Javier Calvo y Javier Ambrossi: “Juntos hacemos un director”

Cuenta atrás para el estreno de ‘La llamada’, el éxito teatral que promete serlo también en cines. Debut en la dirección de Javier Calvo y Javier Ambrossi, los polifacéticos artistas que acaban de anunciar su participación en ‘OT 2017’. Y es que son una caja de sorpresas.

 


Javier Calvo (izda.) y Javier Ambrossi, el equipo perfecto. 
Javier Calvo lleva: Camiseta SAMOSE / Pantalón ANTONY MORATO
Javier Ambrossi lleva: Polo FRED PERRY / Pantalón ANTONY MORATO

 

Hay actos de fe que te cambian la vida. Y ejercicios de amor compartido que al mostrarlos al mundo pueden cambiar la de muchas personas. Que se lo digan si no a Javier Calvo y Javier Ambrossi, desde hace tiempo ‘los Javis’, y a los muchos fans del musical La llamada, desde hace mucho ‘llamaders’, que surgieron de las primigenias funciones de la obra en el hall del teatro Lara de Madrid. Allí se estrenó, casi de tapadillo, esta función que sorprendió a todos no solo por su original mezcla de géneros, también por el amor que desprendía. El público, poco –por cuestión de aforo– y entregado, se empapó de él. Y comenzó el fenómeno.

Cuando la obra sigue llenando el Lara los fines de semana –ahora sí, en la sala principal del teatro– y provoca auténticas peregrinaciones de fieles, que en muchos casos la ven una y otra vez, como si no hubiera un mañana o fuera a desaparecer de cartel –improbable–, llega a la gran pantalla su versión cinematográfica. Para ver, más grande y enriquecida, la historia de sus cuatro protagonistas: María (Macarena García), una joven en crisis vital que sospecha que Dios se le aparece y quiere decirle algo cuando le canta canciones de Whitney Houston; Susana (Anna Castillo), su pizpireta amiga, con muchas inquietudes emocionales, dispuesta a llevar hasta el final el lema de ambas, ‘Lo hacemos y ya vemos’; Milagros (Belén Cuesta), una joven monja que no tiene claro si servir a los demás incondicionalmente es realmente su vocación; y Bernarda (Gracia Olayo), veterana sierva de Dios que nota que necesita reciclaje. A ellas, y a muchos más, de Richard Collins-Moore (Dios, nada menos) a los músicos involucrados en el proyecto, La llamada les ha cambiado la vida, de una manera u otra.

SHANGAY ⇒ ¿Qué sentís al ver que por fin se estrena La llamada en cines?
JAVIER AMBROSSI
⇒ Es una peli tan especial que da vértigo enseñarla. Nos preguntamos todo el rato: “¿Nos ha salido bien?”.
JAVIER CALVO ⇒ Porque es algo nuevo, una película que mezcla fantasía con ironía con musical con humor con drama... Son muchas cosas.
JAVIER AMBROSSI ⇒ Nos propusimos fluir, sin pensar en lo que funciona en el teatro, o si tal o cual chiste tiene que estar. Así hemos visto que unas escenas han quedado más divertidas, otras más emocionantes, otras más locas...

SHANGAY ⇒ ¿Es La llamada un reflejo de lo que sois vosotros?
AL UNÍSONO
⇒ Sí.
JAVIER AMBROSSI ⇒ Para bien y para mal.
JAVIER CALVO ⇒ Y reflejo del momento en que estábamos cuando la hicimos. La siguiente película será distinta, y la siguiente, pero en todas se nos verá detrás. Aunque [la serie] Paquita Salas y La llamada son muy diferentes, en realidad se ve que son de la misma familia, a nivel estético, a nivel de tono..., a todos los niveles.
JAVIER AMBROSSI ⇒ Porque hablan de lo mismo, de la búsqueda de tu lugar en el mundo. Ahora ya, cuando nos sentamos a escribir, empezamos a ir por otro lado. Ojalá podamos contar siempre algo de nosotros mismos.
JAVIER CALVO ⇒ Porque es muy importante que de lo que hables te esté moviendo a ti en ese momento. Creo que se nota que la película era muy importante para todos los que la estábamos haciendo. Eso la hace muy especial.


“La película habla de mujeres encerradas en campañas de madera, en un campamento vacío, en verano. Tiene una cosa como de western” (Javier Calvo)


SHANGAY ⇒ ¿Cuál fue vuestro mayor miedo cuando os sentasteis a escribir la primera versión del guion?
JAVIER CALVO
⇒ Que quedase demasiado teatral...
JAVIER AMBROSSI ⇒ Y que no traicionara el espíritu de la obra ni se perdieran cosas que nos encantan, pensando en los fans y toda la gente que la conoce.
JAVIER CALVO ⇒ Tampoco queríamos incorporar cosas nuevas porque sí. Teníamos un texto que funciona y una estructura sencilla que es un valor en sí misma.
JAVIER AMBROSSI ⇒ Estamos muy orgullosos de la adaptación. Fue difícil encontrar un tono nuevo, distinto al del teatro, pero que combinase igual comedia, drama y musical. Porque el guion lo hemos escrito cuatro años después. La obra, cuando la miramos ahora, la vemos como una carta de amor al momento más bonito de nuestras vidas. Ahora queríamos plasmar qué sentimos nosotros ahora ante los conflictos de los personajes. Por eso quizá nos ha quedado un pelín más melancólica.
JAVIER CALVO ⇒ Y supone una despedida para todos de esta historia, tanto para las actrices como para nosotros.
JAVIER AMBROSSI ⇒ Aunque la obra continúa en cartel en Madrid, con un reparto fantástico. A partir de ahora, el espectador podrá ir al teatro, y sentir unas cosas al verla, e ir al cine al día siguiente, y descubrir cosas distintas.

 

SHANGAY ⇒ Hay situaciones nuevas y personajes que no están en la función. ¿Con qué intención?
JAVIER AMBROSSI
⇒ Queríamos mostrar lo que en el teatro no se ve.
JAVIER CALVO ⇒ Todo lo que hemos añadido son cosas superfestivas: la aparición de Henry Mendez, la secuencia en un discotecón, el cameo de Soy una pringada...
JAVIER AMBROSSI ⇒ La contratamos justo antes de su boom. Y están los personajes de Yanice, Carlos, Joseba..., de los que se habla en la obra, y ahora la gente los va a conocer. A mí como fan me ha hecho mucha ilusión descubrirlos.

SHANGAY ⇒ ¿Por qué quisisteis que Leiva compusiera un tema original para la película?
JAVIER CALVO
⇒ Porque somos muy fans. De adolescente escuchaba a Pereza a todas horas, y ahora tenemos una relación personal con él. Nos parece el mejor músico en activo.
JAVIER AMBROSSI ⇒ Y cuando nos escribimos nos ponemos siempre su música para inspirarnos.
JAVIER CALVO ⇒ Tiene justo el tono que buscábamos. Es pop, potente, pero con un punto nostálgico. Porque la película habla de mujeres encerradas en campañas de madera, en un campamento vacío, en verano. Tiene una cosa como de western, y su canción suena justo en un momento de mucha emoción, muy tierno, mítico. Su música tiene todo eso.


“¡Por el patriarcado Liberace, por el homopatriarcado!” (Javier Ambrossi)


SHANGAY ⇒ Siempre surge esta curiosidad cuando son dos los directores de un proyecto, ¿cómo os repartíais el trabajo?
JAVIER CALVO
⇒ Trabajamos muy al 50/50. Pero si te fijas en nuestras personalidades, es como si Javi fuese Alaska y yo Mario [risas]. Él es más reflexivo, va más a la lógico, y yo soy más festivo. A lo mejor él se iba con Maca a trabajar la emoción y yo me iba con Belén y nos hacíamos unas risas.
JAVIER AMBROSSI ⇒ A mí no me importaba estar en un segundo plano, escuchar, y cuando todo estaba decidido, decía “creo que esto no funciona”. Javi es más explosivo.
JAVIER CALVO ⇒ Siempre dice de mí que soy un poco como Rain Man... Que se me ocurren cosas y que no sé por qué creo que deben ser como las pienso. Él me las ordena, busca justificaciones.
JAVIER AMBROSSI ⇒ Juntos hacemos un director.

SHANGAY ⇒ ¿Habéis tenido muchas broncas?
JAVIER AMBROSSI
⇒ Sí. El día antes de empezar el rodaje directamente le tiré un vaso en casa, no podía con la tensión y exploté, como una persona loca.
JAVIER CALVO ⇒ Cuando estás en pareja y trabajando en un proyecto juntos, pagas las tensiones todo el rato con el otro.
JAVIER AMBROSSI ⇒ Nos conocemos desde hace ocho años, y no puede ni soltar un suspiro sin que me moleste. Porque empiezo “¿qué pasa? ¿tienes ansiedad? ¿te agobia algo?” [risas]. Y es que lo compartimos todo, la familia, los amigos, la gente del teatro...
JAVIER CALVO ⇒ Es una relación intensita, y eso que somos muy tranquilos los dos. Pero en el rodaje, con los problemas, nos poníamos como locas.


“Si te fijas en nuestras personalidades, es como si Javi fuese Alaska y yo Mario” (Javier Calvo)



Jersey DSQUARED2

 

SHANGAY ⇒ El mensaje de autoafirmación de La llamada, ese ‘lo hacemos y ya vemos’, es fundamental tanto en la obra como en la película. ¿Lo tuvisteis muy claro desde el momento en que nació el proyecto?
JAVIER CALVO
⇒ Sí. Aunque ha evolucionado un poco. Cuando escribimos la obra queríamos que fuese un grito para mostrar nuestra manera de ver el mundo, una reacción frente a la industria a partir del trabajo que teníamos. Éramos actores y veíamos que, irremediablemente, la corriente nos llevaba hacia no ser nosotros mismos, para intentar encajar en un tipo de modelo y de series en las que solo entras si eres de una determinada manera. Nos veíamos anulando lo que nos hacía únicos para intentar entrar en una determinada serie, que encima ni nos gustaba.
JAVIER AMBROSSI ⇒ La llamada se convirtió en nuestra manera de decirle a la gente que puedes encontrar tu sitio siendo tú mismo, y lo mejor lo que tienes que hacer es escribir tú mismo tus propios proyectos, o esperar tu momento, o evolucionar. Desde que ha llegado la era youtuber, ya no hay que pedir permiso a las grandes empresas para sacar un vídeo o hablar de lo que te apetezca.
JAVIER CALVO ⇒ Yo me vi sentado en el despacho de un representante muy conocido que me dijo: “Tienes que cortarte el pelo, ir un poco menos llamativo a las premieres y no llevar las uñas pintadas de negro. La gente no tiene que saber nada de lo que eres, debe creer que eres una persona neutra que puede encajar en cualquier proyecto”.
JAVIER AMBROSSI ⇒ Te lo dijo con buena intención, pero me parece una gran falta de respeto. ¡Qué tristeza, una persona neutra!
JAVIER CALVO ⇒ Algo no va bien en el mundo si las personas con poder le dan ese tipo de consejo a las personas que tienen que cambiar la cultura de este país. Y me vi con la obligación de lanzar el mensaje contrario.
JAVIER AMBROSSI ⇒ Yo he ido con mucho miedo a un casting como actor por mi pluma. Y eso que me parece que tampoco es que llame la atención en ese sentido, ni en el contrario. De hecho, si tengo tanta tensión acumulada en los hombros es por todas las experiencias que he vivido así. Voy a una sesión de fotos y noto esa tensión en mi postura; aún me cuesta ser como soy.
JAVIER CALVO ⇒ Ahora que hemos empezado a crecer en este mundillo y ya no somos independientes, me empiezo a encontrar otra vez con atisbos de eso que vivimos antes. Y me veo metiéndome de nuevo en ese lío de pensar “tengo que gustar a los demás”. Pienso en mandar la película a un festival concreto y digo “ay, no soy lo suficientemente intenso”... O nos dicen “esto tenéis que venderlo de esta manera determinada para guste a todo el mundo”, ¡y no! ¡Vamos a hacer lo que queramos!
JAVIER AMBROSSI ⇒ Ir creciendo dentro de esta industria es difícil... Lo curioso es que desde que te pasó eso hasta que empezamos a escribir la obra, las cosas empezaron a cambiar. Se valora mucho más la personalidad, las empresas de los grandes representantes se han ido cayendo, nuestro mundillo se ha ido haciendo más familiar y cercano. Por suerte, nosotros con La llamada, en teatro y cine, y Paquita Salas, en televisión, hemos hecho lo que hemos querido, sin que nadie nos dijera nada, y ojalá podamos seguir trabajando así.
JAVIER CALVO ⇒ Eso tiene todo que ver con ‘lo hacemos y ya vemos’. Y quienes no conozcan la obra deben saber que la película no habla de religión, sino de ese momento en la vida en que te das cuenta de que hay un sitio para ti siendo tú mismo.

¿Por qué han aceptado participar en OT 17? ¿Volverán a actuar ante las cámaras? ¿Habrá pronto nueva temporada de Paquita Salas? Sigue leyendo

Página 1 de 2