18/08/2019

Las 5 claves para el mejor ‘postureo gay’ de este verano

18 agosto, 2018

En verano, tu vida social es, indiscutiblemente, mucho más activa. Y también es cierto que en estas fechas eres como Alaska y ya no quieres más dramas en tu vida, solo comedias y, a ser posible, ¡entretenidas!

Además, estamos justo a mediados de agosto, en el ecuador de las vacaciones, uno de los puentes más golosos del año lleno de fiestas por toda España. Lo que apetece es salir y pasarlo bien.

Por ello no solo debes cuidar tu postureo en redes, sino que debes mimar al máximo de toda la vida, el analógico (por llamarlo de alguna manera); vamos, lo que toda la vida se ha llamado “salir a ver y dejarse ver”.

Te damos las claves del postureo gay para que arrases en este verano de 2016.


Moreno, el justo

No seas como Madonna, que se baña con neopreno para que no le dé el sol, pero tampoco como Luis Rollán, que sale siempre renegrío en su verano más negro… Toma el sol en la justa medida para conseguir el moreno que mejor se adapte a tu físico y estilo (y recuerda: con precaución siempre y con buenos solares, que luego los excesos pasan factura en la piel).

Pero, eso sí, recuerda que estar moreno es un básico en cualquier verano que se precie, y este de 2016 no va a ser menos. Da igual si lo pillas en la piscina del Lago (epicentro del postureo gay de Madrid, con permiso de la de la Complu), que en Ibiza, Maspalomas, Torremolinos, La Palma o Benidorm, o en sesiones de rayos UVA. Lo importante es lucir moreno a la hora de salir a dar una vuelta al caer la tarde y comenzar el postureo para ver cómo se presenta la noche y si logras cazar algo… que no sea un Pokémon. Recuerda, el primer punto que debes cuidar a la hora de comenzar tu postureo es, siempre, levar un bronceado ad hoc a tu estilo y al sitio en el que quieres triunfar.


Cuida tu look

Conocerse es básico para sacar lo mejor de uno mismo. Nadie como tú sabe qué te queda bien… y con lo que vas como una mamarracha. Si ves que pierdes el norte, que los árboles no te dejan ver el bosque, pues tira de alguna amiga sincera que te diga la verdad, no vaya a ser que, sin darte cuenta, termines como Ana Obregón. Por si acaso, te damos algunas claves de las tendencias de este verano que, por supuesto, debes adaptar a tu estilo, al sitio en el que te vas a mover, presupuesto y plan que tengas. Los polos años 50, con un look retro que recuerda a James Dean o Sal Mineo, los incombustibles pitillo súper slim fit (con el vuelto subido y, por supuesto, sin calcetines, pues si en invierno te has muerto de frío por llevarlos así, no vas a llevarlos ahora en verano con ellos), los estampados o el cuello cubano son tendencia esta temporada. Si optas por un look sport, los bermudas cortos con zapas y calcetín largo (nunca tobillero) de deporte siguen arrasando.


La primera copa

El timing es básico para no meter la pata en esto del “ver y dejarse ver”, que es la base de todo postureo que se precie. Y en el gay no iba a ser de otra manera. Lo primero que tienes que hacer es enterarte de los horarios a los que hay que ir a bares y terrazas de tu destino vacacional, y del orden en el que hay que estar en cada uno de ellos. Comenzar la ruta fuera de hora y de lugar puede ser letal, pues ya vas mal al resto de los sitios. Y no hay nada peor para el postureo que posturerar fuera del tiesto. Por eso es básico que te enteres (para ello tienes que hacer cierto periodismo de investigación cotilleando online o preguntando a aquellos que consideres que te pueden dar buena información) y comiences la ruta en el sitio y la hora correctos.


¿De qué hablar?

Si ya estás en el sitio correcto y a la hora adecuada, ahora te toca deslumbrar a tus conocidos, o a aquellos que acabas de conocer, bien sea porque te los han presentado, bien porque los has captado en tus redes.

Fundamental: no empieces hablando de los topos de Sálvame, o de Luis Rollán o de si Olvido Hormigos se ha liado o no con Alessandro Lequio. ¡Ni se te ocurra! Los Juegos Olímpicos son un buen tema para empezar, pues puedes recurrir al pillado de Orlando Bloom en pelotas o al abanderado de Tonga para romper el hielo. Procura no ahondar en temas políticos, pues nunca sabes a quién puedes tener enfrente, y un comentario tuyo puede chafar un plan que aún no ha nacido. Y para posturerar bien, lo mejor es no meter la pata. Y luego, por mucho postureo gay que haya en el sitio en el que estés, no desesperes: seguro que, al final, vas a poder confesar que has visto Sálvame antes de salir y que no sabes qué pensar sobre si Luis Rollán es o no el topo de sus amigos famosos…


Al final… fijo que cazas un Pokémon

Si has cumplido con los cuatro pasos anteriores, tu triunfo es seguro en estas noches estivales en las que el postureo es básico para salir airoso. Recuerda que estás de vacaciones y que estos días todo es mucho más frívolo, pues para comerte la cabeza ya llegará un invierno lleno de curro y complicaciones. Por eso en verano, sigue los consejos de una precursora en esto de postureo como es Madonna y su Vogue, temazo que no es más que una guía de lo que hay que hacer en esta materia: ¡Strike a pose! Te la traducimos, para que no tengas ni que pensar: “Toma una pose. Echa un vistazo. Donde quiera que vayas. 
Intenta lo que puedas para escapar de
l dolor de la vida que conoces. Cuando todo falla y esperaste mucho para ser. 
Algo mejor de lo que eres hoy. 
Conozco un lugar donde puedes huir. 
Se llama pista de baile, y aquí es, entonces. 

Vamos, Vogue. 
Deja que tu cuerpo se mueva con la música…”.

Si con todo esto sigues sin triunfar, pues nada, te bajas el Pokémon Go y… cazas un Pokémon. ¡Con un poco de suerte pillas alguno de los Pokémon mariquitas de Paz Padilla!

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.