18/09/2019

Con faldas y a lo Gaga: momentos LGTBI de los Oscar 2019

25 febrero, 2019

Aunque casi todas las películas nominadas tenían tramas, guiños o personajes LGTBI, la 91 edición gala los Oscar no será especialmente recordada por ser la más valiente, arriesgada ni reivindicativa en cuestiones LGTBI.

La inclusión y la diversidad volvía a estar presente – ¡Y menos mal! – de la mano del girl power y de la reivindicación de la inmigración y de la mezcla racial.

Aunque han sido escasos, algunos ha habido. Repasamos los 6 guiños LGTBI que hemos vivido en la fiesta del cine hollywoodiense.

1. Los chicos también llevan falda

El actor de Pose pisó la alfombra roja de la 91 edición de los Oscar con un esmoquin con falda de terciopelo negro firmado por Cristian Siriano. Una apuesta arriesgada que tenía un mensaje claro: los chicos también pueden usar, y estar elegantes, en falda.

El outfit de Billy Porter ha sido aplaudido por los defensores de la moda sin género. La tedencia no-gener está cobrando peso en las red carpets más importantes de todo el mundo y así lo demostraron antes Thimotee Chalamet, Cody Fern y Julia Roberts con sus looks de los últimos Globos de Oro.

Otros chicos que anoche coquetearon con la moda queer fueron los actores Chadwick Boseman (Black Panter) y Nicholas Hoult (La Favorita), aunque se quedaron muy lejos de alcanzar la hazaña de Porter.


2. El amor por encima de las diferencias de Green Book

Este año el siempre necesario alegato contra el racismo y la homofobia retumbó en Hollywood gracias a Green Book. Con tres de los Oscars más importantes –mejor película, mejor guión original y mejor actor secundario–esta comedia dramática se convertía en la gran triunfadora de la noche. “Toda la historia se trata de amor, amarnos los unos a los otros, a pesar de nuestras diferencias y descubrir quiénes somos”, decía su director Peter Farrelly aferrado a su estatuilla sobre el escenario del Teatro Dolby de Los Ángeles.

El trabajo de Mahershala Ali, que ya fue premiado por la película LGTBI de 2017 Moonlight, también tuvo el reconocimiento debido. En Green Book se ponía en la piel del Dr. Donald Shirley, un conocido pianista afroamericano y (¡ATENCIÓN SPOILER!) también gay. “Me tocó profundamente interpretar a un personaje tan profundo al que le doy las gracias”, expresó Mahershala.


3. El homenaje de Rami Malek al inmigrante gay más genuino

Rami Malek recogió su Oscar como Mejor Actor por su papel de Freddie Mercury en Bohemian Rhapsody. Aunque algunos le han reprochado que no haya hablado de VIH o LGTBIfobia, en su discurso tuvo palabras para uno de los iconos LGTBI más importantes de la historia del rock.

“Estoy pensando qué le hubiera dicho al pequeño Rami si esto pudiera ocurrirle algún día y creo que le estallaría la cabeza . Ese chico estaba buscando su identidad, tratando de descubrir su voz. Escucha: hicimos una película sobre un inmigrante gay que vivía su vida genuinamente, sin pedir disculpas. Y el hecho de que le estemos homenajeando esa noche demuestra que queremos más historias como esta. Soy hijo de inmigrantes egipcios, estadounidense de primera generación… Mi historia se está escribiendo en este momento y no puedo estar más agradecido a cada uno de vosotros, a cada una de las personas que creísteis en mí”.

Con el de Rami, Bohemian sumaba cuatro Oscars, convirtiéndose en la cinta más premiada de la noche. Los otros tres galardones fueron a parar a mejor edición de sonido, mejor mezcla de sonido y mejor montaje.


4. La Favorita, mujer contra mujer(es)

La actriz británica no partía como la favorita (valga la redundancia) de las quinielas y, sin embargo, se ha llevado a a casa la estatuilla a mejor actriz por su maravillosa interpretación de la reina Ana Estuardo en La Favorita. De sus diez nominaciones iniciales, Olivia Colman conseguía para la película de Yorgos Lanthimos su único galardón de la noche.

Era el primer Oscar y nominación de la actriz de 45 años. En su emocionante y disparatado discurso tuvo palabras cariñosas para sus compañeras de reparto. “Emily y Rachel, las dos mujeres más maravillosas en el mundo de las que enamorarse”. Una mención que mucho tenía que ver con sus personajes en La favorita porque (¡ATENCIÓN SPOILER!) forman un descarnado, obsesivo y letal trío lésbico.


5. Lady Gaga y su mensaje de superación

Era una de las protagonistas de la noche y lo demostró. Vestida para ganar por Alexander McQueen, nada más pisar la alfombra roja su nombre se convirtió en la tendencia más tuiteada.

Su interpretación de Shallow con Bradley Cooper no decepcionó y ambos derrocharon la química esperada. Volver a verlos en el escenario, deshaciéndose en miradas cómplices, era un sueño para los fans de Ha nacido una estrella.

Minutos mas tarde, cuando recibió el Oscar a mejor canción, brindó uno de esos brillantes speechs de superación personal a los que nos tiene acostumbrados. «He trabajado duro durante mucho tiempo y no se trata de ganar. De lo que se trata es de no rendirse. Si tienes un sueño, lucha por él. Hay una disciplina para la pasión, y no se trata de cuántas veces te rechazan o te caes o te golpean. Se trata de cuántas veces te levantas, eres valiente y sigues adelante». De esta manera la germanotta volvía a meterse en el bolsillo a su público gay que siempre se siente identificado con sus mensajes .


6. El blues de… Rainbow Street

“Así que yo estoy aquí como ejemplo de lo que se consigue cuando le da tanto amor y apoyo a alguien”, compartía Regina King entre lágrimas al agradecer el Oscar a Mejor actriz de reparto por El blues de Beale Street. Un mensaje que ha sido aplaudido por las redes sociales por englobar muchos de las aspiraciones, ideales y luchas actuales, entre ellas las del activismo LGTBI.

En El blues de Beale Street director, Barry Jenkins, denunciaba el racismo y la desigualdad sin caer en lo obvio. Temas que ya trató en su oscarizada joya LGTBI, Moonlight.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.