17/11/2019

El viaje de un coro gay que rompe prejuicios

6 mayo, 2019

Gay Chorus Deep South es un documental sobre los diez intensos días de conciertos del San Francisco Gay Men’s Chorus, una popular formación musical LGTBI dirigida por Tim Seeling, por el ‘Sur profundo’ de los Estados Unidos.

Ha sido producido por Airbnb y ha contado con el apoyo de numerosas estrellas durante su estreno en Nueva York, como el actor Neil Patrick Harris, el cantante Lance Bass, el esquiador olímpico Gus Kenworthy o el presentador del programa Queer Eye Antoni Porowski.

El objetivo de la película es «cambiar nuestra propia perspectiva», según ha explicado su director, David Charles Rodrigues: «El prejuicio y el juicio se practican en ambos sentidos, y la mejor manera de romperlos es viajando. Ir allí, con el tour, fue un viaje transformador y sentí que se rompieron muchas barreras», dijo en una entrevista telefónica para la agencia Efe.

El equipo grabó prácticamente las 24 horas del día durante los diez días de gira del coro, que realizó 25 conciertos desde Misisipi hasta Tennessee, pasando por las Carolinas y el puente de Selma, tanto en iglesias como en centros comunitarios y salas donde llegó a reunir a centenares de personas.

El viaje fue revelador para los cantantes, algunos de ellos con historias personales arraigadas en esos estados, y que esperaban poco más que el apoyo de las comunidades locales LGTBQ, pero también para el propio director, un hombre heterosexual criado en Brasil que al llegar a EE UU siempre entendió lo que significa ser «el otro».

En el viaje, aunque esperanzador, no faltaron conflictos, protestas, amenazas de muerte y hasta de bomba. Sin embargo, Rodrigues no ha querido darles demasiada importancia y los considera «un elemento que pasa, sin tomar el primer plano». Y añadió: «Es algo que sabe todo el mundo, y no necesito hacer un filme que ayude a propagar el odio o la negatividad. Es una minucia comparado con lo que pasó, que fue un 98 % positivo». El cineasta optó por «representar la vida real», en la que «tenemos diferentes puntos de vista pero todos queremos lo mismo: amor».

El filme es un canto a la vida y al poder de la música como nexo de unión entre personas diversas. Un viaje introspectivo hacia la manera personal de cada uno de ver el mundo.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.