19/06/2021 onunla daha iyi ve sıkı partiler geçirerek sikiş gecelere akan beyaz tenli kız geceleri erkek bularak porno ikisi de başka otellere gidip seks yapmaktadırlar porno indir gittiği mekanda olduğunu bildiren bir program sayesinde bakıştığı brazzers porno kızı bulan adam onu ekleyerek derin ve uzun sikiş bir sohbetin ardından onun 18 yaşında çıtır bir azgın hd porno video kız olduğunu anlar kendisinden baya küçük yaşta olmasına rağmen çok sikiş seksi ve yetişkin olan azgınye buluşma teklifi eder sikiş birkaç kez buluştuktan sonra sevgili olurlar porno ve onu gündüzleri sürekli boş olan evine sex video çağırır 18 yaşındaki azgın kızı eve atan anal sex izle adam azgınlıktan fena halde kudurmuş

‘El canon de la literatura gay en español’: entrevistamos a Augusto F. Prieto

7 mayo, 2021
Léetelo en 7 minutos

El canon de la literatura gay en español, obra de Augusto F. Prieto, conglomera en un solo ensayo las obras más importantes de temática gay en España y América Latina. El autor analiza, desde un punto de vista crítico y novedoso, el hilo argumental, los rasgos comunes, el estilo, la función, los personajes y el contexto histórico de 31 obras  –autobiográficas, poéticas, narrativas y teatrales– en orden cronológico hasta la última década del siglo XX.

Amistades Particulares –una pequeña editorial especializada en literatura LGTB– publica este libro creado con la intención de que tanto el público gay como el público ‘curioso’ entienda el universo y el imaginario homosexual desde un prisma literario. El autor dedica su estudio a todos los mártires homosexuales que fueron asesinados, a los que lucharon por nuestros derechos, a los perseguidos, a los exiliados y a los que murieron por la terrible pandemia del sida.

Rafael Arévalo Martínez, Álvaro Retana, Carlos Montenegro, Terenci Moix, Luis Zapata y Pedro Lemebel son algunos de los autores de culto que encontraréis entre sus capítulos, además de una bibliografía extraordinaria, variada y específica para cada uno de ellos.

Augusto F. Prieto es crítico literario y de arte –experto y máster en creación literaria multidisciplinar– por la Universidad Camilo José Cela de Madrid. Colabora en Aladar, el suplemento cultural de El Correo de Andalucía, donde podréis encontrar numerosos artículos muy interesantes sobre todo tipo de literatura. También tiene tiempo para la traducción de obras de autores decadentistas franceses como Jean Lorrain, Achille Essebach, o Jacques d’Adelswärd-Fersen. Además, compagina su actividad literaria con su profesión de agente artístico.

SHANGAY ⇒ De todos los libros que mencionas en tu ensayo, ¿cuál de ellos crees que es de primero de maricón?
AUGUSTO F. PRIETO ⇒ Cualquiera, porque todos son como hijos míos. Pero, por ejemplo, Angelote, amor mío, de Javier Vascones, es un cuento que no conocía y que me dejó en shock, por lo que pudo representar su publicación en la sociedad ecuatoriana en aquel momento.

SHANGAY ⇒ En tu libro haces un estudio pormenorizado del canon de la literatura gay. Quizá nos aferramos a la idea de que cualquier tiempo pasado fue mejor pero, ¿qué hay del futuro de la literatura gay?
AUGUSTO F. PRIETO ⇒ Yo creo que se están escribiendo cosas muy interesantes y se publican cosas casi cada mes relacionadas con lo queer. El futuro es muy prometedor. Lo que nunca va a tener es la misma influencia que tuvieron estos libros, porque ahora influye mucho más la televisión, el cine, las redes sociales. Estos medios transmiten mucho mejor ese mensaje, que hace cincuenta años solo se transmitía a través de la literatura.

SHANGAY ⇒ ¿Crees que si alguna de las obras hubiesen sido ideadas en una España o América Latina actual habrían tenido la misma trascendencia?
AUGUSTO F. PRIETO ⇒ Hay algunas obras, por ejemplo, Hombres y mujeres de Carlos Montenegro, que si se publicasen hoy posiblemente armarían un escándalo parecido al que supuso en su época. Por lo que contiene, ya no solo de homosexualidad, sino por cómo trata a los personajes y la investigación social que hace en torno a ellos. Además, está basada en hechos reales, el autor había pasado por la cárcel… Sí, seguramente tendrían la misma trascendencia.

SHANGAY ⇒ ¿Crees que la profundidad y el valor de estas grandes obras nace de la erudición de los autores o de la represión de la que eran objeto?
AUGUSTO F. PRIETO ⇒ Sobre todo de la persecución. Muchos libros se convirtieron en libros de culto porque fueron prohibidos, se retiraron las ediciones de las librerías y la gente tuvo que andar buscándolos, pasándolos de mano a mano… Eso les dio más importancia, esa necesidad de que la gente los buscase para reconocerse en un momento en que no había otros referentes. Ser homosexual en España en tiempos de Cernuda era una cosa que simplemente no se nombraba. El hecho de que entre ciertas capas cultas de la sociedad se hablase de un señor que estaba en el exilio, que escribía sobre temas homosexuales, abría un mundo a mucha gente que vivía completamente aislada.

SHANGAY ⇒ ¿Qué autor crees que se ha convertido un referente para la literatura gay posterior?
AUGUSTO F. PRIETO ⇒ Álvaro Retana enlaza muy bien con lo que luego ha hecho Eduardo Mendicutti, en esa investigación sobre la voz travestida y en esa evolución hacia la liberación mediante el lenguaje (en la utilización del femenino, en el fenómeno queer), que viene a ser que cada uno hagamos lo que nos dé la gana sin tener que definirnos o etiquetarnos. Álvaro Retana fue un precursor de muchos que vinieron…, lo que pasa es que vinieron cuarenta años después.

SHANGAY ⇒ Aprovechando que eres crítico literario, me gustaría preguntarte cuál es tu opinión sobre el lenguaje inclusivo en la literatura LGTB actual. ¿Crees que hay un rechazo generalizado a este tipo de innovaciones de la lengua?
AUGUSTO F. PRIETO ⇒ Creo que ya no, entre hombres o mujeres del siglo XXI… Salvo los recalcitrantes, y en la extrema derecha. En ese aspecto, Mendicutti ha hecho mucho, porque popularizó ese lenguaje e hizo que lo conociera cualquier persona que no esté relacionada con el mundo gay y lo viera como algo normal, con lo que tiene de broma, de ironía y de reivindicación. Se ha experimentado mucho con la literatura a lo largo de desde los años 60 y 70. Por ejemplo, el caso de El vampiro de la colonia Roma, que no utiliza signos de puntuación, convierte el lenguaje en una cosa que es una transcripción del lenguaje oral; eso en su época fue rompedor.

SHANGAY ⇒ En el capítulo en que hablas de Reinaldo Arenas, dices que la homosexualidad no es solo una tendencia sino también un compromiso político. ¿Crees que existe este compromiso en la literatura actual?
AUGUSTO F. PRIETO ⇒ En la literatura siempre hay compromiso, en cualquier escritor que dedica su tiempo a explicar sus experiencias… Todos los que tenemos que ver con esto, en realidad, nos defendemos a nosotros mismos por todos los residuos que quedan de ignorancia, de intolerancia y de rechazo. Yo creo que casi todas las personas LGTB nos levantamos con ese afán de defendernos todavía.

SHANGAY ⇒ ¿Crees que estos autores serán estudiados como se merecen en los próximos años en las aulas españolas?
AUGUSTO F. PRIETO ⇒ Hombre, en las aulas españolas difícilmente… aunque deberían hacerlo. Porque lo interesante del canon es que considera a la literatura española como una lengua común. Eso enriquece mucho los lenguajes y la perspectiva conjunta. Hay algunos que ya están consagrados: Lorca, Cernuda… También debería estarlo Gil de Biedma, por decir uno.

SHANGAY ⇒ En tu libro dejas entrever un cariño especial por Oscar Wilde y el dandismo… ¿Quién sería tu dandi ideal?
AUGUSTO F. PRIETO ⇒ Aunque pueda ser un poco un antitético a nivel literario, quizá Paco Umbral… Por el personaje que fue capaz de construirse como literato y como persona.  Como en el caso de Wilde, tenía una gran profundidad, no era pura frivolidad y pura exteriorización de algo esnob.

SHANGAY ⇒ Amistades Particulares es una editorial que escribe para un público muy especializado. ¿Qué les dirías a nuestros lectores para acercarlos a este tipo de literatura?
AUGUSTO F. PRIETO ⇒ Les diría que, si quieren conocer sus raíces, es imprescindible que conozcan los libros de personas que terminaron en la cárcel por publicarlos y que hicieron que sus compañeros de generación saliesen de un pozo negro. Y los que no son gais, simplemente para entender mejor a los demás. A nadie se le ocurriría pensar que Madame Bovary es una novela para mujeres infieles. Es un libro que transmite unas vivencias que a cualquier ser humano en el universo le interesan. Hay que romper el tabú de que la literatura gay es una cosa escrita por gais y para gais. En esos libros se habla del amor, del miedo, de la soledad, del miedo a la muerte, del no trascender, de unos temas que son universales. Lo interesante aquí es que hay gente de todas las culturas y que conectan mediante un tema en el que nos entendemos todos.

También te gustará leer

Princesa Alba: "No me gusta salir de fiesta por lugares en que solo hay heteros, molestan demasiado"

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.