23/02/2020

Kindness: “Si eres no binario, en ocasiones no encajas en la idea tradicional de la androginia”

28 enero, 2020

Puede sorprender de primeras ver en una misma portada de álbum dos palabras como Kindness (que significa ‘amabilidad’, y que es el nombre artístico de Adam Bainbridge) y ‘war’ (‘guerra‘), dado que su nuevo álbum, tercero de su carrera, se titula Something Like a War. Aunque escuchándolo y hablando con él, tiene sentido.

No es une guerrere en el sentido tradicional del término, pero sí a su manera, defendiendo su diferencia, todo aquello que le hace único, y es digno de alabar. El músico, productor y ocasional director de vídeo creció siendo una persona racializada, de padre británico y madre india, en una pequeña localidad del Reino Unido, Peterborough. También ha contado en más de una ocasión que, durante muchos años, tuvo una importante lucha consigo mismo a la hora de tener claras su identidad de género y su sexualidad.

Una vez tuvo claro quién era, no dudó en compartirlo con el mundo y declararse no binario. Recientemente lanzó un comunicado para pedir que se utilizaran los pronombres neutros para referirse a Kindness, y así lo hicimos en nuestra entrevista. Conversamos telefónicamente, dado que estaba en Nueva York, la ciudad a la que se mudó, y que es actualmente su hogar. Acaba de lanzar Something Like a War, y está feliz de seguir desarrollando su personal fórmula, en la que combina electrónica vintage, r’n’b y cierta esencia del uplifting house cuando lo ve pertinente.

“Desde la pista de baile también reivindicamos nuestros derechos”

Un álbum en el que cuenta con importantes colaboraciones de artistas como Robyn –recordemos que jugó un importante papel como coproductor en su álbum más reciente, Honey–, Bahamadia, Seinabo Sey o Jazmine Sullivan. Un disco que suena, más allá de sus invitados, indiscutiblemente a Kindness. Y es que la defensa de su individualidad que hace a todos los niveles ha dado sus frutos.

SHANGAY ⇒ En la portada de Something Like a War te vemos sexy y reflexivo a la vez, en una impactante imagen en la que los volúmenes se perciben casi de manera escultórica. ¿Qué querías transmitir con ella?
KINDNESS ⇒ Buscaba que estuviese muy conectada con la música. Estaba en pleno proceso de mezclas de álbum y reservé un estudio para que me fotografiara Michele Yong, que tiene una larga experiencia en el mundo de la moda. Fue una sesión increíble; me encanta trabajar con mujeres tan creativas, capaces de sacarte de tu zona de confort y dirigirte para lograr el mejor resultado. Me gustó su propuesta de jugar con mi cuerpo como si fuera una escultura, para lograr todo tipo de formas. Creo que expresa a la vez mi vulnerabilidad y mi dulzura.

SHANGAY ⇒ No tantos hombres comparten su vulnerabilidad, sigue resultando más habitual en mujeres… ¿Cómo lo ves tú?
KINDNESS ⇒ En mi caso personal, como soy no binario, debo empezar por decir que no me identifico con una figura masculina. Siento que si eres honesto y te muestras tal cual eres, compartiendo aquello en lo que crees, tu vulnerabilidad sale a la luz. Y una vez sucede, nada que se pueda decir de ti te importa. Cuando publiqué mi primer álbum [World, You Need a Change of Mind (2012)], era tan tímido que ni se me habría pasado por la cabeza posar semidesnudo para su portada. Ahora, sin problema [risas]. Me da mucha paz ver que según vas creciendo, cada vez te preocupan menos cosas.

“Nada me aburre tanto como la ropa asociada a la masculinidad tradicional”

SHANGAY ⇒ ¿Fue especialmente liberador para ti hacer público hace cuatro años que te identificas como no binario?
KINDNESS ⇒ Hasta cierto punto, aunque debo matizarlo. Lo que agradezco mucho es que en el momento en que vivimos hacemos cada vez mejor uso del lenguaje en cuestiones como esta, porque eso indica que estamos cada vez más preparades para aceptar cambios. Bastante antes de que utilizáramos ciertos términos, eran muchas las personas que tenían una conciencia muy clara de quiénes eran, de su identidad de género o sexual, aunque no todas supieran utilizar un término concreto para definirse. Ahora existe un lenguaje que nos permite expresarnos con sutilidad y detalle, y eso sí resulta liberador.

SHANGAY ⇒ Hasta que ciertos términos no se han instalado en nuestro día a día, ¿te veías obligade a dar muchas explicaciones sobre tu realidad como persona no binaria? ¿Tenías incluso que justificarte?
KINDNESS ⇒ Lo que hacía era mostrarme lo más andrógino posible. Cuando al principio de mi carrera hacía sesiones de fotos, solían aburrirme mucho. Me traían ropa de hombre de lo más sosa. Sobre todo en el Reino Unido, donde todavía se sigue buscando inspiración para editoriales en el traje y la corbata, los Beatles, los Rolling Stones… Me costó llegar a tener confianza suficiente en mí misme para alejarme de todo eso; nada me aburre tanto como la ropa asociada a la masculinidad tradicional.

“Cuantos más artistas no binarios hablemos de ello, más ayudaremos a personas de nuevas generaciones a sentirse cómodes”

SHANGAY ⇒ ¿Qué te ha parecido que recientemente una estrella pop del calibre de Sam Smith se haya definido como no binario?
KINDNESS ⇒ Me ha parecido un gesto muy importante. Cuantos más artistas o celebridades no binarios hablen de ello, más ayudaremos a personas de nuevas generaciones a sentirse cómodes si son no binarios, y a hablar de ello. Es hermoso ver que personas como Sam contribuyen a que ciertos términos se normalicen en nuestra sociedad. Noto que en la comunidad gay, y en los medios gais que le han apoyado en el pasado, cuesta procesar que alguien que hasta ahora siempre ha tenido una presencia masculina, o que tiene vello facial, se identifique como no binario.

Si te han asignado el género masculino al nacer y eres no binario, en ocasiones no encajas en la idea tradicional de la androginia. Notas que la gente comete muchos errores al referirse a ti, y sientes cierta hostilidad, incluso dentro del universo queer. No se hace fácil. Igual que notamos que, incluso dentro de la comunidad gay, sigue existiendo transfobia.

SHANGAY ⇒ El hecho de vivir en un entorno artístico te habrá facilitado mostrarte tal cual eres…
KINDNESS ⇒ Tengo la suerte de vivir en Nueva York, uno de las ciudades más progresistas en todo lo relacionado con la cultura queer, la identidad de género y las políticas raciales. Aquí cualquiera puede mostrarse tal y como es y sentirse apoyade.

SHANGAY ⇒ En tu álbum te has rodeado de grandes artistas. ¿Hay una razón detrás del hecho de que sean prácticamente todas mujeres? ¿Ha sido un momento fan?
KINDNESS ⇒ Surgió de una manera más orgánica de lo que pueda parecer. Es cierto que las voces que me acompañan son femeninas, pero después hay muchos músicos y técnicos masculinos. Tengo tantas amistades con talento que muchas colaboraciones fueron saliendo en el estudio de un modo natural. Por ejemplo, mientras Robyn y yo grabábamos The Warning o Cry Everything, no sabíamos si acabarían en su disco o en el mío; de hecho, ni sabíamos si las terminaríamos a tiempo como para valorarlas de cara a un disco.

SHANGAY ⇒ Imaginarás que muchos fans de Solange –con la que trabajó en el álbum A Seat At The Table (2016) como productor– o de Robyn te tienen mucha envidia…
KINDNESS ⇒ [Risas] No suelo pararme a pensar en ello, pero desde luego es un lujo tener amigas tan interesantes y que hacen una música tan increíble. Robyn ha coescrito cuatro temas de mi álbum, y fue un lujo que aportara tanto conocimiento e inteligencia a este proyecto como autora e intérprete. No hay tantos artistas como ella; los hay muy instintivos, pero Robyn está a otro nivel, después de más de dos décadas dedicadas a la música. Es una experta de la química necesaria para crear una gran canción, y es muy hermoso trabajar con ella.

Recuerdo cuando Radiohead, que al principio transmitían cierta imagen de machos arrogantes, decidieron que necesitaban desafíos, y dejaron de hacer lo que se entendía por una canción de Radiohead… Siento que Robyn ha hecho lo mismo. Podría escribir mil canciones pop tradicionales si se pusiera a ello, pero no le interesa lo fácil, es muy cabezota, y ese espíritu de aventura resulta inspirador.

SHANGAY ⇒ Han pasado cinco años desde tu anterior álbum, Otherness. ¿No tienes prisa por publicar música propia?
KINDNESS ⇒ No. Me di cuenta en cuanto empecé a dedicarme en serio a esto. Hay personas capaces de componer y publicar cientos de canciones, yo no creo que llegue a lanzar más de sesenta o setenta. Solo quiero compartir aquellos temas en los que haya trabajado de manera ardua, y que me emocionen de verdad una vez terminados. Me gusta la idea de que menos sea más en mi caso. Además, cuando no estoy trabajando en mi música suelo estar colaborando con otros artistas en el estudio, así que sale más música de la que podría parecer en la que he participado, solo que no con mi nombre.

SHANGAY ⇒ En una de las mejores canciones del álbum, Hard To Believe, apuestas por el r’n’b junto a una de sus reinas, Jazmine Sullivan. ¿Cómo te aproximaste al género para materializar tu propia visión?
KINDNESS ⇒ Es gracioso, muchos fans de Jazmine Sullivan me han etiquetado en las redes sociales con comentarios como “esta canción es rara”, o “Jazmine suena genial pero esta canción es demasiado cruda”. No sabes lo que me sorprenden comentarios así, porque en este caso pensé que me había quedado un tema de r’n’b de lo más convencional [risas]. Se ve que todavía no soy capaz de hacer pop luminoso, aunque lo intente… Y eso está bien, el pop es un género muy importante que me encanta, y está muy bien que haya quien lo hace perfecto y pulido y quien lo hace imperfecto. Tiene que haber espacio para todes.

“Todavía no soy capaz de hacer pop luminoso, aunque lo intente”

SHANGAY ⇒ ¿Me nombrarías a un/a artista que consideres que hace un pop perfecto?
KINDNESSCharli XCX. Su sonido es divertido y limpio, aunque sus letras y su energía sean distintas. Ariana Grande también; hace exactamente lo que esperas de una artista como ella. Y lo disfruto enormemente. Yo nunca podré hacer algo parecido a lo de ellas, pero no pasa nada. Cada une debemos enfocarnos en nuestros fuertes, y disfrutar creando.

SHANGAY ⇒ Es evidente lo mucho que te sigue inspirando la cultura de clubs primigenia y el house de los 80 y 90…
KINDNESS ⇒ Sí. Productores como Arthur Russell me inspiran mucho, en este álbum creo que se ve muy claro. De hecho, Mustafa Ahmed, un percusionista que trabajó mucho con él en los 70 y los 80, ha tocado en el disco. Me encantan el house clásico de Chicago, el house vocal… Byron Stingly, un vocalista legendario que me apasiona, ha hecho coros en una de las canciones. Todo lo relacionado con esa cultura me ha influido siempre.

SHANGAY ⇒ Además de por su incuestionable valor musical, ¿quizá también por lo que supuso de revolucionaria para la comunidad queer?
KINDNESS ⇒ Sin duda, creo firmemente que desde la pista de baile también reivindicamos nuestros derechos. Por eso pincho en algunas fiestas como Papi Juice en Nueva York, enfocadas a un público queer y trans, porque siento que son revolucionarias, por subversivas y por lo increíble que es la música que suena y los looks que se ven. Creo que existe una conexión entre aquella escena de clubs de la que hablábamos y la actual, y eso es muy positivo.

SHANGAY ⇒ Me encanta que lo mismo pinchas en una fiesta superunderground que en un eventazo de una gran marca en la semana de la moda de París, y te mueves con comodidad en ambos ambientes…
KINDNESS ⇒ Sé que soy un artista underground. Aunque hago música cercana al pop, no mucha gente me reconoce, y eso está bien [risas]. Además, me siento afortunada de que el mundo de la moda de primer nivel cuente conmigo en ocasiones. Poder hacer todo lo que te gusta, sea donde sea, es un privilegio.

EL ÁLBUM SOMETHING LIKE A WAR ESTÁ EDITADO POR FEMALE ENERGY/EVERLASTING. KINDNESS ACTÚA EL SÁBADO 8 DE FEBRERO en RAZZCLUB (BARCELONA).

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.