21/10/2020

Elton John pone fin a la batalla legal con su exesposa y salen a la luz detalles sorprendentes

16 octubre, 2020

Amores reñidos son los más queridos, dice el refrán. La excepción a la regla –una de ellas, al menos– es la que concierne a la superestrella Elton John y a su exesposa, Renate Blauel. La pareja se divorció en 1988, tras cuatro años de matrimonio, y ahora han vuelto a vivir una enorme tensión, que desembocó en batalla legal.

Blauel decidió demandar a Elton John a raíz del estreno de la película Rocketman, bendecida por el artista, y en la que cuenta su historia, como también sucedió en su autobiografía escrita, Me. En la película, a Blauel la interpretó la actriz Celinde Schoenmaker. El pasado junio, su exesposa, furiosa porque ella aparecía como uno de los personajes secundarios en el filme, le pidió tres millones de libras por haber roto el acuerdo al que llegaron al divorciarse, y en el que quedó estipulado que ninguno de los dos hablaría públicamente ni de su tiempo como pareja ni de las razones por las que se separaron.

La ex de Elton John –quien posteriormente se casaría con su actual marido, David Furnish– solicitó en los tribunales que nunca más filtre detalles sobre aquel tiempo en que compartieron sus vidas, y calculó los daños y perjuicios –ha asegurado que ha tenido graves problemas mentales, y que tuvo varios episodios de ansiedad a raíz de la publicación de las memorias escritas– nada menos que en tres millones de libras.

Los abogados de Elton John, que alegaron que todo lo que aparece en la película es de dominio público, han anunciado que las dos partes han llegado por fin a un acuerdo, del que no se han filtrado detalles.

Sí que han querido dejar claras ambas partes que se siguen respetando y que celebran la felicidad actual del otro. Y que, por supuesto, nunca más volverá a ser tratado este tema de manera pública. Lo que ha llamado mucho la atención es que, a raíz de este encontronazo legal, se ha sabido, en base a la documentación presentada, que Renate Blauel decidió, a raíz del divorcio, adoptar una nueva identidad, para poder comenzar una nueva vida en un pequeño pueblo británico, sin que nadie supiese que era ella, para olvidar del todo su pasado. Ahora ya es oficial que ambos lo harán o, al menos, se esforzarán por hacerlo.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.