fbpx
30/11/2022

María Peláe es ‘La folcrónica’: “Si mi pareja es una mujer, ¿por qué no voy a decirlo?”

16 marzo, 2022

María Peláe es una artista muy suya, y vuelve a demostrarlo con su segundo álbum, La folcrónica, una combinación de folclore y reivindicación con mucho arte.

María Peláe ha lanzado La folcrónica muy poco después de su triunfal paso por el programa Tu cara me suena, que le ha permitido llegar a un público mucho más amplio, que ha conocido su versatilidad y también su activismo LGTBI. Porque Peláe no se concibe sin su defensa de la visibilidad, que también es parte importante de su música.

Está muy orgullosa la malagueña María Peláe de La folcrónica, que se ha hecho de rogar porque su grabación coincidió tanto con su última gira como con TCMS. “Los huecos que me quedaban del programa eran para rematar los últimos temas del disco”, explica. “Ha sido una época de mucha locura, pero no me quejo”.

Relacionado

Frente al tremendo esfuerzo que implicó sacar su debut, que pudo hacer realidad gracias a un crowdfunding (“fue un parto largo sin epidural”, bromea), en esta ocasión el parto no le ha hecho sufrir, según asegura. “Siempre es duro grabar un disco, pero esta vez todo ha sido mucho más llevadero”.

SHANGAY ⇒ Como tu música rezuma tanto humor e ironía, ¿crees que puede haber gente que piense que no te la tomas muy en serio?
MARÍA PELÁE ⇒ El humor es algo muy serio. Es una manera de decir cosas para que las escuches hasta el final sin enfadarte. Piensa en las comparsas de Carnaval: le dan la vuelta a la historia y como te dicen las cosas de cachondeo, de primeras no te enfadas. Siempre he sido muy irónica, y frivolizo mucho lo que me pasa. A la hora de escribir, me sale así también. Si intentase ser la más seria del mundo todo el tiempo, no sería yo. Pero en canciones como Que vengan a por mí no cabe ni una broma. Bendito sea el sentido del humor.

“Siempre he sido muy irónica, y frivolizo mucho lo que me pasa”

SHANGAY ⇒ En La folcrónica has buscado un equilibrio entre el humor y la seriedad…
MARÍA PELÁE ⇒ Eso es. Hay cachondeo en temas como en el que he grabado con Las niñas [Cuéntale], para dejar claro que no solo va a haber featurings entre hombres, que nosotras también podemos arrejuntarnos. Y luego están canciones como Historia de vida, que he grabado con Vanesa Martín, que es entre durilla y bonita.

SHANGAY ⇒ ¿Por qué buscas siempre hablar del amor desde distintos puntos de vista?
MARÍA PELÁE ⇒ Me encanta hacerlo así. Incluso hablar desde el coraje, como en La quería, que es desahogo hecho canción. Me inspiro mucho en mis experiencias. Esa canción, sin ir más lejos, nació a raíz de una relación que tuve, en que yo me creía que era la principal y después me di cuenta de que no, que era la quería [risas]. Fue hace mucho, pero de repente pensé “¡Ay, mira! Pues lo mismo te toca a ti diez años después!”. [carcajadas]

SHANGAY ⇒ Dices que no has querido incluir el dúo con Alba Reig [parte del trío Sweet California, además de colaboradora en su álbum y su pareja] No me mires así porque por su tono no encajaba en el disco y porque, además, has querido dejar más espacio para temas inéditos. En cualquier caso, es un temazo…
MARÍA PELÁE ⇒ Lo grabamos en plena cuarentena. Y quisimos tratar algo que Alba había vivido, porque por el proyecto musical en el que está hubo mucho tiempo en que ni siquiera podía decir abiertamente que es lesbiana. Hacerlo de esa manera, a través del arte, y junto a su pareja, fue una manera bonita de tratar el tema, sin necesidad de dar una rueda de prensa. La canción habla más de deseo que de amor, y por ese lado también quisimos incluir una pequeña crítica hacia aquellos que creen que el deseo sexual tiene que ir siempre unido al enamoramiento. Y no, carajo, una persona no me atrae solo por sus ojos… [risas].

“No voy a darle la razón a aquellos que quieren que esté callada”

SHANGAY ⇒ ¿Por qué te muestras cada vez más combativa en tu lucha por la visibilidad lésbica?
MARÍA PELÁE ⇒ Es algo que siempre he hecho en mi vida normal, y ya que tengo un altavoz, lo aprovecho. Si mi pareja es una mujer, ¿por qué no voy a decirlo? No voy a darle la razón a aquellos que quieren que esté callada. No actúo desde el enfado, sino desde la naturalidad. Si ya en situaciones cotidianas se crean silencios extraños cuando dices que no tienes novio, sino novia, imagínate cuando empecé a decirlo ante un micro. Y de repente escuchabas “anda, pero si es muy femenina”…, y lo remataban. Por eso hay que hablar.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo surgió un tema tan desternillante como La niña?
MARÍA PELÁE ⇒ Fue el primero de esa onda que compusimos para el álbum. Nos fuimos Alba y yo a una casa rural, nos tomamos unas cervecillas y de pronto dije “¡venga, vamos a hablar de bolleras!” [risas]. Lo que empezó de coña terminó siendo esa canción que tanto camino ha recorrido. Y veo a gente que notas que tiene una mentalidad de lo más antigua cantándola y me digo “no te has enterado de qué va”. Resulta de lo más cómico.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo surgió el título del disco?
MARÍA PELÁE ⇒ Me gusta mucho un juego de palabras, y este define bien la idea del disco. Me propuse tirar de lo añejo y combinarlo con lo moderno. Porque así es como me siento a menudo, como una folclórica de toda la vida en un mundo moderno; me pongo mi bata de estar por casa un poco más larga, para darle coletazos, y mientras escucho a Daddy Yankee [risas]. Y he querido relacionar ese término con el de crónica porque hablo de las cosas que voy viendo en mi día a día. Hasta el periódico que sale en la portada tiene su porqué: es el día en que nació mi abuela, del 23 de octubre de 1936. Quería hilarlo todo desde entonces hasta hoy.

“Hubo momentos en que ni yo misma me permitía hablar con libertad. Me decía ‘esto es una etapa”

SHANGAY ⇒ ¿Siempre te has sentido libre para hablar de quién eres y cómo sientes?
MARÍA PELÁE ⇒ Ha habido épocas en que no. Y no por mi profesión, sino porque hubo momentos en que ni yo misma me permitía hablar con libertad. Porque me decía “esto es una etapa”, cambiaba “novia” por “novio” cuando me preguntaban… El hecho de no haber tenido referentes de adolescente tuvo que ver; pensaba que era un problema mío que no me atrajesen los hombres. En la tele veía a algún hombre gay en series, cargados de estereotipos…, pero ya mujeres lesbianas, no existían. Y las pocas que se veían era a través de la visión del hombre heterosexual, ya fuese como fantasía sexual o con clichés chungos.

Qué bonito es tener el altavoz del arte para meterte en las casas de la gente, y que personas que estén pasando por cosas parecidas a las que viví yo vean que no están solas. Suerte que las nuevas generaciones ya lo viven todo de otra manera; mola que sean tan libres.

SHANGAY ⇒ Tú representas un modelo de folclórica muy distinto a esas que tenemos como grandes referentes…
MARÍA PELÁE ⇒ Porque nos han tocado épocas muy diferentes. Y eso que ellas ya hicieron mucho en su momento. Hay que ir dando pasitos todo el tiempo.Y se lleva el flamenco a otro público en cada generación. Cuando veo en un concierto mío a un muchacho jovencito cantar Cómo me las maravillaría yo pienso “olé, qué alegría”.

“Ahora que no tengo que imitar a un artista cada semana me lío, tengo que ser yo misma todo el tiempo”

SHANGAY ⇒ ¿Cómo llevas trabajar en tu música junto a Alba, que es además tu compañera de vida?
MARÍA PELÁE ⇒ Es una maravilla. Nos respetamos y admiramos profesionalmente, y cuando trabajamos nos ponemos hasta serias. Y llegamos a ser obsesivas, porque encima tenemos el estudio en casa. Al principio, componer juntas se nos hacía hasta raro, porque nunca lo habíamos hecho con nadie. Hemos terminado creando un buen equipo, porque a las dos nos gusta probar distintos estilos, también cuando componemos para otra gente.

SHANGAY ⇒ ¿Cuánto tiempo lleváis juntas?
MARÍA PELÁE ⇒ Cuatro años y medio. Debido a la situación de Alba, no fue hasta que llegó la pandemia que lo hicimos público. Porque a ella se le había dado a entender que no hablara mucho de su vida privada. Bueno, en realidad a las tres… Al desligar su vida privada de la profesional se había acostumbrado a omitirla. Llegó la cuarentena y se veía que, obviamente, vivíamos juntas. Y fue tan sencillo como naturalizarlo, compartiendo fotos en la redes sin mayor problema.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo os conocisteis?
MARÍA PELÁE ⇒ Por amigas en común. Fuimos coincidiendo en sitios, y a partir de venir un día a un concierto mío en La Fídula ya fue cuando nos fuimos viendo más. Todo muy normal.

SHANGAY ⇒ ¿Te gustaban Sweet California?
MARÍA PELÁE ⇒ No conocía mucho el proyecto. Hasta el punto que me creía que eran guiris, fíjate tú mi inglés [risas]. El primer día que fui a casa de Alba me la encontré con el pelo rosa y escuchando Raya Real a todo volumen. Ahí dije “¡pero si esta es más flamenca que yo!”. Y de hecho, en muchas cosas lo es.

SHANGAY ⇒ ¿Te presentarías al Benidorm Fest?
MARÍA PELÁE ⇒ No me veo yo preparada. Me da mucho, mucho respeto. Por eso me parecen muy valientes quienes se han presentado este año. Ha estado del carajo, no sé por qué protestamos. ¿Que se podrá mejorar? Todo se puede mejorar. Pero se ha hecho justicia a todos los pedazos de artistas que han participado. Yo lo vi desde casa como la mayor eurofán del mundo, pero este año no presenté nada. Y no sé si lo haré en un futuro. Porque tú haces las cosas con mucho mimo, pero cuando las sueltas, ya no sabes qué va a pasar. Y no sé si encajaría bien las opiniones que pudieran surgir si fuera; ni si me vendría bien. Porque una cagada me podría reventar. Como compositora no descarto hacer un tema para alguien, pero dar la cara me da mucho respeto.

“No me veo preparada para presentarme al Benidorm Fest. Me da mucho respeto”

SHANGAY ⇒ Sin embargo, no tuviste problema en participar en Tu cara me suena
MARÍA PELÁE ⇒ Eso sí. Con todos mis miedos y mis cosas. Pero lo viví como un juego, porque lo que haces es ponerte en la piel de otros artistas, y lo hice encantada. Hasta tal punto que ahora que ha terminado el programa, al no tener a quien imitar cada semana, me lío, porque ahora tengo que ser yo misma todo el tiempo [risas]. Ha sido un currazo que he disfrutado muchísimo.

SHANGAY ⇒ ¿Qué imitaciones te impusieron más?
MARÍA PELÁE ⇒ Las de Rocío Jurado y Lola Flores. Porque me imponían mucho respeto. Y cantar delante de Lolita haciendo de su madre, imagínate. Pero salió muy bien, y Lolita me tendió la mano desde el minuto uno.

https://www.tiktok.com/@shangaycom/video/7074946359824059654?is_from_webapp=1&sender_device=pc&web_id7054858276559586821

SHANGAY ⇒ Aprovechaste, una vez más tu altavoz, para abogar por la visibilidad lésbica, como cuando Alba y tú imitasteis a Anitta y a Becky G con Banana...
MARÍA PELÁE ⇒ Es que empecé a ver un falocentrismo inmenso en los comentarios que se hacían, y me empezó a entrar una cosa por el estómago... Era consciente de que es un programa que ve mucha gente, y que quizá no debería decir nada, pero es que iba a reventar [risas]. Porque la actuación la habíamos hecho dos mujeres que, además, son pareja. Y me quedé tranquila, porque si no esa noche no habría dormido.

SHANGAY ⇒ A ti no te calla nadie, ¿verdad?
MARÍA PELÁE ⇒ Bueno, mi madre sí... Y Alba también [risas].

Relacionado

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.