24/10/2020

Emma Bunton, en 2001: “Ser una Spice Girl no es algo negativo que deba ocultar”

21 enero, 2020

Retrocedamos en el tiempo en el día en que Emma Bunton cumple 44 años. La Baby Spice ya no es ninguna baby, y de hecho tampoco lo era cuando publicó su primer álbum en solitario, A Girl Like Me, en abril de 2001. Vino a presentarlo a España en aquel verano, coincidiendo con el Orgullo LGTBI de Madrid, y actuó en una fiesta/concierto que organizamos en el Círculo de Bellas Artes.

Fue el momento perfecto para entrevistar a Emma Bunton en un momento dulce para ella, cuando acababa de debutar como solista con su primer álbum, que tuvo una estupenda acogida comercial. Bunton vino feliz a Madrid a presentarlo, y nos concedió la entrevista que recuperamos ahora, coincidiendo con su cumpleaños. Han pasado casi veinte años desde aquel encuentro, en el que se mostró encantadora, y es un buen momento para echar la vista atrás y ver cómo enfocaba su carrera en ese momento. Esto fue lo que nos contó a finales de junio de 2001.


Si cuando estaba en Spice Girls costaba verle el lado picante a Emma Bunton, desde que se ha atrevido a lanzarse en solitario parece una representante de condimentos. Más segura de sí misma, simpática sin hacérselo y mucho menos ñoña que en su etapa ‘baby’, Emma Bunton saborea las mieles del éxito con su álbum A Girl Like Me. Víctima del síndrome de Peter Pan, se niega a crecer –para delirio de sus fans–, pero por su manera de expresarse y de actuar uno deduce que nadie consigue frenar a la naturaleza.

SHANGAY ⇒ ¿Estás sorprendida con la acogida que está teniendo tu álbum?
EMMA BUNTON ⇒ Estoy encantada. La reacción general ha sido sorprendentemente positiva, no puedo pedir más. Quería hacer un disco que me reflejara tal cual soy, muy natural, sin artificios. Los primeros días me aterrorizaba la idea de leer las críticas, pero una vez empezaron a salir respiré. Cuando encima el single llegó al número uno en Inglaterra me quedé muerta. ¡Porque fue número uno dos semanas consecutivas! La segunda, por encima de gente como Robbie Williams y Janet Jackson. No sabía si reír o llorar de la emoción.

SHANGAY ⇒ ¿Es más difícil que se reconozca el valor de tu trabajo siendo una Spice Girl?
EMMA BUNTON ⇒ Yo creo que me ha ayudado mucho, no creo que ser una Spice Girl sea algo negativo que deba ocultar. La gente ya me conocía, así que me he podido poner de inmediato a funcionar. Me encanta dedicarme a la promoción, a viajar, a actuar…

SHANGAY ⇒ ¿Cómo llevas lo de verte sola en el escenario?
EMMA BUNTON ⇒ Al principio me costaba, no podía soportar los nervios que me entraban. Mi primera actuación en directo iba a ser en G-A-Y, en Londres. Me apetecía mucho, pero unos días antes empecé a ponerme histérica. ¡Llamé corriendo a Mel C para que me tranquilizara! Me dijo que no me preocupara en G-A-Y, en Londres. Me apetecía mucho, pero unos días antes empecé a ponerme histérica. ¡Llamé corriendo a Mel C para que me tranquilizara! Me dijo que no me preocupara, que una vez me subiera al escenario me olvidaría de todo, y tenía razón. Fue increíble; vinieron a verme todos mis amigos y, a juzgar por el público, todos los gais de Londres [risas].

SHANGAY ⇒ Has pasado de ser una Spice “girl” a publicar un disco titulado A “Girl” Like Me. ¿No está bien ya de ser una “girl”? ¿No deberías pasar a ser una “woman”?
EMMA BUNTON ⇒ Ay, no, no quiero ser una mujer. Es obvio que estoy creciendo, pero sigo siendo una niña grande. Tengo un carácter muy infantil, me viene de familia, y no lo quiero perder. Todos deberíamos retrasar la supuesta madurez el máximo tiempo posible, se disfruta más de la vida divirtiendo al niño que llevamos dentro.

SHANGAY ⇒ ¿Llegaste a aburrirte en algún un momento de ejercer de la ingenua Baby Spice?
EMMA BUNTON ⇒ No, porque es una parte importante de mí que además me divierte mucho. Soy una persona muy sensible a la que se le ha dado la oportunidad de imponer sus propias reglas, y ese es un lujo al alcance de muy pocos. Baby Spice es infantil y femenina, pero también tiene un lado travieso. ¡Muy travieso! Según como se pronuncie ese “baby” se puede entender de una manera o de otra…

“Se disfruta más de la vida divirtiendo al niño que llevamos dentro”

SHANGAY ⇒ ¿Hasta qué punto has decidido tú realmente por dónde querías tirar en solitario?
EMMA BUNTON ⇒ He tenido total libertad para hacerlo. Tenía muy claro cómo quería que sonara el disco, y he contado con grandes productores que han sabido desarrollar mi visión. Y que me han soportado; porque puedo ser un poco pesada, me gusta controlarlo todo hasta el último detalle.

SHANGAY ⇒ De Spice Girls se tiene la idea de que erais meras marionetas. ¿Te molesta que se tenga ese concepto de vosotras?
EMMA BUNTON ⇒ Un poco sí. Se decía que si nos habían obligado a que cada una llevase una imagen diferente, que si esto, que si lo otro… Desde dentro se ve todo de un modo muy distinto. Si Spice Girls han funcionado tan bien es porque nosotras mismas aportábamos ideas, que en ocasiones resultaban arriesgadas, con tal de conseguir el mejor resultado posible. Componíamos nuestras propias letras, nos encargábamos de nuestra imagen… Pero eso no interesaba que se supiera.

SHANGAY ⇒ ¿Qué han pensado tus compañeras –aquellas con las que todavía te hablas– de tu disco?
EMMA BUNTON ⇒ Les ha encantado. [Reflexiona por un segundo] Claro, que si no les hubiese gustado no me lo habrían dicho, ¿verdad? [risas]. Pero yo lo habría notado. Las conozco demasiado bien, sé perfectamente cuándo están mintiendo. Lo mejor de todo es que nos hemos apoyado muchísimo entre nosotras, eso nos ha dado mucha confianza para sacar adelante nuestros proyectos.

SHANGAY ⇒ ¿Te entran ataques de celos cuando escuchas alguna canción de otra Spice que te parece mejor que las tuyas?
EMMA BUNTON ⇒ En absoluto. Tenemos estilos muy distintos, con lo cual las comparaciones se hacen difíciles. Por otro lado, somos como hermanas; no me salen la envidia o los celos cuando pienso en ellas. Lo único que siento cuando escucho una canción tan bonita como Lullaby de Mel B es mucho orgullo.

“Geri no tuvo valor ni para darnos una buena razón para marcharse, cogió la puerta y desapareció. Fue un trago muy desagradable”

SHANGAY ⇒ ¿Qué sucedió con Forever [el último álbum de Spice Girls]? ¿Os ha dejado un sabor amargo su fracaso comercial?
EMMA BUNTON ⇒ ¡Es que no se nos dio una oportunidad con ese disco! Decidimos dar un paso adelante y sabíamos que nos la estábamos jugando; variamos de estilo, trabajamos con productores distintos… Era algo que necesitábamos, no nos podíamos quedar estancadas haciendo siempre lo mismo. Le ocurre a todos los artistas, estoy segura que incluso Westlife tendrán que plantearse en algún momento un cambio de estilo. La salida del disco coincidió con la preparación de nuestros discos en solitario, así que no dedicamos todo el tiempo que hubiéramos debido a la promoción, eso es cierto. Pero, a pesar del riesgo que corrimos, vendimos cuatro millones de discos, así que nosotras lo consideramos un triunfo.

SHANGAY ⇒ Cuando Geri Halliwell abandonó el grupo, ¿sentiste que aquello era el principio del fin?
EMMA BUNTON ⇒ Para nada. A nivel profesional supimos adaptarnos a la nueva situación de inmediato. A nivel personal fue distinto. Yo me considero una persona muy leal, mis amigos son lo más importante para mí, así que cuando Geri nos dejó de golpe me dolió mucho; no me esperaba que fuese capaz de hacernos algo así. No tuvo valor ni para darnos una buena razón para marcharse, cogió la puerta y desapareció. Fue un trago muy desagradable.

SHANGAY ⇒ ¿Sabes que tu vídeo de What Took You So Long me recuerda al suyo de Lift Me Up?
EMMA BUNTON ⇒ ¿En serio? ¡Si no tienen nada que ver! Me apetecía hacer un vídeo en el que se viera mi lado más independiente, una historia poco convencional en la que al final es la chica la que deja plantado al chico y no al revés. Una prueba más de que los años también pasan para mí, de que puedo defenderme sola sin problemas.

SHANGAY ⇒ Algo que también has demostrado al irte por fin a vivir sola… EMMA BUNTON ⇒ Llevo ya un año viviendo en Hampstead, en el norte de Londres, al ladito de Mel C. Es ideal, porque puedo organizar fiestas sin que mi madre me riña, y si me hace falta algo no tengo más que pegar un grito y Mel C me oye.

SHANGAY⇒ ¿Seguís manteniendo un contacto estrecho todas las “chicas picantes”?
EMMA BUNTON ⇒ Sí. Muchas veces ni siquiera hablamos de trabajo, sino de nuestras cosas. En ese sentido nos ha venido muy bien el período de separación, nuestra amistad se ha reforzado. Ahora ya no nos vemos obligadas a compartir momentos de tensión, solo de relax.

SHANGAY ⇒ ¿Está Victoria en una liga distinta a la del resto?
EMMA BUNTON ⇒ ¡No! Evidentemente David [Beckham] y ellas son todos unos personajes, pero eso no ha afectado a nuestra relación. Poca gente conoce realmente a Victoria; es divertidísima, tiene un sentido del humor muy especial, puede ser muy ácida. La veo menos que a las demás porque vive en Manchester, pero hablamos continuamente por teléfono.

“Siempre pienso: ‘¿Por qué nadie se toma tan en serio el pop como el público gay?”

SHANGAY ⇒ ¿Te entran remordimientos al pensar en la plaga de grupos de jovencitas que desatasteis?
EMMA BUNTON ⇒ Hombre, prefiero pensar que abrimos puertas a otros muchos grupos pop. Antes de que triunfasen Spice Girls, el pop atravesaba una racha espantosa, tenía muy mala reputación. Desde entonces, hacer pop está bien visto; la gente agradece que se hagan canciones pegadizas y divertidas, de esas con la que se puede bailar. Todavía recuerdo cuando nos peleábamos por salir en la portada de un determinada revista y nos decían: “No puede ser, los grupos de chicas no venden”. ¡¿Cómo?!

SHANGAY ⇒ ¿Cuáles son tus grupos femeninos preferidos?
EMMA BUNTONDestiny’s Child, Salt’n’Pepa, SWV…, me gustan las chicas guerreras. De las bandas británicas mi favorita es Atomic Kitten. Me encanta su actitud, se la suda lo que la gente piense de ellas y eso es digno de alabar. ¡Ah!, también me gustan Sugababes. ¡Son tan jovencitas!

SHANGAY ⇒ Citas grupos con muchos seguidores gais. A juzgar por los que están esperándote a la puerta del hotel, en tu caso son mayoría. ¿Qué tal te llevas con ellos?
EMMA BUNTON ⇒ De maravilla. Para empezar, Louie, mi mejor mejor amigo, es gay. Siempre he estado rodeada de gais, con ellos me entiendo de maravilla y conozco muy bien su ambiente. No podría soñar con un público mejor, nadie me apoya como ellos. Lo que siempre pienso es: “¿Por qué no puede ser el resto del mundo como los gais? ¿Por qué nadie se toma tan en serio el pop como el público gay?” [risas].

SHANGAY ⇒ ¿Cuáles son tus planes para los próximos meses?
EMMA BUNTON ⇒ Voy a preparar mi gira por el Reino Unido, y espero venir a España con mi espectáculo el año que viene. De momento no hay planes para Spice Girls. Necesitamos disfrutar de este periodo de descanso mutuo que nos hemos dado, y todavía falta por salir el disco de Victoria. Pero sí hemos hablado de reunirnos en un futuro para ver qué pasa.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.