19/09/2019

Guillermo de Inglaterra, la cara LGTBI de la monarquía británica

2 julio, 2019

Hace unos años fue portada de Attitude, revista británica que es un icono en la vida LGTBI en el Reino Unido. Un gesto muy poco usual de una casa real. Ahora, Guillermo de Inglaterra, coincidiendo con el Orgullo, vuelve a sacar el lado LGTBI de la monarquía británica.

El príncipe –que es el segundo en la línea de sucesión de la corona, tras su padre, Carlos de Inglaterra, de 70 años– visitó la semana en la que se conmemoraba el cincuentario de los sucesos de Stonewall la asociación Albert Kennedy Trust, una ONG que ayuda a personas LGTBI en riesgo de exclusión social, o que provienen de hogares rotos.

Allí, un periodista le preguntó sobre qué pensaría si tuviera un hijo gay. Su respuesta no deja lugar a dudas: «Creo que no piensas en eso hasta que eres padre y, obviamente, me parecería perfecto. Teniendo en cuenta el papel [en la dinastía británica] que tendrán mis hijos, lo único que me preocuparía es cómo se interpretaría y sería visto».

Esta visita estaba incluida dentro de la agenda institucional del duque de Cambridge, y así quedó recogida en las redes sociales de la Casa Real: «Coincidiendo con el Pride anual de Londres, y en reconocimiento con el 50 aniversario de Stonewall, el duque de Cambridge visitó la Albert Kennedy Trust», con una foto de Guillermo durante su estancia.

El príncipe sigue así los pasos de su madre, Diana de Gales, que rompió moldes cuando se volcó con los enfermos de sida en unos momentos en que esta enfermedad era un verdadero estigma social.

Los Windsor vivieron en su propia familia una boda gay hace casi un año, en septiembre de 2018. Fue Lord Ivar Mountbatten, primo de Isabel II, quien dio el «sí, quiero» a James Coyle, su compañero. Mountbatten es un aristócrata descendiente de la reina Victoria. En 1994 contrajo matrimonio con Penelope Anne Vere Thompson en la localidad de Clare, y tuvieron tres hijas. Se divorciaron en 2011, y cinco años después él declaró públicamente su homosexualidad. La ceremonia, con unos 60 invitados, fue portada de Hello!, el ¡Hola! británico.

Hace unos años fue Victoria de Suecia, también heredera al trono, quien sorprendió cuando acudió a entregar un premio al homosexual del año en una gala organizada por la revista QX.

En España, los reyes Felipe y Letizia se reunieron con los colectivos LGTBI en el segundo acto que realizaron tras ser proclamado Felipe VI como rey. Algo insólito en la monarquía española hasta ese momento. Años más tarde, con motivo del WorldPride en Madrid, desearon que ese acto «fuera un éxito».

El pasado mayo de 2018, fue el propio rey Felipe VI quien nos mandó una foto dedicada a todos los lectores y trabajadores de Shangay por nuestro 25 aniversario. No hay duda de que las cosas están cambiando en las monarquías. Y nos alegramos.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.