frank del mundo, mientras que Frank intenta convertir su refugio en un hogar. El director del episodio, Peter Hoar, cayó rendido ante la idea de esta historia de amor: «Han vivido el mejor Apocalipsis entre todos los personajes. Han pasado veinte buenos años el uno con el otro. Han tenido un lugar seguro o relativamente seguro. ¡Han tenido fresas! Es una hermosa historia sobre la esperanza«.

The Last of Us: la historia de amor gay que nadie se esperaba

 

Y es que el verdadero valor de este capítulo radica en que, a pesar de ese trágico final, nos muestra que hay un margen para encontrar el amor hasta en un mundo que se hunde. Druckmann afirma que este episodio «muestra la felicidad y el dolor inherentes al amor. Y aunque Bill muere y en el videojuego no, es un final feliz porque ha llevado una vida completa». En las palabras del personaje de Frank, ese último acto de amor que realiza Bill porque sin Frank en el mundo no le queda nada por lo que vivir, es «objetivamente romántico».

Mientras todos estaban secándose las lágrimas por una de las historias más conmovedoras, Druckmann acudía a Twitter. Después de ver lo que había provocado el capítulo, recordaba que este solo era el tercer episodio y que todavía quedaban unas cuantas curvas emocionales por delante, más todavía ahora que se ha renovado para una segunda temporada. El creador de la serie publicó en Twitter: «¿Por qué está llorando todo el mundo? ¡Este era el episodio feliz!«.

Shangay Nº 562
Portada de la revista Anuario 2023
  • Abril 2024
Shangay Voyager Nº 37
Portada de la revista Shangay Voyager 37
Anuario 2023
Portada de la revista Anuario 2023
  • Diciembre 2023