15 momentos icónicos de Lady Gaga por sus 15 años de carrera

Celebramos el 15 aniversario musical de Lady Gaga haciendo un repaso a su carrera con estos 15 hitos que marcaron su trayectoria profesional.

Lady Gaga aniversario
Lady Gaga aniversario
David Pallarés

David Pallarés

Con siete años vi a Madonna besarse con Britney Spears en la tele y desde entonces mi vida cambió.

18 agosto, 2023
Se lee en 11 minutos

Temas: , , ,

Han pasado 15 años desde que Lady Gaga publicara su primer álbum The Fame. Desde entonces, la que fuera el bicho raro de la música consiguió convertirse, canción tras canción, en la legendaria estrella que es hoy. Cantante, compositora, actriz, activista LGTBIQ+, modelo, bailarina y productora, Stefanni Joanne Angelina Germanotta es una de las mayores artistas de nuestra era, que ha conseguido logros tan célebres como el premio Oscar, trece premios Grammy, dos Globos de Oro, diez Billboard o dieciocho premios MTV, además de los millones de discos y singles vendidos que tiene a sus espaldas.

Este 19 de agosto cumplirá 15 años de carrera en la industria y su legado es incuestionable. Por eso, queremos celebrar este aniversario con algunos de los momentos más icónicos de su trayectoria y que la llevaron hasta la cima. Uno por cada año.

1. The Fame: El nacimiento de Lady Gaga (2008)

Aterrizó en la industria musical como si de un alienígena se tratara. Tenía 21 años, una peluca rubia platino, un dólar y muchas ganas de comerse el mundo. Para muchos Lady Gaga era tan solo una friki, una petarda que no llegaría más lejos de su primera canción. Su peluca con forma de lazo, sus gafas con pantalla y su disco stick la acompañaban allá donde fuera. Intentó actuar en todos los lugares posibles, incluso en Fama, ¡a bailar!, quería que todos la conocieran, que todos recordaran su nombre: Lady Gaga.

La rarita del pop irrumpió en la escena con el recelo de los demás, que la miraban con medias sonrisas y sin tomársela demasiado en serio. Acompañada por su mítico cuerpo de baile, algunos siguen bailando para ella, y de la House Of Gaga, el equipo creativo inspirado en The Factory de Andy Warhol que la seguía a todas partes para crear las performances, los looks y los videoclips más innovadores del momento.

2. Paparazzi en los MTV Video Music Awards (2009)

Just DancePoker Face ya eran números 1, The Fame acababa de vender millones de copias y Lady Gaga estaba en el punto de mira. Como buena artista pop y fan de los más grandes, Gaga sabía que una oportunidad en los MTV Video Music Awards no se podía desperdiciar. En una gala turbulenta con momentos incómodos como los que protagonizaron Taylor Swift y Kaney West, Lady Gaga supo llevar todos los focos hacia su persona. Fue la noche de Paparazzi.

Vestida con un impoluto vestido blanco y con una escenografía cuidada al milímetro, Lady Gaga interpretó el último single de su álbum debut. Una crítica hacia los medios de comunicación y la fama que llevó al extremo durante la performance. Ante la atónita mirada del público, la intérprete empezó a sangrar como por arte de magia. La audiencia, consternada, no supo durante un primer momento si aquello era real o un truco. Ella, por el contrario, palpó la sangre y la restregó por su cara mientras seguía cantando. Acababa de cambiar las reglas del juego.

3. El vestido de carne (2010)

Durante toda la década de los 2000, muchos de los artistas vestían con pantalones vaqueros. La moda no era parte del show, la música urbana predominaba y el estilo callejero reinaba sobre el escenario. Lady Gaga llegó para cambiar eso. Tras su apoteosis en los VMAs de 2009, la gala del 2010 vivió un cambio radical. De pronto, todos los invitados empezaron a jugar con su ropa, atreviéndose con looks más creativos y llevando la moda a otro nivel. Lady Gaga era la gran favorita de la noche gracias a su Bad Romance y el mega éxito que estaba viviendo con The Fame Monster, por lo que la expectación era total.

Así pues, irrumpió en el escenario con un vestido hecho a partir de carne cruda. Nadie daba crédito de lo que veía, ni de lo que estaba haciendo aquella loca de 23 años. Le pidió a Cher que le aguantara el bolso de carne y recogió el premio más importante de la noche, el de Mejor video del año. Además de cantar un adelanto del que sería su siguiente proyecto: Born this way.

4. Born this way y el «huevo» de los Grammy (2011)

Todos hablaban de ella y conocían su nombre. Lady Gaga estaba cambiando las reglas del juego al que se apuntaron el resto de artistas del momento. Katy Perry, Nicki Minaj, Kesha, incluso algunas muy consagradas como Beyoncé y Britney Spears cambiaron el rumbo hacia la música dance, los videoclips cinematográficos y las apariciones performáticas. Apenas dos meses después del vestido de carne, Lady Gaga volvió a aparecer en una gala de premios, concretamente en los Grammy de 2011. Lo hizo en el interior de un huevo, o «envase» como le gustaba llamar a ella, y recorrió la alfombra roja dentro de él. Sus bailarines la dejaron sobre el escenario y entonces salió, vestida de látex y simulando un renacimiento para cantar su nuevo número 1, Born this way. Una nueva era acababa de empezar, la más especial y simbólica de su carrera.

5. Fame, el perfume (2012)

Después de un 2011 lleno de éxitos y logros, la maquinaria de Lady Gaga parecía empezar a desgastarse. La artista estaba en todas partes y la gente se cansaba de las locuras y rarezas que se le ocurrían para cada nueva aparición. En 2012, en plena gira de Born this way, con rumores de una posible cancelación por sus problemas de cadera, y las no tan buenas cifras de los últimos singles, Lady Gaga lanzó su primer perfume FameUn regreso al concepto de la fama que explotó en sus dos primeros discos.

El perfume fue un éxito en ventas entre sus little monsters, aunque el resto de público lo miraba con recelo: ¿un líquido negro hecho a partir de sangre, sudor y semen? Los rumores no eran del todo ciertos, pero la artista y sus seguidores preferían sacrificar un poco la realidad a favor de la fantasía.

6. La Venus de Lady Gaga (2013)

Las críticas estaban servidas y gran parte del público se estaba cansando de la fórmula Gaga. Tras cancelar la gira de Born this way por una operación de cadera, la cantante regresó en agosto de 2013 con el anuncio de una nueva era: ARTPOPApplause sería el primer sencillo de su cuarto disco y las redes sociales estallaron en una guerra mundial entre los fans de Lady Gaga y los de Katy Perry, que lanzaba su Roar el mismo día que la otra.

Una batalla campal que terminó en los MTV Video Music Awards de 2013 y que la neoyorquina se encargó de abrir reencarnada en la mismísima Venus de Botticelli.

7. Bang Bang y su incursión al jazz (2014)

Había que hacer un lavado de imagen. La gente se había cansado de la estrafalaria Lady Gaga y gran parte del público ya no se la tomaba en serio. Por eso, la artista tuvo que reinventarse y demostrar que además de ser una gran performer, también era una estupenda cantante y músico. Se alió con el legendario Tony Bennett y lanzaron un disco de jazz que recibiría los elogios de la crítica y la industria. La artista compaginó su gira de ARTPOP y su lado más Gaga, con Cheek To Cheek y su faceta más Lady.

8. American Horror Story: Hotel, la niña quiere ser actriz (2015)

En este cambio de rumbo para conseguir el prestigio y la validación de la crítica y el público general, Lady Gaga decidió volver a intentar uno de sus sueños frustrados: la interpretación. De la mano de Ryan Murphy, la diva se convirtió en la Condesa, una sexy y glamurosa vampiresa que protagonizó la quinta temporada de American Horror Story y que le valió su primer Globo de Oro, (no olvidemos el incómodo momento que vivió con Leonardo DiCaprio en la gala).

La serie sirvió como pistoletazo de salida a una fructífera carrera como actriz que la ha llevado a tener a numerosas alegrías.

9. El tributo a su ídolo: David Bowie (2016)

El tributo de Lady Gaga a David Bowie en 2016 fue una memorable despedida a una leyenda de la música. Gaga había expresado en numerosas ocasiones la admiración que tenía hacia Bowie, además de la gran fuente de inspiración que había sido para ella. Por eso fue todo un momentazo que fuera la encargada de rendirle homenaje al icono pop tras su fallecimiento.

Una presentación que dejó sin aliento a todos los presentes y a millones de espectadores alrededor del mundo, Lady Gaga supo honrar de manera extraordinaria la memoria y el legado del genio musical. La actuación contó con looks inspirados en los del propio Bowie, con el pelo rojo y el rayo con el que la diva también se dio a conocer. La emotividad alcanzó su punto máximo cuando Gaga interpretó Heroes mientras las imágenes de David Bowie se proyectaban en el fondo del escenario. Un momento de profunda conexión entre ambos artistas.

Lady Gaga tributo David Bowie

10. La Super Bowl (2017)

El 5 de febrero de 2017, millones de personas de todo el mundo sintonizaron sus televisores para presenciar la actuación del medio tiempo más esperada del año. Lady Gaga se lanzó al estadio, literalmente, para hacer un homenaje a su propia carreraPoker Face, Just Dance, Telephone, Born This Way, Million Reasons Bad Romance, entre otras canciones, sonaron durante la Super Bowl de Lady Gaga, una de las más vistas de la historia.

Desde el momento en que hizo su entrada triunfal, descendiendo desde el tejado del estadio, hasta su interpretación energética de sus mayores éxitos, la cantante demostró una vez más por qué es una de las artistas más talentosas y versátiles de nuestra generación. No solo fue un concierto, sino un evento que definió la grandeza y el carácter inspirador de la estrella del pop.

11. A Star Is Born, realmente ha nacido una estrella (2018)

La película dirigida por Bradley Cooper supuso un antes y un después en la carrera de Lady Gaga. El público general, que estaba cansado de la faceta más estrafalaria de la artista, llenó los cines y escuchó sin parar los temas que ella misma había compuesto para la película. Shallow se convirtió en el mayor éxito de su carrera y la gente que antes le tenía manía empezaba a tomársela en serio. Desde el lanzamiento del film, Gaga recibió los elogios de críticos y fanáticos por su interpretación.

Por no hablar de la química que había entre ambos protagonistas y que llevaron hasta el máximo en cada aparición pública que hacían, ya fuera en entrevistas o en alfombras rojas. Algo que hizo que el éxito de la cinta se multiplicara aún más.

12. El premio Oscar (2019)

Estaba en todas las apuestas. A Star Is Born era una de las películas del año y Shallow sonaba por todas partes. Y aunque Lady Gaga no ganara por su nominación a mejor actriz, hizo que todos la recordaran a ella y su premio Oscar a Mejor Canción, además de su icónica actuación junto a Bradley Cooper que hizo palpitar todos los corazones por su encanto y química, (todos menos el de Irina Shayk, la novia de Cooper en ese momento). Una noche de lo más especial que convirtió a Lady Gaga en una artista consagrada, querida y admirada.

13. Chromatica y Rain On Me en los VMAs (2020)

La pandemia de 2020 supuso todo un desastre para la industria del entretenimiento. Dua Lipa, Kylie Minogue y Katy Perry, entre otras muchas, tuvieron que adaptar sus lanzamientos musicales a la «nueva normalidad» que estábamos viviendo. Lady Gaga fue una de esas afectadas y su álbum Chromatica tuvo que sobrevivir a esa realidad. Rain On Me, su exitosa colaboración con Ariana Grande, fue lanzada en plena cuarentena y nos puso a todos a bailar bajo la lluvia imaginaria de nuestras casas.

La improvisada gala de los VMAs de 2020, en la que Gaga cantó los tres singles del disco y actuó en directo con Ariana Grande, supuso un perfecto resumen y un broche para una era truncada por la pandemia. Nos quedamos con las mascarillas futuristas con las que nos deleitó la diva durante aquella noche.

Lady Gaga y Ariana Grande

14.  La investidura de Joe Biden (2021)

Lady Gaga siempre se ha mostrado activa en la política. Su lado más activista la ha llevado a trabajar mano a mano con dirigentes del gobierno y ser una de las caras más visibles durante la campaña de Hillary Clinton, además de ser uno de los azotes de Donald Trump durante su presidencia. Por eso no fue de extrañar verla durante la investidura de Joe Biden cantando el himno de Estados Unidos. Este mismo año, el presidente estadounidense nombró a Gaga copresidenta del Comité de Artes y Humanidades.

15. Hold my hand al desnudo (2022)

En plena gira mundial de Chromatica, Gaga fue la encargada de poner banda sonora a la exitosa secuela de Top Gun: Maverick, la película de Tom Cruise para la que la artista compuso Hold my hand. Una balada un poco heterosexual que nos dio uno de los momentos más especiales de su carrera. Totalmente al natural, sin maquillaje, mostrando las imperfecciones de su piel, con una camiseta y el pantalón vaquero que ella mismo destruyó en 2008, Stefani cantó una versión en acústico del tema.

No se llevó el Oscar por la canción pero nos regaló uno de los momentazos de la noche y que quedaran en el recuerdo de todos aquellos que lo vimos en directo.

Este 2023 la cantante ha rodado la secuela de Joker, en la que encarna a la mismísima Harley Quinn. Un papel que ya ha dado que hablar después de que se filtraran algunas imágenes del rodaje. ¿Será el personaje que le regale su ansiado Oscar a Mejor Actriz? De momento habrá que esperar para verla en la gran pantalla, al igual que tampoco hay rumores de nueva música cercana. Nos tendremos que conformar con sus vídeos en TikTok intentando desesperadamente vendernos su maquillaje.

Por estas 15 razones y muchas más, ¡larga vida a Lady Gaga!

Shangay Nº 564
Portada de la revista Anuario 2023
  • Junio 2024
Shangay Voyager Nº 38
Portada de la revista Shangay Voyager 38
Anuario 2023
Portada de la revista Anuario 2023
  • Diciembre 2023