18/09/2019

Si Franco levantara la cabeza… no le habría gustado la Gala Drag Queen

5 marzo, 2019
Léetelo en 2 minutos

Presentada por Soraya y Ruth Lorenzo, la Gala Drag Queen de Las Palmas de Gran Canaria volvió a encender la mecha. Drag Boy revolucionó el concurso con una divertida propuesta con la que criticaba el alzamiento de la extrema derecha en España en los últimos meses. Arde España era el nombre con el que se abría esta actuación en la que, en un primer momento, podíamos ver a los míticos personajes de cómic Mortadelo y Filemón bailando con la drag.

Pero lo mejor de la actuación vendría tras esto. Con el sonido de unas trompetas de guerra, aparecía en una televisión en blanco y negro un presentador anunciando este mensaje: «Españoles, Franco ha vuelto. No estaba tranquilo en el cielo al ver que la España que él había dictado se había desviado. Calmaos, que el Generalísimo está aquí».

A ritmo del himno español de Marta Sánchez, veíamos a Drag Boy caracterizada de Franco y escoltada por dos guardias civiles en slip. “Ni muerta me dejan tranquila”, decía la drag mientras se quitaba la gorra de plato y el bigote, y decidía ponerse una peluca naranja para cantar algunas de las canciones más icónicas de Alaska.

Porque, aunque sea carnaval, el colectivo LGTBI no olvida que hay ciertos sectores políticos que quieren que seamos tratados como ciudadanos de segunda, especialmente con los discursos de odio que durante estos días se intensifican para conseguir votos. Ante estos, podemos utilizar la fiesta y la música para hacer frente a dichos movimientos radicales, porque, como diría Fangoria: “Ni tu ni nadie puede cambiarme”.

La reivindicación también fue utilizada por Drag Noa con su número Toxic, en donde apostaba por la defensa del medio ambiente mostrándonos a una sirena envenenada  por un mar lleno de basura. Por otro lado, Drag Chuchi conseguía la primera posición del certamen con Repite mi nombre. Una performance inspirada en la cultura hindú y repleta de acrobacias que coronaron a la drag como ganadora del evento.

La gala, además, contó con actuaciones llenas de color y ritmo. Carlinhos Brown fue el encargado de abrirla con el espectáculo “Una noche en Río”. El embajador más internacional de la fiesta brasileña comenzaba su actuación en una tarima entre el público para finalmente acabar en el escenario principal. El certamen también contó con la presencia de Agoney, que versionó el éxito de Calvin Harris junto a Dua Lipa One Kiss, para acabar con una nueva versión de su single Quizás.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.