17/06/2019

Blanca Li recupera el Morocco más travesti y petardo

11 abril, 2019

De la mano de Alaska, el Morocco fue el templo al que había que ir, sí o sí, en la década de los noventa. La sala, con esa decoración entre glamourosa y kitsch, era perfecta para ello, y fue el escenario en el que se consagraron las Diabéticas Aceleradas. En esa época, otro local, El Calentito, en la calle Jacometrezo (casi puerta con puerta con el Xenon), de la mano de Blanca Li, ‘rivalizaba’ con Morocco por ver quién ocupaba el puesto más marica en un Madrid que empezaba a presumir, ya sin complejos, de pluma y petardeo. Los domingos, la cita era en el no menos mítico Shangay Tea Dance. Pues ese espíritu vuelve, y lo hace, de nuevo, con Blanca Li al frente.

Su nombre real es Blanca María Gutiérrez Ortiz y nació en Granada. Pero el nombre por el que es conocida en todo el planeta es Blanca Li. Una bailarina que ha roto moldes (es además coreógrafa y directora de cine) y que tiene su centro de operaciones en París.

Desde allí ha conseguido enamorar con su arte a millones de personas en todo el mundo. Almodóvar es uno de los que llevan años rendidos a sus pies.

La artista quiere recuperar esos años en los que la vida LGTBI de Madrid daba un paso de gigante que fue definitivo para llegar a ser lo que hoy es. Una noche loca, con pluma, en la que reivindica a las travestis, las plataformas y el transformismo. Unas noches en las que Paco Clavel puede volver a presumir de su filosofía cutrelux, que quizás se había perdido.

Ella misma nos las define: «Tengo el placer de invitarte a la inauguración de LAS FIESTAS DE BLANCA LI, unas soirees que estamos haciendo en París desde hace un mes y empezamos ahora en Madrid. Van a ser unas fiestas gamberras y divertidas, llenas de actuaciones y sorpresas, locas y atrevidas como Blanca misma… Va a ser en la Sala Morocco, y no te lo puedes perder».

Hoy, jueves 11 de abril, toca. Si eres de los que disfrutaban de esas noches míticas del Morocco, no hay excusa. Y si eres un millennial que solo has oído hablar de ellas, pues ya sabes…

¡Viva la pluma!

Morocco fue el tempo de la pluma, las travestis y el mariconeo más kistch. Blanca Li quiere recuperar ese espíritu. Las fotos no dejan lugar a la más mínima duda…

Dani Pannullo, entre amig@s…

Paco Clavel reivindica su cutrelux en una fiesta que es todo un homenaje a la pluma.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.