fbpx
26/11/2022

Iván Mañero y su lucha por ‘las otras mujeres del siglo XXI’

23 noviembre, 2022

La vinculación de este doctor con el colectivo LGTBI está más que demostrada a través de su implicación con las personas trans. Pero también está volcado con las mujeres y niñas de Guinea Bissau.

Ha sido pionero en las operaciones de reasignación de género. Tanto, que hasta se ha enfrentado muchas veces hasta con la legislación. La línea entre ser pionero o parecer un descerebrado es tan delgada que al doctor Iván Mañero le ha hecho ganarse más de un enemigo en los últimos veinte años. “Estás loco, se te va a llenar la consulta de putas” era el comentario más recurrente entre sus compañeros allá por 1997, cuando decidió sumergirse en el desconocido mundo de las reasignaciones de sexo. Él mismo nos lo dijo, en una entrevista que le hicimos hace unos años.

"Un martes –recordaba entonces–, dos chicas transexuales acudieron a su clínica de cirugía estética en Barcelona con un problema genital importante tras haber sido intervenidas fuera del país”. Lo pudo subsanar y, en el posoperatorio, Mañero tuvo una revelación: “¿Por qué en España no se hace esto? Hasta yo desconocía el tema, no está en los libros, y eso que siempre ha estado presente. Es complejo, apasionante y maravilloso, estamos hablando de una cirugía que cambia hombres y mujeres. Como cirujano plástico, es la cima del arte, un reto mayor que hacer a alguien más guapo”.

Relacionado

Sus vecinos también quisieron echarle de su consulta: “El ser humano es así, tiene miedo a lo nuevo. Cuando te arriesgas te pasa esto, y cuando ya consigues que sea visible, todos quieren participar”. En la actualidad, acumula más de dos mil cirugías –unas cien al año– y la media de sus pacientes ni se acerca a la treintena. “Me gusta el paciente y el proceso. De lejos, son los mejores pacientes que tengo y tendré. Es un entorno maravilloso, agradecido. Has cambiado su vida, has roto algún tabú…”.

Pero, como decimos, esta no es la única causa en la que está volcado. Un año más, la Fundación Iván Mañero celebró su cena benéfica para conseguir fondos para las mujeres de Guinea Bissau. El lema de la noche era ‘Las otras mujeres del siglo XXI’, y gracias a la solidaridad de más de 450 asistentes, a la empresa SUACORP, patrocinadora principal del evento, y a la colaboración de TAVIL, la Fundación Dr. Iván Mañero y la ONG AMIC consiguieron recaudar más de 58.000 euros, que se destinarán íntegramente a proyectos para mejorar la calidad de vida de mujeres y niñas en Guinea Bissau.

El objetivo de esta gala, que arrancó con la maravillosa actuación de Mónica Green, era recaudar fondos para proyectos que aseguren un futuro más esperanzador y de mayor calidad para las mujeres y niñas más vulnerables de Guinea Bissau, uno de los cinco países más pobres del planeta.

Todo ello para contribuir a eliminar datos como el analfabetismo de las mujeres (70%). Además, un 50% tiene que pasar por la aberración de la mutilación genital, un 80% recibe violencia en su hogar y solo una de cada cuatro recibirá atención sanitaria durante el parto.

Los proyectos de la Fundación Dr. Iván Mañero no solo buscan acabar con estos datos, sino también empoderar a las mujeres para que reconozcan su valor y exijan su papel y sus derechos dentro de una sociedad en donde son el pilar que la sustenta.

Durante la cena, Elsa Anka, conductora de la gala y embajadora de la fundación desde hace más de una década, explicó su emotiva experiencia cuando, en febrero de 2020, viajó a Guinea Bissau para conocer en primera persona tanto los proyectos como a su ahijada. “He sido recientemente abuela, y este año el motivo de la cena me conmueve más que nunca. Porque estoy rodeada de mujeres maravillosas y se te rompe el alma cuando viajas allí y ves que, con todo lo que sufren a diario, siempre tienen una sonrisa en el rostro. Nunca olvidaré que gracias a la fundación, tengo dos Lidias maravillosas en mi vida: una, mi hija, y la otra, ya toda una mujercita a la que apadriné con tan solo cinco meses”. Además, fue la encargada de anunciar como madrina de los proyectos 2023 a Raquel Meroño, a la que le ha trasladado su amor y dedicación por la causa.

Ruth Mañero, directora de la fundación, puso en contexto a los presentes explicando la dura situación que viven mujeres y niñas en Guinea Bissau, y el futuro tan incierto que se abre ante ellas. “En sus brazos recae el peso de toda la economía familiar, del cuidado de la familia; pero también de toda una comunidad, del trabajo duro en casa; pero también en el campo, pescando en el río, recogiendo el anacardo y el cacahuete, haciendo carbón, recorriendo kilómetros para traer agua a casa... Y sin embargo, para toda una sociedad son invisibles”.

Relacionado

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.