Antonio Banderas nos trae el corazón de Sondheim en la mejor 'Company' (y lo que falta por llegar)

Hasta el 14 de febrero se puede disfrutar en Madrid del musical 'Company', una obra maestra de Stephen Sondheim, con Antonio Banderas como protagonista.

Antonio Banderas nos trae el corazón de Sondheim en la mejor 'Company' (y lo que falta por llegar)
Nacho Fresno

Nacho Fresno

Plumilla poliédrico -escondido tras una copa de dry martini- que intenta contar lo que ocurre en un mundo más absurdo que random.

2 febrero, 2023
Se lee en 4 minutos

Temas: , , , , ,

Stephen Sondheim es como las ostras: podrán gustar o no, pero nadie duda de que son extremadamente exquisitas. Y si estas ostras están servidas con el mejor champagne, nadie se puede resistir a ese maridaje. Cuando, además, se sirven en bandeja de plata, entonces ya se llega al cielo. Todo eso es el Company que Antonio Banderas ha traído a Madrid. Sondheim, por fin, en estado puro. Sin artificios añadidos, como nunca antes lo habíamos visto en España.

No es Stephen Sondheim un autor fácil, para qué decir lo contrario. Estamos ante el compositor  de musicales ‘cultos’ por excelencia. El más operístico de de todos, con permiso de Leonard Bernstein, para quien hizo el libreto de West Side Story. Cada vez que alguien lo monta en España, siempre tiende a darle esa pátina de ‘cultura europea’, en la que para ser ‘culto’ hay que ser ‘sesudo’. Hasta que llegó Antonio Banderas y nos trajo al de verdad, al genuino: al del Nueva York de los setenta y ochenta. Al creador al que todos los grandes del teatro anglosajón recurren para volver a sus orígenes más puros cuando ya han tocado el cielo de todas las famas.

No quiero decir con esto que no hayamos visto aquí memorables montajes de los grandes clásicos del compositor, desde Follies hasta Sweeney Todd, pasando por A Funny Thing Happened on the Way to the Forum (en España conocida como Golfus de Roma) o A Little Night Music. Algunos de ellos, por cierto, en este Teatro Albéniz que se acaba de reinaugurar con estas funciones, que ya están a punto de terminar.

Antonio Banderas nos trae el corazón de Sondheim en la mejor 'Company' (y lo que falta por llegar)

Marta Ribera y Antonio Banderas en el final de Company, una obra maestra de Stephen Sondheim.

Antonio Banderas regresa a los escenarios madrileños de los que partió hace muchos años para triunfar internacionalmente. Y lo hace con Company, un Sondheim en estado puro que se estrenó en 1970 en la ciudad que nunca duerme. Al igual que hizo Julie Andrews cuando, tras treinta años de ausencia, regresó a las tablas neoyorquinas con Putting it Together en 1993 (en su reposición, en 1999, fue Carol Burnett, que tampoco es ninguna tontería). Dos obras que guardan muchas similitudes entre sí.

Como también las guardan ambos regresos: no hay grandes marquesinas en las principales calles de la ciudad, ni grandes luminarias en estos teatros ‘off’ Gran Vía o Broadway. Los grandes, los de verdad, regresan así. Madonna también recurrió a este compositor porque, sooner or later, todos los grandes terminan haciéndolo.

Antonio Banderas –cuyo regreso real a las tablas en España fue con un espléndido A Chorus Line que, por culpa de la pandemia, no pudo estrenar él en Madrid– se ha embarcado en el que sin duda es el proyecto más interesante que ha dado en la escena española en años: el Teatro Soho Caixabank de Málaga. Él –que sabe de verdad lo que es la cultura del showbiz– quiere que los españolitos de a pie podamos disfrutar de ella tal y como se puede ‘degustar’ allí, en Broadway. Ya con ese A Chorus Line dejó claro cómo iba a ser el nivel de la empresa, y con Company se consagra.

Ama el teatro musical y eso se nota. No es de esos que lo ven como subcultura o un género semiculto. Ya en los 90 del pasado siglo intentó parir este proyecto cuando, junto al tristemente fallecido Luis Ramírez, Nacho Artime y la SGAE se embarcó en una aventura que, quizás, entonces era demasiado prematura: abrir un gran teatro de musicales en la entonces abandonada estación de Príncipe Pío. Por aquellos años, una joven Marta Ribera ya protagonizaba los musicales que comenzaban a conquistar el Madrid menos comercial (y que fueron el punto de partida de lo que hoy podemos disfrutar en la capital), como aquel recordado Hermanos de sangre que estrenó en el Teatro Lara en el año 2001. Y que fue portada entonces de nuestra revista.

Antonio Banderas nos trae el corazón de Sondheim en la mejor 'Company' (y lo que falta por llegar)

El elenco completo de este espectáculo redondo que ha dirigido y producido Antonio Banderas.

Marta Ribera –ya consagrada como una de las grandes estrellas del género en España– es quien está hoy con Banderas en este Company de lujo en el que, valga la redundancia, toda la compañía es un lujo. Los anglosajones dirían «the best ensemble possible»: María Adamuz, Albert Bolea, Lorena Calero, Javier Enguix, Laura Enrech, Lydia Fairén, Robert González, Dulcinea Juárez, Silvia Luchetti, Julia Möller, Paco Morales y Carlos Seguí.

La dirección de Banderas nos recuerda al Harold Prince de esos años gloriosos. Una iluminación exquisita y un diseño de sonido que destaca, precisamente, porque no se hace notar, pero en donde todo se escucha como se tiene que escuchar, rematan la faena. El protagonista y Marta Ribera, junto al resto del elenco, van calentado al personal durante tres horas de música de este genio neoyorquino para llegar a ese (dificilísimo) clímax final. Ese momentazo en que que Madrid se convierte, como decimos, en el mejor Broadway de los mejores años del mejor Harold Prince. Sin que se note, como quien no quiere la cosa. Casi nada.

Una fiesta sorpresa por el 50 cumpleaños de Robert (Antonio Banderas) es el punto de partida para una serie de historias, aparentemente inconexas, de una obra que, en palabras del actor y director, «pretende explorar al propio ser humano en sus temores, en el amor o el desamor». ¿Qué es mejor, estar soltero o casado? ¿Solo o en ‘company’ de alguien? Ser o no ser, he aquí el (viejo) dilema, «that is the (old) question», que parece que aún no hemos resuelto.

Antonio Banderas nos trae el corazón de Sondheim en la mejor 'Company' (y lo que falta por llegar)

Company es el segundo espectáculo que produce Banderas para el Teatro del Soho Caixabank.

Estamos ante una obra que destila años setenta, con una partitura magistral que combina la esencia de los escenarios neoyorquinos con esas inquietudes de unos años que fueron maravillosos en cuanto a la creación teatral. Unos años que cambiaron por completo el concepto del género musical, y que crearon una revolución que hoy día sigue, en lo musical, siendo rompedora aunque en los textos, quizá, se haya quedado un poco desfasada. Pero, ¿no ocurre lo mismo con muchas de las mejores óperas del repertorio?

Todo eso es lo que promete seguir trayendo Banderas a su Teatro del Soho. Todo eso es lo que Málaga tiene la suerte de tener en esa sala que se abrió justo antes del covid y que ni siquiera una pandemia logró apagar. Es el sueño de un loco maravilloso que ahora podemos disfrutar en Madrid, pero solo hasta el 14 de febrero.

Conviene que nadie se la pierda, pero hay que tener a esta ciudad andaluza en nuestras mentes. Y es que el año que viene vamos a tener que volver a viajar hasta allí, porque suenan ecos de un nuevo Sondheim

Shangay Nº 565
Portada de la revista Anuario 2023
  • Julio 2024
Shangay Voyager Nº 39
Portada de la revista Shangay Voyager 39
Anuario 2023
Portada de la revista Anuario 2023
  • Diciembre 2023