18/08/2019

La ejemplar respuesta de la gente de La Palma ante un ataque homófobo

9 agosto, 2019

Las calles del pueblo de Tazacorte, en la isla de La Palma, han amanecido con unas intolerables pintadas homófobas en las que puede leerse «pueblo de maricones». La respuesta de la gente de la isla y de la asociación Violetas ha sido ejemplar. Toda una lección.

La asociación Violetas LGTBI –encargada de organizar el Orgullo de La Palma y de la parte social del Isla Bonita Love Festival– ha sido la primera en denunciar estas pintadas, además de desplazarse hasta la zona para protestar in situ: «Consideramos intolerable este nuevo ataque homófobo que evidencia a lo que nos enfrentamos cada día gays, lesbianas, trans y bisexuales en La Palma”, explican desde el colectivo.

“Estas pintadas son la punta del iceberg del infierno que viven muchas personas con sexualidades diversas en la isla de La Palma. Cuando las pintadas se producen en espacios públicos, la humillación es generalizada, pero cuando se producen en el terreno íntimo –en los colegios, en los entornos laborales, en la familia–, este tipo de pintadas e insultos suponen una humillación personal que cercena el autoestima y conculca los derechos de las personas LGTBI que defendemos”, afirman.

“Lo sabemos porque intervenimos con personas que sufren este tipo de ataques diariamente y sabemos las terribles consecuencias que tienen para el desarrollo de sus vidas”, denuncian desde Violetas. “Esto es un delito de odio y como tal, hemos puesto en conocimiento de la unidad de delitos de odio de la Guardia Civil lo que consideramos un ataque reiterado e intolerable al colectivo en La Palma. Además, sabemos perfectamente quién es el autor de las pintadas, conocemos su trayectoria de apoyo a la ultraderecha en la isla y tenemos la firme determinación de llevarlo ante los tribunales”, aclaran desde la asociación LGTBi de La Palma. “Sabemos que este individuo no representa el verdadero espíritu abierto y diverso de la isla de La Palma”, aseguran también.

Se trata de la segunda vez que se producen estos ataques en Tazacorte, localidad en la que se celebra el Orgullo y en la se encuentra el primer bar LGTBI de la isla, La Marmota, cuyas dueñas, Naty y Yele, son un matrimonio volcado en la causa. El año pasado, con motivo de la histórica celebración de la primera Marcha del Orgullo en La Palma, el colectivo LGTBI sufrió un ataque similar con pintadas en la calzada donde podía leerse la palabra “maricones”.

Ya entonces, tanto Violetas LGTBi como el Observatorio Canario contra la LGTBifobia de Algarabía denunciaron públicamente aquel ataque inaceptable. Además, en otras dos ocasiones han aparecido pintadas en la localidad de Los Llanos de Aridane en los mismos términos en el banco con los colores de la bandera LGTBI pintado en colaboración con el Ayuntamiento (gobernado por el PP con mayoría absoluta) para visibilizar al colectivo.

Desde Violetas LGTBi quieren agradecer el apoyo sin fisuras recibido no solo por parte de las instituciones, sino del pueblo de Tazacorte y de toda la isla de La Palma, que en las últimas horas han recibido innumerables muestras de apoyo y afecto. “Estos ataques nos hacen más fuertes, centran nuestros objetivos y hacen totalmente evidente la necesidad de que La Palma cuente con los recursos necesarios para atender a un colectivo vulnerable que todavía sufre este tipo de humillaciones”, añaden.

“Anoche decenas de activistas LGTBI de La Palma se organizaron y movilizaron de forma espontánea para fotografiarse junto a las pintadas con una bandera del Orgullo, dejando claro que, lejos de achantarnos, el autor de las pintadas, en su calidad de delincuente, nos hace más fuertes y consolida nuestra determinación por seguir luchando para que nadie en La Palma sufra estos ataques por amar o ser quién quiera ser”.

Esta pintada supone un ataque a lo más intimo de la libertad de las personas que viven en La Palma desde  Violetas nos han confesado que «creemos que la pintada está incompleta y que debería ser «pueblo de maricones… y lesbianas, transexuales e intersexuales orgullosas». Y estamos de acuerdo. No nos puede gustar más esta ejemplar respuesta de los bagañetes, que es como se conocen a los que han nacido en ese pueblo palmero.

Es más, nos encantaría que lo pintaran con spray en la carretera y quedara así para siempre. ¡Vivan los bagañetes!

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.