25/02/2021
onunla daha iyi ve sıkı partiler geçirerek sikiş gecelere akan beyaz tenli kız geceleri erkek bularak porno ikisi de başka otellere gidip seks yapmaktadırlar porno indir gittiği mekanda olduğunu bildiren bir program sayesinde bakıştığı brazzers porno kızı bulan adam onu ekleyerek derin ve uzun sikiş bir sohbetin ardından onun 18 yaşında çıtır bir azgın hd porno video kız olduğunu anlar kendisinden baya küçük yaşta olmasına rağmen çok sikiş seksi ve yetişkin olan azgınye buluşma teklifi eder sikiş birkaç kez buluştuktan sonra sevgili olurlar porno ve onu gündüzleri sürekli boş olan evine sex video çağırır 18 yaşındaki azgın kızı eve atan anal sex izle adam azgınlıktan fena halde kudurmuş

Ashnikko publica ‘Demidevil’: “No me siento cómoda en un mundo binario”

15 enero, 2021

Orgullosa mujer queer y feminista, Ashnikko tiene claro que su música debe reflejar su individualidad, y vaya si lo hace. Aunque sus canciones triunfen en TikTok, no quiere que se juzgue lo que hace en base a su impacto en las redes sociales sino por su propuesta, tanto musical como visual.

Hablamos con Ashnikko, estadounidense afincada en Londres, que acaba de lanzar su primera mixtape, Demidevil. Mientras su single de mayor impacto hasta la fecha, Daisy, sigue acumulado streams, visualizaciones y TikToks (uno de Miley Cyrus incluido), Ashnikko publica nuevo trabajo, que incluye sus colaboraciones con Grimes y Princess Nokia, además de su nuevo single, Deal with It, con un potente guiño al clásico de Kelis Caught Out There (1999).

Imposible imaginársela de calle, porque desde luego, su universo es pura fantasía. “Me encanta haberme creado un personaje artístico. En cuanto me pongo las coletas me transformo”, explica. Y da la sensación de que, cuando está caracterizada, nada puede con ella. “Así es: me empodero, me libero y me siento con más confianza en mí misma. Algo que no sucede en mi día a día. Si fuese ella todo el rato acabaría agotada”, dice entre risas. Porque, explica, lleva muchas horas (“mínimo cuatro”) pasar de ser Ashton a Ashnikko. “Entre los estilismos, los postizos, maquillaje, peluquería… Nunca entenderé cómo puede haber alguien que subestime el trabajo de un buen ‘glam squad’. Es una forma de expresión artística tan importante como la música, por eso mimo tanto mi estética”.

“Soy una mujer queer, y todavía estoy aprendiendo cosas sobre mi sexualidad”

Ashnikko abandonó Estados Unidos a los 13 años, para vivir en Estonia y Letonia por motivos familiares. A los 18 decidió marcharse sola a Londres, donde reside ahora. “Me encanta Londres, es la ciudad en donde me he desarrollado como artista”, explica. TikTok ha sido una herramienta imprescindible para que su música llegara a todo el mundo, pero Ashnikko procura no darle demasiada importancia a ese hecho. “Sería muy ingenua si pretendiera ignorar las redes sociales como vía de promoción. Pero no soy una artista tiktokera; empecé mucho antes de que existiera”, continúa. “Y seguiré haciendo música cuando ya no exista”.

Hace un año, cuando lanzó la canción y el vídeo –inseparables a la hora de apreciar su propuesta– de Special, dejó claro que pretende dar la vuelta a estereotipos y tradiciones arraigadas debido al patriarcado. Ashnikko es una mujer de armas tomar, en el mejor sentido de la palabra (“soy 100% feminista, creo profundamente en el feminismo interseccional”), y en Special –que además tiene un punto filolésbico– lo evidencia. “Disfruto dando la vuelta a las reglas que se supone que van asociadas a los géneros. Por eso en aquel vídeo los hombres aparecen como complementos, que es lo que las mujeres hemos sido en los vídeos musicales durante muchísimo tiempo”. Y lo que más ha disfrutado han sido ciertas reacciones al clip: “Muchos hombres cis que lo ven se sienten incómodos”.

“Disfruto dando la vuelta a las reglas que se supone que van asociadas a los géneros”

De ese deseo de subvertir las ideas tradicionales de género viene cómo se muestra al mundo, más allá de sus espectaculares looks. “Soy una mujer queer, y todavía estoy aprendiendo cosas sobre mi sexualidad”, explica. “Porque el espectro que abarca es muy amplio”. Está orgullosa de compartir ese viaje con su público, porque apuesta por una visibilidad lo más sincera posible. “Llevo tiempo sintiendo esa presión que ejercen sobre nosotros quienes pertenecen a generaciones anteriores a la mía”, confiesa. “Parece que estás obligada a identificarte con una etiqueta referida a tu sexualidad que conozcan, y a seguir ciertas reglas… Pero yo no me siento cómoda en un mundo binario”.

De manera que Ashnikko resiste ante esa presión. “Durante un tiempo me definía como bisexual. Ahora estoy aprendido más sobre la pansexualidad. Y ahí sigo, a mi ritmo, conociéndome a mí misma”. Asegura que tuvo buenas maestras a la hora de confiar en sí misma y que no le afecte demasiado lo que alguna gente pueda pensar de ella: “M.I.A., Missy Elliott, Lil’ Kim, Gwen Stefani, Joan Jett, Stevie Nicks, Paramore… Durante muchos años estas grandes mujeres han sido mi única inspiración”.

Así se entiende que huya de esos estereotipos que se fuerzan en muchas jóvenes estrellas pop, que tienen que ser “monas” y “femeninas”. “Es muy tarde para aparentar que soy una estrella pop mona y pulida”, dice entre risas. “Ya me he alejado de ese camino. Quiero hacer a nivel creativo lo que me apetece, sin rendir cuentas a nadie”.

“Es muy tarde para aparentar que soy una estrella pop mona y pulida”

Afirma sin problema que en el pasado compuso muchas canciones horribles que supusieron un gran aprendizaje. Ahora es feliz al ver cómo se reciben temas como Daisy. “Se agradece ver que a un bebé tuyo le va bien. Me encanta ver que esa canción, que para mí es tan poderosa, provoca una reacción similar en otra gente”. Cuenta que trabaja con un grupo muy reducido de personas en su música (“todos amigos”), y que las canciones que surgen nunca lo hacen a partir de un plan preconcebido en su cabeza. “Me pongo a ello cuando aparece la inspiración, y dejo que fluya. No me presiono porqué se lo que es vivir un bloqueo creativo, lo sufro a menudo”.

Publicará su próxima mixtape el día de su cumpleaños, el 19 de febrero de 2021, e incluirá dos canciones ya publicadas, Cry (“no puedo estar más agradecida a Grimes por haberle aportado un toque mágico”) y, claro, Daisy. “Estoy deseando que llegue el día”, asegura. Mientras, lleva lo mejor que puede la situación actual debido a la pandemia. “Sin duda es todo raro. Lo de hacer shows en streaming es realmente extraño, porque actuar frente a una cámara sin sentir la energía del público es difícil, y triste”, confiesa. “Ahora mismo solo puedes comprobar la reacción de la gente a tu música a través de las redes sociales, y es algo realmente perjudicial para mi salud mental”.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.