14/11/2019

Todrick: “Ha sido muy duro para un hombre gay afroamericano como yo llegar hasta aquí”

13 octubre, 2019

Todrick Hall llegó a Madrid, actuó y arrasó. Anoche fue la primera fecha de su gira mundial ‘Haus Party’, y hasta él mismo se sorprendió de la expectación que despertó. Gente en la puerta de la sala –principalmente fans de RuPaul’s Drag Race– haciendo cola desde las 7 de la mañana, todas las entradas que incluían meet & greet agotadas…

Es evidente que Todrick forma parte importante del fenómeno Drag Race, como coreógrafo y ocasional juez, y ese boom le ha ayudado a tener una mayor visibilidad a nivel mundial. Es un artista polifacético: actor, bailarín, coreógrafo, cantante, youtuber… Y ahora mismo es su carrera como cantante la que más alegrías le está dando, gracias al éxito de Nails, Hair, Hips, Heels. Ha publicado en los últimos meses dos volúmenes, en forma de EPs, de Haus Party, y en breve llegará el tercero, del que anoche estrenó en Madrid Blue, que asegura es su canción favorita de todas las que ha lanzado hasta el momento.

Se dejó la piel anoche en el escenario, de eso no cabe duda. Travestido y sin travestir, con y sin peluca, apostando por el ya reconocible ‘sonido RuPaul’ o adentrándose en la música disco. Sin duda, el show estuvo muy por encima de la música, porque Todrick es un auténtico animal de escenario, dispuesto a cambiarse de modelo todas las veces que hiciera falta –aunque el ritmo del concierto se resintiese–, encantado de hacer guiños al teatro musical, en el que también tiene experiencia, y también al pop más petardo.

También aprovechó distintos interludios en vídeo para lanzar mensajes muy positivos, en los que hablaba de orgullo LGTBI, de la necesidad de aceptarnos como somos, e incluso llegó a recomendar artistas pop LGTBI al público (entre lxs más conocidxs, Kim Petras, Adam Lambert, Leland o MNEK), porque siente que debe aprovechar el trampolín con el que cuenta para el bien de la comunidad.

Tras dos horas largas de show –con un largo intermedio más propio de un musical que de un concierto pop– llegó la hora del meet & greet, en el que cincuenta afortunadxs fans pudieron saludar a su ídolo y hacerse una foto con él. Todo realizado con esa profesionalidad tan americana que permitía a Todrick, en apenas segundos, saludar a un/a/e fan, sonreírle, cruzar unas amables palabras y hacerse la foto –con flash–. Apenas dos o tres personas rompieron el ritmo imparable de la cita promocional: porque no pudo resistirse cuando alguien lloraba a moco tendido de la emoción.

Acto seguido, nuestra cita con Todrick. Cinco minutos cronometrados, porque este sábado actúa en Ámsterdam y salían hacia allí esa misma noche. No es fácil lograr una cierta intimidad para una entrevista con todo un entourage alrededor y el artista aún superando el subidón del concierto. No tuvo ningún problema él para centrarse en segundos. Está muy bien entrenado y tiene toda su experiencia a favor.

SHANGAY ⇒ ¿Es importante para ti mostrarte tan orgulloso de ser gay como demuestras sobre el escenario?
TODRICK ⇒ Lo es. Cuando participé en American Idol y me echaron, no me entristecí por no haber ganado, sino porque no fui honesto con el público y no me mostré realmente como soy. Me di cuenta de que había perdido una oportunidad muy valiosa para inspirar a otras personas y, quizá, contribuir a cambiarles la vida. Me prometí a mí mismo que a partir de ese momento, hiciese lo que hiciese, tuviese mayor o menor repercusión mi trabajo, me mostraría como soy al 100%. Conocer a tanta gente que me cuenta que se ha aceptado tal y como es a raíz de verme, me ha cambiado la vida.

“Las personas queer necesitamos una representación cada vez más grande”

SHANGAY ⇒ En ocasiones difuminas la barrera entre lo masculino y lo femenino en tu obra. ¿Qué te inspira a hacerlo?
TODRICK ⇒ No lo hago de manera consciente. Me encanta ser un hombre, pero también me encanta vestirme de mujer. Según cómo me levante o el tipo de show que vaya a hacer, apuesto por una cosa o por otra.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo te ha cambiado la vida RuPaul’s Drag Race?
TODRICK ⇒ Ha sido increíble formar parte de un fenómeno así, un proyecto increíble. Cuando me veo al lado de RuPaul, que nos ha abierto el camino a tantos artistas, es alucinante. Y amo a las reinas, me encanta verlas convertirse en estrellas ante nuestros ojos. Cada vez que recibo una llamada para volver al programa la siento como una bendición.

SHANGAY ⇒ Me ha sorprendido que incluyas en el show un vídeo en el que promocionas el trabajo de otros artistas pop LGTBI. ¿Por qué?
TODRICK ⇒ Porque me habría encantado que alguien hiciera lo mismo por mí. A veces te entra un bajón tremendo, porque sientes que no vas a poder evolucionar como te gustaría y subir un peldaño más. Las personas queer necesitamos una representación cada vez más grande. Pero en ocasiones, vemos a ciertos referentes que logran el éxito y lo que intentamos es hundirlos. Eso no puede ser, debemos dar amor a toda la gente queer que nos rodea y ayudarles a brillar. Porque todes necesitamos nuestras oportunidades, y creo, de verdad, que hay espacio suficiente para que más artistas saboreen el éxito dentro de nuestra comunidad. No voy a ser más o menos famoso, o más o menos rico, por promocionar a otros artistas en mi show. Tenemos que apoyarnos.

SHANGAY  Actor, bailarín, cantante, coreógrafo… ¿Te gusta que resulte complicado etiquetarte como artista?
TODRICK ⇒ Ninguna etiqueta de las que se usan para presentarme me molesta: porque soy cantante, actor, hombre, afroamericano… Solo sé que me gusta actuar, es lo único importante para mí. En Madrid lo he vuelto a comprobar: nada me hace más feliz que disfrazarme, cantar mis canciones y bailar. Y que en mi primera visita a España tanta gente haya venido a apoyarme me emociona mucho.

“Me costó aceptar las cartas que se me habían dado para jugar en esta vida, porque no me lo ponían fácil”

SHANGAY ⇒ ¿Ha sido muy difícil para un hombre afroamericano y abiertamente gay llegar hasta aquí?
TODRICK ⇒ Ha sido muy duro. Y en algunos momentos de mi vida, miraba a mi alrededor, a amigos que son heteros, o caucásicos, y me costaba apoyarles en sus decisiones, porque no me parecía justo que yo tuviera que dar quince vueltas más que ellos para llegar a un mismo destino. No me enorgullezco ahora de haber sentido eso, pero es que me costó aceptar las cartas que se me habían dado para jugar en esta vida, porque no me lo ponían fácil. Hay una frase en el musical Hamilton que me encanta recordar en momentos así: “Look around, look around at how lucky we are to be alive right now” [“mira a tu alrededor y comprueba lo afortunados que somos de estar vivos ahora mismo”].

Si hubiese nacido dentro de veinte años las circunstancias serían completamente distintas, pero solo puedo sentirme agradecido de estar viviendo el aquí y el ahora. Porque veo que hay gente a mi alrededor a la que inspiro y a la que ayudo a aceptarse como es, desde una plataforma que me permite llegar a un público con el que comparto mi arte; y es halagador.

SHANGAY ⇒ Has colaborado con artistas como Taylor Swift o Ciara. ¿Lo has asimilado ya?
TODRICK ⇒ No te creas, porque es surrealista. Me siento como un niño pequeño cada vez que veo que eso sucede con artistas a los que he admirado desde hace mucho: Brandy, Wayne Brady, Ariana Grande, Beyoncé, RuPaul… No hace tanto que pensaba que ni siquiera eran personas de verdad, y ver que no solo lo son, sino que aprecian mi talento y me invitan a trabajar con ellos, es una bendición.

Nunca podré sentirme hastiado de que me pasen cosas así. Y nunca es algo que dé por hecho que me merezco, porque cada vez que surge una oportunidad así pienso que quizá sea la última. Aunque en el fondo, confío en que no, claro [risas].

FOTOS: JOSEMA MATEOS

AGRADECIMIENTOS: LOCAMENTE

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.