17/08/2019

Chvrches: “Es importante para nosotros sentirnos aliados de la comunidad LGTB”

3 junio, 2018

Chvrches son un trío atípico, una de esas rara avis que saben cómo utilizar lo mejor de la industria a su favor sin perder foco ni personalidad. Además, ejercen como discretos abanderados de causas como el feminismo y la lucha contra la homofobia, porque Lauren Mayberry, su vocalista y letrista, es una gran aliada de la comunidad LGTBIQ. El discurso de sus canciones –vehiculadas por un synthpop de aromas ochenteros y noventeros ­según toque–, se complementa de maravilla con el discurso que transmiten en entrevistas promocionales y giras. Se agradece que su manera de entender del pop y la vida vayan de la mano.

Tres años después de Every Open Eye, hablamos de nuevo con Lauren de su nuevo disco y de sus preocupaciones de siempre. Una gran novedad en Love Is Dead es la destacada presencia del productor Greg Kurstin, todo un experto en crear hits para estrellas del calibre de Adele o Sia, al que invitaron a formar parte del proceso creativo de este disco –la primera vez que no se autoproducen–. Algo está cambiando en Chvrches, indudablemente. Y si bien el álbum resulta irregular, la potencia que incorporan a nivel de producción y la brillantez de canciones como Graffiti, Really Gone y My Enemy son incuestionables. Como sigue siendo Mayberry.

Han elegido un título de lo más melodramático para el álbum, y Lauren explica que sale de una maqueta que no encontró hueco en él. “Después de titular los anteriores con frases que estaban en canciones de los discos, sugerí este título. Porque llama la atención y tiene un punto teatral que a todos nos convencía”. Y que en absoluto es una afirmación. “No queríamos sonar rotundos, ni mucho menos, porque en realidad lo que representa para mí es un punto de partida sobre el que reflexionamos en las canciones”.

SHANGAY⇒ ¿Ha sido premeditado aumentar el punch de vuestro sonido en este nuevo disco?
LAUREN MAYBERRY ⇒ No teníamos demasiadas ideas preconcebidas cuando entramos en el estudio. Sí queríamos que hubiese una mayor presencia de instrumentos tocados en vivo, porque una canción como Forever, en la que tiene tanto protagonismo la batería, no habría entrado en un disco anterior de Chvrches. No querríamos hacer el mismo álbum una y otra vez.

SHANGAY ⇒ ¿Por qué habéis querido contar en esta ocasión con productores externos?
LAUREN MAYBERRY ⇒ En realidad no es que antes no nos hubiera apetecido. Pero cuando Martin [Doherty], Iain [Cook] y yo empezamos a trabajar en el primer disco no teníamos dinero para planteárnoslo, lo produjimos nosotros por necesidad. A partir de ahí, nos pareció importante seguir haciéndolo porque queríamos fijar la personalidad de la banda. A la hora de desafiarnos en esta ocasión, y de hacer las cosas de manera distinta, tenía sentido contar con nuevos colaboradores, porque cualquier cambio, por pequeño que sea, te obliga a ser más creativo. Cuando conocimos a Greg [Kurstin] vimos claro que él podía ayudarnos a desarrollar nuestro estilo, en lugar de cambiarlo.

SHANGAY ⇒ El cliché indica que cuando un artista apuesta por trabajar con un productor tan conocido lo que busca es fabricar hits potenciales de cara a triunfar en las listas…
LAUREN MAYBERRY ⇒ Es comprensible que se use, porque es algo que han hecho muchísimos artistas, es verdad. Pero si escuchas nuestro disco comprenderás que no era nuestro objetivo; si lo hubiese sido, el álbum sonaría de un modo muy distinto. Sí, Greg ha trabajado en grandes discos pop, pero también ha trabajado con Tegan and Sara o Beck. Nosotros pertenecemos a ese mundo. No somos de irnos a una factoría de Los Ángeles a que nos escriban canciones, no venimos de ese mundo y nunca vamos a estar en él, porque nos encanta escribir nuestros propios temas. Buscamos combinar el universo pop con el alternativo, del que provenimos, de una manera en que nos sintamos cómodos.

SHANGAY ⇒ ¿Habéis fantaseado con la idea de haceros un hueco en el mainstream y ser cada vez más populares?
LAUREN MAYBERRY ⇒ Nooo… Ese tipo de cosas solo las proyecta la gente en ti; a mí me pasa mucho en entrevistas, donde los periodistas comentan cosas que piensan que tú piensas… Formar parte del mainstream nunca se nos ha pasado por la cabeza. No veo por qué querríamos renunciar a todo lo que bueno que tenemos como grupo solo por llegar a ser famosos.

SHANGAY ⇒ Pero eres consciente de que, hoy día, la popularidad es el único objetivo de muchos músicos emergentes, más pendientes de los likes que de las canciones que hacen…
LAUREN MAYBERRY ⇒ Totalmente. Es reflejo de la sociedad en que vivimos. Nunca entenderé que la música se pueda ver como un vehículo para conseguir otra cosa.

SHANGAY ⇒ De hecho, tú has cerrado tus perfiles en las redes, algo que parece incluso revolucionario…
LAUREN MAYBERRY ⇒ Ha sido el resultado de una lucha interior que he llevado durante un tiempo. Somos muy afortunados de haber contado con Internet para llegar donde hemos llegado, ha sido un instrumento fundamental, nunca nos habría fichado una discográfica si no… Quiero seguir formando parte de esa comunidad, pero ahora mismo necesito un descanso. Porque me cuesta entender que la gente se convierta en comisaria de su vida, como si ellos mismos fuesen su propio proyecto artístico, y convierten los asuntos más triviales en algo irreal. Me parece sano coger distancia.

“Troye Sivan y Olly Alexander están contribuyendo a cambiar el mundo del pop, y eso les hace grandes”

SHANGAY⇒ No hay entrevista contigo en que no surja la cuestión del feminismo. Ahora es un tema que sale continuamente en entrevistas con todo tipo de artistas, aunque más de cine que musicales, quizá por lo que están significando movimientos como #MeToo y #TimesUp. ¿Por qué en el universo pop no se habla tanto del tema como en el cinematográfico?
LAUREN MAYBERRY ⇒ Realmente no lo sé. Quizá las estrellas del cine hablan continuamente de ello porque esos movimientos han surgido en su industria. En la musical no hay un organismo central que aglutine a todos los artistas al que acudir a quejarte cuando sufres discriminación o vejaciones, en ese sentido quizá la gente del cine está más unida. Lo positivo es que esa conversación esté ahí fuera, que tenga fuerza. Yo, por ejemplo, hablo de cuestiones de género en cada una de las entrevistas que hago, y empezó a ser así muy pronto, porque desde el primer día me hacían preguntas relacionadas con cómo me sentía al ser la única chica del grupo. Me parece genial, porque son cuestiones más constructivas que las que se surgen habitualmente en las charlas con artistas pop. Hablando de temas así se conciencia y se pueden generar cambios muy positivos. Y no hay que bajar la guardia. No vale con ponerte una camiseta en que ponga ‘feminismo’, hay que hablar, para que quienes trabajan a tu alrededor sean más conscientes de los problemas, para que los medios se hagan eco de ellos… Hace cuatro años, en muchos medios me intentaban obligar a justificar las cosas que decía, ahora se ha evolucionado mucho en la actitud y en las cuestiones que me plantean, y eso es muy bueno.

SHANGAY ⇒ También sacas a relucir en muchas entrevistas tu preocupación por la homofobia
LAUREN MAYBERRY ⇒ Es que no entiendo que no te posiciones frente a algo que consideras injusto cuando no te toca directamente, sobre todo cuando entre tu núcleo de fans hay tantos miembros de la comunidad LGTBIQ. Siento una responsabilidad hacia la gente que ama nuestra música, y me enerva ver a artistas que cuentan con fans similares y no se posicionan… Cuando empezamos no teníamos claro si le íbamos a gustar a nadie, o si alguien iría a uno de nuestros conciertos. Cuando empezamos a actuar nos emocionaba ver a gente tan diversa unida por un interés, por una emoción. Es importante para nosotros sentirnos aliados de la comunidad, asegurarnos de que creamos un espacio en que todo el mundo con el que conectamos se sienta libre y partícipe de lo que hacemos.

SHANGAY⇒ ¿Qué te parece que artistas pop abiertamente gays como Troye Sivan y Olly Alexander de Years & Years lleven su discurso incluso a sus últimas canciones, para que su mensaje llegue directamente al mainstream?
LAUREN MAYBERRY ⇒ Es maravilloso, les respeto profundamente. Porque, hace diez años, lo que plantean se habría considerado que solo iba a llegar a una minoría, a un nicho concreto. Admiro a la gente que se expresa con libertad y que es fiel a sí misma en su arte; esa es la manera de conectar con otra gente, a través de la honestidad. No debería parecernos poco habitual que haya artistas así, y estos en concreto ayudan, con su manera de mostrarse y su música, a que muchos chicos queer que no tienen tanta confianza en sí mismos vean que no deben sentir miedo al rechazo. Están contribuyendo a cambiar el mundo del pop, y eso les hace grandes.

SHANGAY ⇒ ¿Sientes que has contribuido con tu actitud a erradicar ideas preconcebidas relacionadas con una mujer al frente de un grupo en que el resto del integrantes son hombres?
LAUREN MAYBERRY ⇒ Solo sé que gracias a que en todas y cada una de mis entrevistas surgen cuestiones de género puedo hablar de misoginia y cuestiones similares. No me cansa que surja el tema, igual que tampoco siento que sea una misión a la que me estoy entregando; es una parte más de mi carrera. Lo que sí sé es que haré lo posible por contribuir a que esta sociedad evolucione, porque no estoy satisfecha con los cambios que veo. Quizá cuando llegue a los ochenta de pronto diga “¡por fin!” [risas].

EL ÁLBUM LOVE IS DEAD ESTÁ EDITADO POR CHVRCHES/UNIVERSAL MUSIC

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.