24/06/2019

Descubrimos a la auténtica Ariana Grande, más Sansón que Dalila

6 febrero, 2019

“Una es más auténtica cuanto más se parece a lo que ha soñado de sí misma”, dice La Agrado (Antonia San Juan) en el clásico de Almodóvar Todo sobre mi madre. Bien podría decirlo ahora mismo Ariana Grande. Y eso que utiliza postizos cada vez más largos, y continúa imitando las filigranas vocales propiedad de Mariah Carey.

Pero Ariana Grande suena auténtica de verdad en sus últimas canciones. Incluso si en 7 Rings –canción y vídeo– es inevitable pensar en la inspiración de Gwen Stefani, la primera artista pop que supo incorporar con autenticidad tanto la influencia de los musicales clásicos a su pop, y la inspiración oriental a sus looks. Si la sientes tuya y lo transmites, resulta auténtico. Pues eso le ocurre a Ariana.

Grande ha vivido una transformación grande, valga la redundancia. Las tragedias que ha vivido en primera persona –el atentado en Manchester, la muerte de su ex, Mac Miller– la han convertido en una artista nueva, reforzada, dueña de sus actos. Pese a quien pese. Su colección de clásicos inmediatos –de Baby I a Into You– era ya absolutamente admirable. Pero a raíz de los trágicos acontecimientos que han podido empeñar su carrera, ella ha apostado por salir adelante triunfante.

Sweetener, publicado hace apenas seis meses, dividió a sus fans. Quienes no entendieron ese sutil paso hacia la madurez, cargaron contra Pharrell Williams, compositor y productor de buena parte del disco. Un muy buen disco, diría yo, que enseguida me posicioné a favor de este giro hacia un pop menos engolado. La tragedia no salpicó su música. Sí hacia entrever un paso atrevido para una starlette de sus características. Ya se veía que Ariana ha crecido rápido y ha sabido ver que su carrera está exclusivamente en sus manos, que para eso se ha ganado un poder que no siempre consiguen las artistas femeninas que arrancan como fenómenos pop.

Ilustración: Ivan Soldo

Thank U, Next, single y álbum, suponen un paso de gigante. El primero, porque se ha convertido en tiempo récord en un hito en sí mismo. Una canción embaucadora cuyo título es ya una coletilla coloquial que nos va a acompañar siempre. El álbum, porque se ha convertido en una osadía. Desde aquellos tiempos en que Prince desafiaba a su discográfica cuando amenazaba con publicar un mínimo de dos discos al año no se había visto un puñetazo parecido sobre la mesa.

¿Qué Ariana quería lanzar nueva música en contra de los principios de los expertos en marketing de su sello? Pues razón de más para hacerlo. Y para el vídeo de 7 Rings, el postizo más grande que su peluquero pudo encontrar. Porque ella es ahora mismo más Sansón que Dalila, que nadie lo dude.

EL ÁLBUM THANK U, NEXT SE EDITA EL VIERNES 8 DE FEBRERO

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.