26/05/2018

Ricardo Gómez: “No me planteo trabajar con desidia”

12 marzo, 2018
92

Jersey ORIGINAL PENGUIN

La familiaridad que despierta en todos nosotros Ricardo Gómez es, de primeras, un arma de doble filo. Aunque el actor de 24 años sabe aprovecharla positivamente en todo momento. Mientras cada semana siguen entrando en las casas de millones de españoles como Carlos Alcántara en la serie Cuéntame, no se conforma ni con la familiaridad del proyecto en que ha crecido ni con la popularidad que le ha dado –y le sigue dando–.

De inquietud anda sobrado, y lo va a demostrar con los dos proyectos que va a estrenar mientras continúa la decimonovena temporada de Cuéntame en antena. ¿Qué hace un actor como Ricardo en una obra llamada Mammón? Aquí aparece una conexión con la serie a la que tanto le debe, porque uno de sus autores es Nao Albet, que en Cuéntame interpreta al homosexual Marcelo. “Tengo la suerte de ser muy amigo de Nao, que ha escrito y dirigido esta función junto con Marcel Borràs. Es una función muy divertida, con un trasfondo interesante. Habla de cómo se puede corromper un ser humano por dinero, y lo hace a través de una ‘road movie’ que mezcla a Tarantino con los Coen de El gran Lebowski y Miedo y asco en Las Vegas…”.

Además de a los dos autores, tiene como compañera de reparto a Irene Escolar; lógico que esté encantado. “Es lo que más me apetecía hacer ahora. Alejados del mainstream, Nao y Marcel son desde hace mucho enfants terribles del teatro contemporáneo, y que nos permitan a Irene y a mí subirnos al carro de esta fiesta que es Mammón es un lujo. Porque en ella hay stripteases, rock’n’roll, drogas, literatura, mitos fenicios… Querría estar en ella ya solo por lo bien que me lo paso con mis colegas”.

Nao Albet y él se hicieron grandes amigos a raíz de trabajar juntos en Cuéntame, y asegura Ricardo que, aunque Albet no participa más en la serie porque su agenda no se lo permite, ahora se ven incluso más, y comparten proyectos e incluso vacaciones. “En Cuéntame, el suyo se convirtió en un personaje muy necesario para contar toda la parte de ‘la movida’, además de en uno de los mejores amigos de mi personaje”. Y su historia continúa fuera de la pequeña pantalla.


“La de fotos que habrá mías borracho en la redes… ¿Pero te vas a quedar en casa? Pues no”


Si Nao se esforzó para hacerse su hueco en Cuéntame, Ricardo no ha tenido esa presión, porque dado que su personaje es el narrador de la historia, sin él no habría serie. La presión para justificar su presencia se la pone él mismo. “Es superimportante intentar cada año hacerlo mejor que el anterior. Porque el público no es tonto, nos esforzamos por que cada temporada ofrezca algo nuevo, y creo que lo estamos logrando. En esta estoy trabajando la parte más oscura y canalla del personaje; hasta ahora no se le había visto tan cabrón…”.


Sudadera y cazadora vaquera NUDIE JEANS

Lleva desde los ocho años trabajando en la serie, le hemos visto crecer y madurar y ha logrado no volverse loco –ni insufrible– en el intento. Tiene claro cómo lo ha logrado: “Dándole la importancia que tiene a cada cosa. Me levanto a las seis de la mañana, como muchísima gente en este país, voy a trabajar, lo hago todo lo bien que puedo, trato lo mejor que puedo a la gente con la que estoy y me vuelvo a casa. La única diferencia es que mi trabajo lo ven cada semana tres millones de personas”. Lo cual, lógicamente, alteró la normalidad de su día a día desde que era un niño. “Lo mejor de los aprendizajes es no darte cuenta de que lo son. Esa ha sido mi suerte: he aprendido lo que es un set, lo que es una responsabilidad y lo que es afrontar un personaje sin ser consciente de ello. Me siento muy afortunado”.

Desde adolescente tuvo claro que quería dedicarse para siempre a la interpretación. Con la vocación tan marcada, nada le ha despistado de su objetivo, ni siquiera la época que reconoce más problemática, de los 14 a los 16, “cuando más follón le di a mi madre”. Lo que tuvo que hacer fue “despejar la niebla que había alrededor” y centrarse, y en ello sigue. “Nunca he tenido problema con que la gente me reconozca”; hasta eso lo ha interiorizado con tranquilidad. “Lo lleva peor la gente que va conmigo, familiares y amigos, soy yo el que los tiene que tranquilizar cuando me paran, o se me acerca alguien en un restaurante. Incluso el día que, por lo que sea (porque estoy cabreado, porque he ido al dentista y me duele la boca que flipas…), no me apetece nada, me la hago… Y la de fotos que habrá mías borracho en las redes, de cuando me las piden a las cinco de la mañana en una discoteca y no estás para fotos… Te levantas al día siguiente a las dos de la tarde, ves todas las fotos que hay tuyas etiquetadas en Instagram y dices “¡me cago en la puta!”. Pero lo cuenta con la mejor de sus sonrisas, qué maravilla que lo lleve todo tan bien. “¿Te vas a quedar en casa? Pues no”.


¿Qué nos puede adelantar de su personaje gay en Vivir sin permiso? ¿Cómo lleva compaginar la tele con cine y teatro? Sigue leyendo


Camisa y pentatlón NUDIE JEANS

Si ahora son muchos los actores que antes trabajaban exclusivamente en cine y que han hecho el trasvase encantados a la televisión, Ricardo Gómez es de esos afortunados que, acostumbradísimo al medio, está encontrando oportunidades muy interesantes en cine y teatro. “Trabajar en cine es un privilegio, porque en él se amplían los tiempos, en vez de rodar siete secuencias en un día, haces dos. Porque en Cuéntame es como si rodásemos una película cada diez días. Y celebro que la gente lo valore”. En 2017 estrenó su primera película, 1898: Los últimos de Filipinas, y le valió una nominación al Goya como actor revelación. Con la perspectiva que da un año, lo recuerda encantado. “No pudo haber salido mejor. Ni me lo esperaba ni me quitaba el sueño; llegó la nominación y lo disfruté mucho, porque el correcalles que hicimos de diciembre a febrero, entre prensa, probarme esmóquins y tal, fue precioso. Sabía que no iba a ganar el premio, pero ya había ganado al ver que había gente a la que le parecía bien que formase parte de la industria del cine”.

En breve, en la nueva miniserie de Telecinco Vivir sin permiso, le veremos en un registro muy distinto al de Carlos Alcántara… Es la primera vez que interpreta a un personaje gay, con Àlex Monner dando vida a su novio. “Me pareció muy guay poder hacer un personaje en televisión que no fuese el protagonista, y que estuviese tan alejado de lo que la gente está acostumbrada a ver”, explica Ricardo. “Porque Cuéntame es como estar en casa, y salir de mi zona de confort estaba muy bien. El de Vivir sin permiso es un personaje muy diferente en la forma, pero no tan alejado a mí en el fondo. Es un tipo bueno, que quiere acabar con las injusticias a su alrededor”Jose Coronado y Álex González son los protagonistas de esta historia de narcotraficantes, un estreno inminente. “Interpreto al novio del hijo de un narco; un profesor de instituto muy concienciado con la idea de acabar con el narcotráfico”. Que ha servido para que su novio en la ficción y él hayan desarrollado una buena amistad. “Àlex y yo somos muy distintos en cuanto a manera de ser y trabajar, pero hemos terminado siendo muy amigos. Ha ayudado que hayamos sido compañeros de piso durante el rodaje en Galicia cinco meses, y novios en la ficción. Nuestros personajes son también muy diferentes, y ese contraste funciona”.


“En Vivir sin permiso interpreto al novio del hijo de un narco. Cuéntame es como esatr en casa casa, y salir de mi zona de confort está muy bien”


En teatro no ha podido tener más suerte hasta el momento. “Estar en La cocina [espectacular función que se estrenó en el Centro Dramático Nacional] fue todo un regalo que me hizo Sergio Peris-Mencheta”. De nuevo, esa exposición sirvió para que no pocos vieran que Gómez podía ser mucho más que el Carlos de Cuéntame. “En cuestión de dos meses surgieron varias propuestas interesantes, pero estaba tan agotado que decidí rechazarlas”. Hasta que le llegó la oportunidad de debutar en el teatro de Mérida. “Suponía inaugurar el festival con La Orestiada, dirigida por José Carlos Plaza y con Ana Wagener como protagonista. Ahí me lo pusieron muy difícil para decir que no, y fui a por ello”, confiesa entre carcajadas. “Probablemente, fueron los tres meses que más he trabajado en mi vida, y los cinco días de representación fueron inolvidables”. Y marcó un antes y un después para él. “Aquella experiencia me hizo encontrar la felicidad de vivir el proceso de equivocarte mucho, de probar cosas e ir modelando tu personaje… Fue muy especial”. Se convirtió también en una nueva manera de vehicular su ambición, que lógicamente la tiene. “Pero no con connotaciones negativas o maquiavélicas. Sé lo que quiero y cuando me pongo a ello, busco sacar lo mejor. Quiero estrenar Mammón con el teatro lleno, que esta temporada de Cuéntame salga muy bien, que mi trama con Àlex en Vivir sin permiso funcione… No me planteo trabajar con desidia”.


LA OBRA MAMMÓN SE REPRESENTA HASTA EL 1 DE ABRIL EN LOS TEATROS DEL CANAL DE MADRID. LA NUEVA TEMPORADA DE CUÉNTAME SE EMITE LOS JUEVES A LAS 22’40H EN LA 1 DE TVE.


FOTO: MIGUELANGELFERNANDEZPHOTO.COM
MAQUILLAJE Y PELO: MARIO RUBIO
Siguiente artículo
x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.