21/09/2018

El arte de ser Kylie

28 mayo, 2018
261

Kylie Minogue es, le pese a quien le pese, la australiana favorita del mundo, además de ser la única ‘Kylie’ que merece nuestra admiración, pues si algo tiene la cantante es que es una indiscutible diva gay.

Con una carrera de más de treinta años, Minogue ha cosechado un éxito sin precedentes. La cantante de Melbourne ha conseguido despachar más de 70 millones de discos a nivel mundial, así como vender millones de singles por todo el globo terráqueo.

En su país natal ha conseguido colocar once temas en el puesto número uno, mientras que en Reino Unido ha colocado siete, empatada con Michael Jackson, convirtiéndose en la tercera mujer con más números uno de las islas británicas, solo superada por Rihanna, con ocho, y Madonna, con trece.

Con una lista de canciones famosas que quita el hipo y un mercado puramente europeo, Kylie Minogue es la artista australiana más exitosa de la historia. FeverLight YearsRythm of Love o Aphrodite son algunas de sus grandes aventuras discográficas.

Como medio siglo no se cumple todos los días, no te pierdas un repaso cronológico de sus temas imprescindibles (una lista extraída del blog 1musicaaldia):

Locomotion: año 1987, Minogue comienza una carrera meteórica que nos dejará boquiabiertos. Este fue su primer hit, momento en el que se hizo con el mercado australiano.

I Should Be So Lucky: Salta a Europa, a pesar de continuar con el éxito en su país natal. Este temazo pop le otorga en primer puesto en Reino Unido, además de en varios países del continente. Kylie comienza su conquista europea.

Better The Devil You Know: Dentro de Rythm of Love, comenzada la década de los noventa, la cantante vuelve a darnos un tema redondo con unas melodías pegadizas que nos cuesta sacar de la cabeza.

Step Back in Time: Poseída por los primeros ritmos urbanos, mezclado con el discotequeo más puro, Kylie nos muestra un corte bailable con unos estribillos rompedores e infinatemente pegadizos.


Confide in Me: La diva se aleja de ritmos discotequeros y pop, casi cuatro años después del tema anterior, para ofrecernos una canción seria con una instrumentación exquisita. Logra que tanto crítica como público cambien la concepción de su figura.

Spining Around: Empieza la que será su década, año 2000, con un pelotazo de grandes proporciones. Dulce y pegadiza la Minogue se corona con un tema pop al que pocas pegas se le pueden poner. Este primer single de Light Years le otorga el doblete en el primer puesto en su Australia natal y en Reino Unido, país que se enamorará de Kylie.
On a Night Like This: Guitarra ‘typical 90s’ fusionada con su voz y unos ritmos muy bailables, esta es la suma de este auténtico hit. De los temas favoritas de la propia Kylie y de sus fans, algo totalmente comprensible. Mención especial a los potentes estribillos.

Kids: Une fuerzas con Robbie Willians y el resultado es uno de los temas más famosos y potentes de su carrera. Tercer single de Light Years, un álbum muy importante en su discografía.

Your Disco Needs You: La discoteca es un lugar muy importante para Kylie; hay que tener en cuenta que ha sido reina de ellas durante muchos años, y este tema es su homenaje.

Can’t Get You Outta My Head: España, Francia, Alemania, Canadá, Italia, Australia, Grecia, Portugal, Finlandia, Holanda o Reino Unido son algunos de los muchísimos países en los que se coloca en el primer puesto con su canción definitiva. En Estados Unidos entra en el top 10 de la lista general, y consigue el primer puesto en la lista dance. El éxito de este tema es completamente respetable, una de las mejores canciones de la historia del género pop.
 

Love at First Sight: Tema que vuelve a convertirse en un hit discotequero claro, y continúa con ese esquema dance del que no queremos escapar.


Come into My World: Minogue cierra con esta canción su etapa “Fever”, la más exitosa de toda su carrera. El disco supera la marca de más de 10 millones de unidades vendidas.
I Believe in You: En el año 2004 es momento de celebrar y lanzar Ultimate Kylie; dentro de este disco publica este tema elegante y dulce que se convierte en una canción bastante notable de su repertorio.
2 hearts: Nuevo disco, nuevo sonido. Esta canción supone un coqueteo con ritmos más rockeros, eso si con su registro vocal más sensual. De nuevo resulta bien parada, como siempre.

In My Arms: El segundo single de X es un tema pop en estado puro, lo que es Kylie. Vuelve a primer plano y por todo lo alto.>

Wow: Con un videoclip que recuerda al Sorry de Madonna, la australiana regresa a la pista de baile, su terreno por excelencia.

All The Lovers: Comienza década (2010) con otro de sus grandes discos: Aphrodite. El secreto de la canción es hacer un buen tema pop en todos los sentidos: voz, melodía, ritmo… No hay pega posible.

Get Outta My Way: Si pensamos que no podía superar All The Lovers, nos encontramos con esta delicia, un tema rompepistas en el que Kylie, y su voz, se lucen dejándonos estupefactos. Bravo, Kylie.

Timebomb: Vuelve a apostar por un tema dance, de lo mejorcito de su largo repertorio, y con él consigue brillar.

Into The Blue: Positiva y rompedora, así es como regresó en el primer sencillo de Kiss Me Once, su duodécimo disco de estudio. A estas alturas de la película, todos sabemos que Minogue es una de las creadoras de temazos pop más importantes de nuestra época.


Sexercize: Menos de tres minutos de pop/dance que te dejan con ganas de mucho más, y eso siempre es bueno.

Dancing: Año 2018, Kylie Minogue es una de las estrellas pop más importantes de la música y regresa con un corte que presentará Golden, su nuevo disco. Puede que esta nueva canción sea una metáfora de su carrera: dulce, divertida, bailable y de calidad. Así es como ha sido Kylie durante estos treinta años. A tus pies, Kylie.

Siguiente artículo
x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.