fbpx
26/06/2022 onunla daha iyi ve sıkı partiler geçirerek sikiş gecelere akan beyaz tenli kız geceleri erkek bularak porno ikisi de başka otellere gidip seks yapmaktadırlar porno indir gittiği mekanda olduğunu bildiren bir program sayesinde bakıştığı brazzers porno kızı bulan adam onu ekleyerek derin ve uzun sikiş bir sohbetin ardından onun 18 yaşında çıtır bir azgın hd porno video kız olduğunu anlar kendisinden baya küçük yaşta olmasına rağmen çok sikiş seksi ve yetişkin olan azgınye buluşma teklifi eder sikiş birkaç kez buluştuktan sonra sevgili olurlar porno ve onu gündüzleri sürekli boş olan evine sex video çağırır 18 yaşındaki azgın kızı eve atan anal sex izle adam azgınlıktan fena halde kudurmuş

Marina Heredia: “Me encanta tener un imán para los gais”

28 julio, 2021

Artista de raza donde las haya, Marina Heredia se ha querido dar el capricho de grabar un álbum que, precisamente, ha titulado Capricho –para que quede bien claro–. La cantaora granadina ha dado un giro y regresa convertida –también en cuanto a look– en gran dama.

En esta ocasión, Marina Heredia ha querido atreverse con grandes clásicos de la canción latinoamericana, compuestos por José Alfredo Jiménez o Pedro Infante (“canciones que me ponen los pelos de punta”), que se ha traído a su terreno (“quería que estuvieran representados Cuba, Argentina, Puerto Rico, México…). Se ha divertido enormemente con un reto que le permite explorar otros registros y mostrarnos otra cara suya, quizá inesperada. Y es que sorprender(se) siempre está bien, aunque tiene claras sus prioridades inamovibles. “A mí lo que me gusta es la familia, los amigos y el cante”, dice para dejar claras sus pasiones.

SHANGAY ⇒ ¿Te consideras muy tradicional?
MARINA HEREDIA ⇒ Para algunas cosas, sí; para otras, no tanto. Soy muy tradicional en casa; soy una madre muy pesá, dicen mis hijos [risas]. Pero, por otro lado, la mía ha sido una familia un poco atípica, porque mi padre es gitano y mi madre no; mi padre es artista y mi madre trabajaba en la banca…, menudos contrastes. He vivido lo bueno y lo malo de las dos partes.

“Cuando un periodista me recordó que llevo ya 29 años cantando me quedé muerta”

SHANGAY ⇒ ¿Cuándo fuiste consciente de que cantar era lo tuyo?
MARINA HEREDIA ⇒ La primera vez que canté ante el público tenía doce años. Yo quería ser bailaora, pero aquello no tenía ni pies ni cabeza [risas]. Entonces, un día mi padre me pidió que le echara una mano cantando en un concierto. Desde ese día, nunca más bailé. Inconscientemente, ese día marcó mi vida y pronto me convertiría en cantaora. Pero no tuve una infancia traumática, ni mucho menos; solo que en vez de montar en bicicleta jugaba a cantar y a bailar.

SHANGAY ⇒ Así que ya eres toda una veterana…
MARINA HEREDIA ⇒ Totalmente, con 41 años. Cuando un periodista me recordó hace poco que llevo veintinueve años cantando me quedé muerta [risas].

SHANGAY ⇒ ¿Supone Capricho en cierto modo un volver a empezar, al abrirte a nuevos sonidos?
MARINA HEREDIA ⇒ Sí. Me he enfocado en la música latinoamericana porque la he escuchado siempre. Recuerdo estar en los recreos en el colegio y escuchar mucho, por ejemplo, a Luis Miguel. Con los años, fue interesándome más en el género, descubriendo artistas que no son tan conocidos.

SHANGAY ⇒ ¿Cuándo decides que vas a grabar este disco?
MARINA HEREDIA ⇒ Hice un espectáculo que se llamaba Tierra a la vista, en 2014, que fue el germen de este disco. Es un proyecto muy trabajado y madurado, hace mucho que quería grabarlo.

“Me gusta la música muy sentía, que me haga llorar”

SHANGAY ⇒ Nos llama la atención cuando una cantaora flamenca cambia de registro y se sale de su zona de confort…
MARINA HEREDIA ⇒ Totalmente. No sé por qué llama tanto la atención, porque no es algo nuevo. La Niña de los Peines ya cantaba cosas sudamericanas por bulerías; Bambino, hay que ver la que formó; Lola Flores, ni te cuento; Adela la Chaqueta, otra que tal… Ha habido un tiempo en que los flamencos hemos estado muy centrados en lo puro. Para mí, por suerte, es una música de minorías; una seguiriya no tiene sentido en un estadio, ni es pegadiza.

SHANGAY ⇒ Las canciones de Capricho sí lo son…
MARINA HEREDIA ⇒ Un poquito más, sí. Pero, si te das cuenta, la música sudamericana tiene un hilo invisible con la española. Escuchas un bolero desgarrador y es como una copla. Y a mí me gusta la música muy sentía, que me haga llorar [y se echa a reír].

SHANGAY ⇒ ¿Es porque te ayuda a desahogarte y sacar las penas de dentro?
MARINA HEREDIA ⇒ Puede ser. A todos nos pasa, que escuchas una canción con la que te sientes identificado y te engancha. Y ahí está el ejercicio del artista para poderse meter en esa piel, en esa canción. Para mí, este disco encadena un capricho detrás de otro. Dije “esta es la mía, voy a hacer el disco que me apetece con todas las posibilidades posibles en cuanto a repertorio, imagen, arreglos, compañeros…”.

SHANGAY ⇒ Me encanta el cambio de look…
MARINA HEREDIA ⇒ Hablas de las fotos en que salgo con peluca, ¿no? [risas]. Quería rendir mi pequeño homenaje a las grandes divas, valientes y libres, de la música, de cualquier género: de Lola Flores a Whitney Houston pasando por Celia Cruz. Se permitían el lujo de ponerse lo que querían y de cantar lo que les daba la gana. Cuando salieron mis fotos con peluca, no veas la que se formó en el grupo de WhatsApp que tengo con mis amigos gais. ¡Todos pidiéndomela! Y yo “maricones, ¡callaros ya!” [risas]. Es que yo llego a un sitio y como haya alguien gay, ese es pa’ mí. Tengo imán, y me encanta que sea así.

“La libertad del artista tiene que estar por encima de todo”

SHANGAY ⇒ ¿También te ha ayudado a liberarte el jugar con tu imagen de cara a este proyecto?
MARINA HEREDIA ⇒ Sí, sí. Necesitaba levantarme de la silla. Hay escenarios en los que tienes que estar sentada en ella, como si vas a la Bienal de flamenco de Sevilla. Pero en otros, a lo mejor lo que te apetece es hacer piruetas [risas]. El punto de inflexión, cuando vi clarísimo que quería superar el reto de la silla, fue con el espectáculo Lorca y la pasión… Lo superé, ¡y ya no hay quien me ate! Sienta muy bien la libertad interior de estar segura de que si te quieres levantar, te levantas. La libertad del artista tiene que estar por encima de todo, y es lo más complicado de conseguir.

SHANGAY ⇒ ¿Imponía acercarse al legado de artistas como María Dolores Pradera o Rocío Dúrcal?
MARINA HEREDIA ⇒ Por supuesto. Pero es que esas son las artistas que nos han abierto el camino a muchas. Se iban a América sin saber muy bien lo que iba a pasar, y fíjate lo que lograron. Yo, en cuanto se pueda, me cojo el macuto y me voy a la conquista de las Américas también [risas].

SHANGAY ⇒ Si te acercaras más al pop, ¿de qué artista te gustaría versionar canciones?
MARINA HEREDIA ⇒ De mi Whitney Houston. Claro, que eso es como imposible; solo he probado en casa [risas]. Esa mujer era de otra galaxia. También me gusta mucho Celine Dion, me encantan las voces poderosas, que te conmueven igual por arriba que a media voz.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo surgió la colaboración con la Mala Rodríguez?
MARINA HEREDIA ⇒ Siempre la he admirado. Aunque la suya es una música que no estaba en mi radar, cuando la escuchaba me gustaba lo que decía y cómo lo hacía. Es una mujer muy valiente y coherente. No la conocía personalmente, pero grabando La diablera, que es una fusión entre la chacarera argentina y el tanguillo del Sacromonte, con las dos partes muy pícaras, un día me vino a la cabeza la Mala. Como compartimos discográfica, pregunté si me podrían poner en contacto con ella. Hablamos por teléfono y fue como si nos conociéramos de toda la vida. A partir de ahí, amigas. Me pasó lo mismo con Mónica Naranjo.

“Mónica Naranjo es mi comadre. Haremos más cosas juntas seguro”

SHANGAY ⇒ ¿Sí?
MARINA HEREDIA ⇒ La conocí hace muchos años en un programa de Canal Sur que le dedicaban. A Mónica siempre le ha gustado el flamenco, y su padre es de un pueblo de Granada. El regalo para Mónica en ese programa era yo, y fui a cantar. Desde ese día, amigas hasta la muerte y comadres. Nunca olvidaré cuando vino a un concierto en La Maestranza de Sevilla a cantar conmigo una rumba de Bambino, nos lo pasamos como enanas.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo recuerdas tu participación en Lubna?
MARINA HEREDIA ⇒ Maravillosa. Ahí estuvo también mi padre, porque Mónica quería una voz de ultratumba… Haremos más cosas juntas, seguro. Otra artista bien valiente; esa sí que tiene dos cojones, con perdón. Y, además, buena persona, que para mí es el cincuenta por ciento de un artista. Y las dos somos transparentes. Si eres mala gente, puedes cantar bien, pero en el escenario se te ve el plumero.

También te gustará leer

'Davos de la ópera' en el Teatro Real: así ha sido la cumbre de estrellas de 'Tosca' (en la que Netrebko no dio el bis)

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.