07/12/2019

Julia Michaels: “Sigo estando loca, pero de otra manera”

8 octubre, 2019

A sus 25 años, Julia Michaels vive un momento dulce. Si desde muy joven se forjó un nombre destacado como autora para estrellas del pop, ahora ella brilla como solista. A su paso por Madrid, hablamos de su recién editado Inner Monologue, Pt. 2, de cómo ha aprendido a exorcizar sus demonios y más.

Llenó el Teatro Barceló el pasado 4 de octubre, que fue cuando pudimos charlar con ella. Antes de empezar nuestra entrevista, miró por la ventana de la sala y flipó al ver la cola que había en su puerta, muchas horas antes de su concierto. Por su música, introspectiva y algo torturada, cabría pensar que la solista y compositora de 25 años sería apocada e introvertida. Nada que ver con la Julia Michaels que nos recibió, divertida, risueña y con el ‘fuck’ continuamente en la boca.

Muy distinta fue la situación cuando visitó Madrid por primera vez hace año y medio como telonera de Niall Horan. “Todo cambió para mí a raíz de Issues. Estaba algo asustada, porque compongo canciones muy personales, y nunca sabes cómo va a reaccionar el público a tus sentimientos. Me halaga que haya gente que conecta como lo hace a mi música”. Ella nunca ha esperado durante horas para ver a un artista en directo, pero confiesa que lo va a hacer en breve: “Me voy a escapar un día que tengo libre a ver a Oliver Tree, que me tiene obsesionada, y esperaré todo lo que haga falta para ponerme en primera fila”.

“Compongo canciones muy personales, y nunca sabes cómo va a reaccionar el público a tus sentimientos”

No puede evitar inquietarse cada vez que lanza un nuevo trabajo, y le ha vuelto a ocurrir al publicar Inner Monologue, Pt. 2. “Es que si el público rechaza un trabajo tan personal, me hace pensar que rechaza una parte de mí. Pero necesito que mi música me retrate de un modo muy auténtico y cercano a mi realidad. Por eso he publicado dos EPs ya este año, para que muestren realmente cómo me siento ahora mismo”. Se tuvo que pelear con su discográfica para que le dejase publicar EPs tan seguidos –queda una tercera parte de sus Inner Monologues por llegar–. “Al final han respetado mi decisión, y se lo agradezco. Me encanta componer, grabar y publicar de inmediato”.

Se hizo con la confianza necesaria para imponer sus reglas como artista cuando experimentó por primera vez el éxito popular. “Nunca había pensado en mí misma como cantante”, confiesa. “En mi familia desde pequeña me hicieron ver que la que cantaba bien era mi hermana mayor, y así lo acepté. Me centré en componer sin parar”. Cuando publicó Issues, esa autoconfianza que le había faltado hasta entonces hizo su aparición. “Soñaba con cantar mis canciones, pero era un impulso que reprimí durante años, pensaba que no era lo suficientemente buena”.

Lleva diez años metida en estudios de grabación, y cuando grababa maquetas, eran para otras artistas –su hermana mayor se dedica profesionalmente a adaptar maquetas a las voces de otras cantantes–, de manera que en un principio ni siquiera trató de buscar su propia voz. Hasta que comenzó a inspirarse en sí misma, en sus fallos, en lo que le costaba aceptar aquello que no le gustaba. “Poco a poco, empecé a ver que mucha gente se identifica con lo que canto, también siente la necesidad de quererse tal y como es, y de respetar a los demás con sus cosas”.

“Soñaba con cantar mis canciones, pero lo reprimí durante años, pensaba que no era lo suficientemente buena”

Asegura que es incapaz de componer mientras está de gira –es decir, ahora–, y que lleva mal estar lejos de su familia, sus amigos y su novio. Lo bueno es que asegura que cuando está de gira recarga mucho las pilas. “Cuando he estado de telonera de artistas como Maroon 5 o P!nk ha sido distinto, porque no termino de verme en grandes estadios”, confiesa. “A mí me gusta actuar en salas pequeñas, donde puedo establecer contacto visual con mi público. Siento como si esa conexión llegase a ser mental en ocasiones…”.

No ha ocultado batallas que ha librado contra la depresión o la no aceptación de su cuerpo. Teniendo en cuenta la soledad que muchas veces busca en el estudio, cabe preguntarse si no se hunde cuando se enfrenta a esos fantasmas para transformarlos en canciones. “Depende. Body, por ejemplo, es de esas canciones que fueron duras de crear”, recuerda. “Me metí en el estudio, lloré un poco y me dejé llevar. Prefiero sacar todo eso fuera que dejarlo encerrado dentro de mí. Respiro profundamente y, antes de darme cuenta, lo he sacado. Y sé que puedo ayudar a otra gente cuando confieso abiertamente mis miedos e inseguridades”. Es, en cierta manera, su propia psicóloga. Se ríe y afirma en voz muy, muy alta: “¡Llevo muchos años de terapia que me han sentado de maravilla! Ahora tengo muchas más herramientas para manejarme mejor en la vida. Sigo estando loca, pero de otra manera”.

Esta fan confesa de Fiona Apple y Chris Martin como autores, puede presumir de que su nombre aparece en los créditos de composición de canciones de Justin Bieber, Selena GomezFifth Harmony, y explica cuál es su método para intentar meterse en la mente del artista que va a interpretar lo que ella compone. “Puede que yo no haya pasado exactamente por lo que ellos me relatan, aquello de lo que quieren hablar en un tema, pero siempre busco en mi interior una experiencia parecida, y al final siempre surge la emoción”. Haber contado con la propia Selena Gomez en Anxiety, uno de los temas de su anterior EP, le hizo sentir muy orgullosa. “De repente ves que alguien como ella te valora como artista, además de como compositora. Fue un lujo que una amiga como ella, que es lo puto más, quisiera participar en mi pequeño EP, cuando todavía estoy prácticamente empezando”.

“Sé que puedo ayudar a otra gente cuando confieso abiertamente mis miedos e inseguridades”

Cabría pensar que desde que su carrera ha despegado le costará más desprenderse de canciones para que las canten otros, pero asegura que no, que tiene muy claro cuándo compone para sí misma y cuándo no. “Si me encierro con otro artista, lo que salga de allí es para esa persona; no me entran celos, por buena que sea la canción. Porque, ante todo, me considero compositora”. Aunque es consciente de que ahora tiene otra carrera que defender. “Por eso me gusta decir que soy Batman y Bruce Wayne a la vez”. Y no duda un segundo cuando le preguntamos en qué voz le gustaría ver una de sus canciones versionada. “En la de Rosalía”.

EL EP INNER MONOLOGUE, PT. 2 ESTÁ EDITADO POR REPUBLIC/UNIVERSAL MUSIC

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.