fbpx
05/10/2022

Psicosis Gonsales, su historia frente a la que cuenta ‘Swan Song’: “Siempre me he sentido aceptada”

28 enero, 2022

Psicosis Gonsales, el personaje con el que Norberto Di Giorno se entregó al arte del transformismo y el cabaret durante décadas, le hizo tremendamente popular y respetado. Hoy, a los 72 años (“te autorizo a decir mi edad”, me dijo), vive ya retirado de los escenarios.

Recientemente, Psicosis Gonsales, tras ser una de las pregoneras del Orgullo 2021 de Madrid, fue también reivindicada por Los Javis, que la invitaron a formar parte del especial Una Navidad con Samantha Hudson. De un plumazo, fue descubierta por toda una nueva generación a través de una pantalla.

A través de una pantalla también, muchas personas descubrirán a partir de hoy, gracias a Filmin, la historia del peluquero Pat Pitsenbarger, recreada en la película Swan Song, dirigida por el realizador LGTBI estadounidense Todd Stephens. El legendario actor Udo Kier, de 75 años, le da vida magistralmente, en una película en que sorprender apariciones de actrices icónicas como Jennifer Coolidge y Linda Evans.

Relacionado

En la película, nominada a un GLAAD Award y a dos Independent Spirit Awards (Mejor actor y Mejor guion), descubrimos a un Pat Pitsenbarger ya retirado en una residencia, con una vida triste, en la que el otrora peluquero de la jet set de una pequeña ciudad llamada Sandusky (donde vivió, de donde es originario el director y donde se rodó Swan Song), en el estado de Ohio, pasa los días sin mayor motivación.

El anuncio de la muerte de su mejor clienta llega con una petición incluida en su testamento: que sea él quien la peine en el ataúd, para que luzca como solía en vida. Y Pitsenbarger se ve obligado a enfrentarse a viejos fantasmas, a la vez que decide si aceptará ese bien remunerado trabajo o no.

El director Todd Stephens ha querido que su película sea un homenaje a todos esos hombres gais que, décadas atrás, sufrieron una brutal homofobia: el desprecio de la gente a su alrededor, el dolor ocasionado por la llegada del sida, la incapacidad de poder vivir en pareja con los mismos derechos que las parejas heterosexuales… Merece la pena ver completos los créditos finales para leer su emotivo mensaje –y no perderse, de paso, un cierre sorpresa–.

“En mis años de mayor popularidad como transformista, no había otra como yo”

Por edad, Norberto aka Psicosis vivió tiempos parecidos, entre su Argentina natal y España, y hemos querido conocer cómo fueron sus experiencias como hombre homosexual en unos años en que los derechos de las personas LGTBI poco tenían que ver con los de ahora. Si bien Pat Pitsenbarger nunca abandonó su ciudad natal, Norberto dejó Buenos Aires en cuanto pudo. “A los 18 me vine a España, estaba deseando hacerlo. En Argentina sí viví bullying, algo que nunca me pasó aquí, ni viviendo en Valencia, a donde llegué jovencísimo para trabajar como actor, ni en Madrid”, recuerda. “Y si alguna vez sentí malas miradas, no era por el público, ni cuando aparecía como Di Giorno ni como Psicosis Gonsales. Como mucho las notaba en algún portero de las salas en donde trabajaba cuando llegaba ya todo arreglado… Algo que a mí me daba igual”.

Fotos Psicosis Gonsales: MISTA Studio para el libro Travestí

Sorprende que, frente a lo que recuerda el protagonista de Swan Song a lo largo de la película, Norberto nunca se sintió asfixiado por la marginalidad a la que se veían abocadas las personas LGTBI décadas atrás. “Yo venía de Argentina, donde no había bares de ambiente, y se ligaba en la calle (Santa Fe, para más detalles), o en los baños de las cafeterías. Llegué a Madrid y encontré que se podía ligar en locales, ya en la época de la movida. Era maravilloso que se mezclara todo, y así lo seguí viviendo en los 90. Porque en alguno de los locales a los que iba, y también en los que trabajaba, lo mismo estabas hablando un momento con Sabina y al siguiente con Bosé o La Veneno“.

En diversos flashbacks de Swan Song, el protagonista recuerda momentos vividos con su pareja, que ya no está en su vida. En un emotiva escena de la cinta, Pat Pitsenbarger recuerda que su novio murió de sida, y cómo incluso buenos amigos le dieron la espalda en un momento tan complicado. Situaciones así también las vivió Psicosis, desgraciadamente. “Me resulta algo muy cercano, el sida me tocó muy de cerca“, recuerda. “Perdí a muchos amigos en esa época, fue horrible. Yo, como era un inconsciente, no tomaba precauciones en esa época en que sida provocó tantas tragedias. Afortunadamente, aquí sigo, pero muchas personas cercanas no tuvieron esa suerte”.

La jubilación (forzosa) del peluquero Pat Pitsenbarger le llevó a una residencia, solo y desmotivado. Norberto decidió dar descanso a Psicosis Gonsales a los 67 y seguir su plácida vida en Madrid alejado de los clubs y del travestismo. “Le regalé parte de mi vestuario a compañeras como Supremme De Luxe y, aunque me seguían llamando, decidí que no iba a actuar más”. Tras 25 años actuando regularmente en locales como el madrileño Berlín Cabaret, sentía que ya no se le valoraba como consideraba que debía ser. “Cada vez tenía que hacer mis shows más cortos, el público no era respetuoso… Llegué a tener ataques de ansiedad y a sufrir pánico escénico. Hoy día, quizá a excepción de la sala Maravillas, yo no veo que haya salas de cabaret para todos los públicos como aquellas en las que trabajé”.

Atrás quedaban aquellos años 90, cuando llevaban a Psicosis a programas de televisión (Supremme De Luxe recuerda haberla visto, cuando empezaba en el drag, en el programa El semáforo, y alucinar), cuando daba sus primeras oportunidades a otras travestis (“La Prohibida siempre cuenta cómo empezó haciendo coros conmigo”) o cuando actuaba en las fiestas de los pueblos (“lo mismo contrataban a Marta Sánchez que a mí”).

Por eso le hizo especial ilusión cuando Los Javis le propusieron una aparición especial en el programa Una Navidad con Samantha Hudson, y se animó a subirse a los tacones tras cinco años sin hacerlo. “Coincidió con que tenía que pagar una derrama de mi casa y no tenía de donde sacar el dinero”, confiesa entre risas. “En estos momentos de Drag Race me dio un subidón volver y que me conocieran las nuevas generaciones”. Y aunque le diseñaron vestuario para el programa, al final decidió usar prendas propias. “Porque al final llama más la atención la vieja con su cazadorita que las jovencitas con montones de cosas encima“, y estalla a reír.

Le gusta mucho a Norberto la definición que Juan Sánchez hace de su personaje en el Anuario Shangay 2021, donde hace un recorrido por nuestra historia travesti. Por eso nos pidió que la incluyéramos en este reportaje. Así la define: “Psicosis Gonsales es denominada drag queen, quizás por la necesidad de renovar también el lenguaje queer. El actor y bailarín argentino Norberto Di Giorno, residente en España desde 1975, lanza un personaje que cala rápidamente entre el público. Dotado de un envidiable don de palabra, le da una vuelta al travesti clásico, le incorpora una actitud diferente, a medio camino entre el trash y el punk. Empieza a provocar al público con insultos y acaba creando una drag bien recibida en todas partes, incluidas las diferentes televisiones del país”.

Deseando ver la película Swan Song por todo lo que ha escuchado de ella, agradece echar, con esta excusa, la vista atrás y recordar muchos de sus logros, “porque en mis años de mayor popularidad como transformista, no había otra como yo”.

Lo mejor de todo es la buena sensación que se le ha quedado a Norberto Di Giorno / Psicosis Gonsales después de mas de cuarenta años usando tacones para actuar: “Me he sentido aceptado y respetado siempre, tanto por el público como por mis compañeras”.

SWAN SONG ESTÁ DISPONIBLE EN FILMIN

Relacionado

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.