11/12/2019

One Path: “Tengo claro que no pasa nada por ser distinto”

22 marzo, 2019

Daddy Yankee te pedía que le dieras más gasolina. One Path, ultra fan del artista y del tema, te la da Sin plomo en su primer álbum. El suyo es un perfil muy distinto del que asociamos al tradicional reguetonero. De hecho, ni siquiera se puede decir que sea un reguetonero… ¿O sí?

Lo más sencillo a día de hoy es decir que Javier Bilbao, que así se llama One Path, es un artista de música urbana. Incapaz de cerrarse en un único estilo, comenzó más centrado en el hip-hop y, poco a poco, fue abriéndose a la electrónica, del ambient experimental a variantes más energéticas. “Vi que el hip-hop se podía fusionar con otros muchos estilos”, recuerda.

Tenía entonces 15 años; ahora, con 26, se ha abierto a muchas posibilidades más, que están muy bien reflejadas en su primer álbum, Sin plomo, en donde caben desde incursiones tropicales a perreo puro y duro, y que llega tras dos años importantes para el artista en cuanto al crecimiento de su repercusión. Reflexivo y con actitud seria, One Path es todo un filósofo, y casi un funcionario de la electrónica, que se toma muy en serio lo que hace, incluso en esos momentos en que lo único que busca es que muevas el culo sin más.

Fotos: Gonza Gallego

SHANGAY ⇒ ¿No te vuelves loco trabajando encerrado en casa?
ONE PATH ⇒ Muchísimo. En el momento en que es tu trabajo, no solo un hobby, te haces montones de preguntas en todo momento. Supongo que le ocurre a cualquier freelance en toda profesión. ¿Cuando sé que una canción que he hecho es buena? Cuando, una vez terminada, y tras cenar y haber visto una película, me la vuelvo a poner, y ya la exporto y me la pongo en el móvil.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo surge la idea de este álbum?
ONE PATH ⇒ El año pasado hice entre cincuenta y setenta canciones, y después de una buena racha en los últimos dos años, me pregunté qué debía hacer: si seguir por donde había ido hasta entonces o buscar otro registro en el que me sintiera cómodo. Las canciones que más veces he puesto en los últimos meses son las que han acabado en el disco.

«En España va tocando más visibilidad para artistas queer de hip-hop»

SHANGAY ⇒ Frente al rollo más r’n’b de anteriores temas tuyos, en Sin plomo te decantas abiertamente por el reguetón y los ritmos latinos, como evidencian canciones como la sabrosona Octanaje. Frente a la imagen de niño bueno que proyectas, en el álbum te escuchamos muy echao p’alante... ¿Te han permitido estas canciones soltarte?
ONE PATH ⇒ Sí, la música me permite sacar de mí cosas que en la vida normal no utilizo. En general, soy muy calmado e introspectivo… Procuro que cada nueva etapa sea distinta, porque mucho de algo me aburre. Esta vez he experimentado más con la inspiración latina y el reguetón de los años 00, pero sin querer hacer exactamente eso. Al final soy una persona blanca, española y que ha tenido un acceso limitado al reguetón cuando era un chaval. Me suscitaba mucho interés, pero en mi entorno no había gente que lo escuchara, y entonces no tenía Internet…

Según he ido madurando, he ido escuchando y analizando toda esa música y la importancia que tenía en mi subconsciente. Así es como me he aproximado a mi música en esta etapa, desde un enfoque un tanto intelectual. Eso sí, lo que hago son canciones pop, que dicen cuatro cosas (que son las que te quedas), pero me gusta que todo lo que hago tenga distintas capas, aunque casi nadie las lea.

SHANGAY ⇒ También sacas un lado oscuro en temas como Ángel y diablo, con Pedro LaDroga, o Ley junto a Cruz Cafuné, en el que escuchamos frases como “aquí solo fumamos y follamos”, que no pegan mucho con ese angelito que proyectas…
ONE PATH ⇒ Ya, yo que soy el chico bueno, que ni fumo ni nada… [risas]. Es un registro que nadie se esperaría de mí, aunque esa frase tampoco la digo yo… Como te comentaba, muchas canciones te dicen algo muy sencillo, cuando en realidad para el artista pueden significar otra cosa que no tiene nada que ver.

Es lo que me gusta de la música pop. Hasta hace un tiempo el pop no me gustaba, pero al final lo he entendido y he aprendido a apreciarlo. De hecho, ahora es lo que más escucho. Me gusta conocer las canciones que son número uno para entender por qué lo son.

SHANGAY ⇒ ¿Algún hit reciente que te encante?
ONE PATH ⇒ Cualquiera del año pasado de J Balvin, soy muy fan.

SHANGAY ⇒ En Sin plomo solo hay colaboradores masculinos. ¿Una artista femenina con la que te gustaría colaborar?
ONE PATHMs Nina me fascina.

SHANGAY ⇒ ¿Crees que nuestra escena urbana es todo lo abierta de miras que debería?
ONE PATH ⇒ Todavía falta mucho, porque las expectativas siguen siendo bastante cerradas y el hip-hop, por ejemplo, siempre ha sido una música muy masculina. Tienen que salir artistas de todo tipo de ambientes, género, sexualidad, procedencias… Por desgracia, en España no tiene el mismo recorrido que en otros países, y todavía no ha generado números uno, salvo de C Tangana y Rosalía, para que el público masivo la adopte con normalidad.

Por suerte, esa barrera de “lo raro” se está rompiendo, ya tocaba. En Estados Unidos tienen mucha visibilidad tanto artistas femeninas de hip-hop como artistas queer, y en España va tocando eso; no solo que estén ahí, sino que un público importante los conozca.

SHANGAY ⇒ ¿Te has sentido en algún momento raro como artista?
ONE PATH ⇒ ¿Yo? Siempre [risas]. Nunca me he visto dentro de un círculo o una escena, y al principio de mi carrera sí que me preguntaba “¿qué hago yo en medio de todo esto?”. A día de hoy tengo claro que no pasa nada por que sea distinto.

SHANGAY ⇒ Me sorprenden los arranques de sinceridad que tienes en ocasiones en Twitter. ¿No los puedes evitar o es que te ayuda a aliviar los momentos de bajón?
ONE PATH ⇒ En las redes sociales, habitualmente, no comparto cosas personales, porque pienso que la gente lo que quiere es lo que puedo ofrecer como artista, no que le dé la chapa. Pero hay veces en que tengo contar lo que siento, no puedo separar del todo al artista de la persona; me da un arranque y ya está. No busco eso de “mostradme cuánto me queréis”, es solo una necesidad de comunicarme. Si fuera todo el rato como soy yo en casa, no tendría ni redes sociales [risas].

EL ÁLBUM SIN PLOMO ESTÁ DISPONIBLE EN TODAS LAS PLATAFORMAS.
ONE PATH ACTÚA EL 6 DE ABRIL EN MADRID (CHANGÓ) Y EL 26 EN BARCELONA (RAZZMATAZZ).

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.