fbpx
05/12/2022

Leo Rizzi lleva su ‘glam genderless’ (sin género ni etiquetas) a La Palma

25 octubre, 2022
Léetelo en 14 minutos

Nominado como Artista Revelación en los 40 Music Awards, es uno de los cantantes más prometedores del panorama nacional. Viajó con nosotros a La Isla Bonita, que resurge con fuerza de las cenizas del volcán Tajogaite.

Fueron solo dos días y medio. Y frenéticos: su agenda de conciertos no le permitía más. Pero en cuanto le propusimos hacer esta portada en la isla de La Palma, Leo Rizzi ni se lo pensó. “La sensación que me queda después de conocerla, es que es un lugar idílico. Me inspira un montón, porque veo influencias estéticas un poco fantásticas. Siento que esta isla me ha aportado un montón de misticismo e inspiración. Para el que no la conoce, pues le digo que es, literalmente, una isla encantada. Hay parajes de todo tipo. Y me sorprendió cuando fuimos de un lado [el este] al otro [el oeste]. Era como cruzar literalmente un país. En una parte totalmente nublado, lloviendo y, de repente, pasamos un túnel y hacía un sol radiante, otro tipo de vegetación... Alucinante. Quiero conocer más, descubrir sus diferentes tipos de paisajes. Me ha encantado”, nos asegura.

Para él, este 2022 está siendo un año muy especial: “Han pasado muchas cosas. De la nada, de estar en casa haciendo canciones, a que me nominen a un premio como Artista Revelación en España... es muy loco, ¿no? No lo ves venir. A La Palma llegamos directos de la cena los nominados; es muy fuerte”. Y todo esto, siendo tan joven: “Sí, ¡con 23 años! Es verdad que llevo mucho tiempo intentando meterme en el mundillo, haciendo muchas cosas, pero ahora me doy cuenta de que he recorrido mucho. Es guay, porque siento que he hecho mucho, pero, sobre todo, que me queda mucho por hacer y por aprender. Un montón”.

Relacionado

Leo Rizzi posa para la portada de otoño de Shangay Voyager en La Palma en la zona de Tachando (en El Paso), donde hay un mirador desde el que se puede el volcán Tajogaite. [Total look de Alineo; botas de Dr. Martens y  gafas de Tom Ford ]

Por eso, este viaje a La Palma fue tan especial. La isla intenta recomponerse, y él lo vivió en primera persona: “Ha sido, por decirlo de una manera, un poco agridulce porque, por una parte, he visitado zonas preciosas, pero también como este acontecimiento del volcán es tan reciente, era bastante conmovedor. Pasar por encima de la colada… me ha impactado. Es una cosa tan reciente, que está ahí de una manera tan ‘viva’… Pero, bueno, creo que al final toda La Palma es maravillosa, y eso lo he equilibrado súper bien. Me llevo una sensación muy buena. Ha sido corto, pero súper intenso. Y nada, hay que volver sí o sí, para descubrirla entera”, nos dijo, emocionado, tras pasar por la colada de Tajogaite, que se llevó todo un barrio por delante, Todoque, y gran parte de otro, La Laguna, y destrozó casas y cientos de fincas de plátanos.

SHANGAY ⇒ Uno de tus hitazos es Amapolas; la pregunta, por obvia, es obligada: ¿has encontrado amapolas en La Palma?
LEO RIZZI ⇒ Pues mira, aún no [risas]. ¡No es la época! Y mira que he visto miles de flores en La Palma, pero no he visto amapolas. Habrá que volver a buscarlas.

SHANGAY ⇒ ¿Eres muy viajero?
LEO RIZZI ⇒ Me gusta mucho viajar. Ahora, con la música, viajo mucho. Pero también es verdad que como ocio lo hago poco. Pero es guay, porque por temas de trabajo veo un montón de sitios y me encanta. El hecho de estar moviéndome tanto y conociendo gente… Es precioso viajar.

SHANGAY ⇒ Tu música, tu imagen, la puesta en escena, todo tu estilo parece muy alejado de los estereotipos que se llevan en estos momentos…
LEO RIZZI
⇒ Mi imagen cambió mucho en el confinamiento. Para mí fue una época de explorar, una especie de búsqueda sin ningún tipo de juicio externo. Porque estábamos, no sé, en una situación tan rara, que no se podía salir a la calle. Y pensaba: “Nadie me ve”. Fue el momento para experimentar, de verme de diferentes formas. Pero también de investigar: ver mucho contenido que antes no veía, buscar en Internet, referentes y referencias. Poco a poco fui construyendo una cosa y, de repente, miro para atrás y digo, “¿Vale? ¡Pero si he cambiado un montón!”. Y mola un huevo, porque ahora salgo a la calle y como tengo esto tan construido, pues me siento mucho más seguro.

“Hay mucha gente que cree que romper con los roles de género es algo puramente estético, pero lo interesante es que tiene también una ideología detrás”

SHANGAY ⇒ ¿Romper con los roles de género también forma parte de ello?
LEO RIZZI
⇒ Es una cosa que creo que últimamente se está tratando muchísimo. Creo también que tiene gran peso ideológico. Sí que hay mucha gente que se cree que romper con los roles de género es algo puramente estético –y es cierto que la estética tiene importancia–, pero lo interesante es que tiene también algo de ideología detrás. Me mola ‘performar’ el género. O, mejor dicho, el ‘no género’. Es una cosa que detrás tiene mucha ideología política. Lo que vemos en redes sociales son fotos, vídeos, pero creo que detrás hay un fuerte activismo. Te permite sentirte más libre. Por más que mucha gente no lo entienda, o vayan incluso en contra, o lo relacionen con una especie de movimiento, o con una ‘agenda 2030′ o cosas así. Siento que hay tantas cosas que está moviendo esto, y son tan importantes de mover, que creo que hay un miedo infundado en la sociedad. Pero es algo que te libera, y te permite ‘performar’ desde donde tú quieras. Y para mí es una especie de juego.

Arriba, en las calles de El Paso preciosa localidad del Valle de Aridane, con sus casas canarias llenas de colorido e historia. Abajo, en Los Llanos de Aridane, principal núcleo urbano de la zona, y donde hay un museo al aire libre con obras de artistas tan importantes como este imponente cuadro de Albert Ohelen en plena Calle Real. [ Chaqueta y pantalón Clavin Klein;  top Enneges; mocasines de Dr. Martens y gafas de sol de Swarovski ]

SHANGAY ⇒ ¿Dónde buscas las inspiraciones?
LEO RIZZI ⇒ Últimamente me he inspirado un montón en un libro que leí hace poco, Pensamiento monógamo, terror poliamoroso, de Brigitte Vasallo. Y ahí fue donde me di cuenta de lo que era la política, porque hasta ahora a mí no me interesaba nada. Y me di cuenta también de que cualquier cosa que nos pasa a nivel personal es micropolítica. Y eso ya es política. Es decir, lo que te afecta a ti y a mí, aquí, en nuestra experiencia en la sociedad es algo político. Y eso es lo que hay que justificar y defender. Político, para mí, significa eso: ¿Qué me está afectando personalmente? Que se me tache de algo por cómo me visto, me expreso, porque canto no sé qué… Al final es una cosa que la cojo con honra, y la defiendo a capa y espada. Y luego, todo lo que define el rol de género, lo que ha sufrido la mujer y el estereotipo femenino –tanto en la mujer como en el hombre– creo que es una cosa que afecta tanto, tanto, tanto [dice recalcando], al tema político económico, que hay que atenderlo desde cerca y ver qué está pasando ahí. Creo que es interesante indagar cómo el sistema político ha afectado al rol de género, y cómo eso ha dejado a una parte de la sociedad en los márgenes. Y esto es algo que ha sufrido mucho el colectivo.

SHANGAY ⇒ ¿Reivindicas también la pluma?
LEO RIZZI ⇒ Sí. No es una cosa que me haya tocado en primera persona, ¡pero claro que sí! Es una forma de expresión, es una performance. Como ya te digo, creo que la performance es tan liberadora que a quien le afecta es porque no se atreve.

No dudó ni un momento tirarse por la Tirolina de Puntagorda, que cruza estos espectaculares barrancos en la zona norte de la isla. [Blazer Marlo Studio; camisa Pedro Juan Glez; pantalón Calvin Klein y botas de Dr. Martens ]

SHANGAY ⇒ Tu look está como muy ligado glam de los 70, e insisto que esta estética no es la que se lleva en estos momentos en el mundo de la música, más pegado a otros estilos, tipo reguetón, música latina…
LEO RIZZI ⇒ Sí que podría parecer que voy un poco en contra de la moda. Pero a la vez mi percepción no es esa, porque yo busco en Internet y siento que, en mi burbuja, yo voy en esa tendencia, aunque de cara a la mayoría sea algo diferente. Creo que es muy interesante el mundo de Internet porque puedes llegar a profundizar en cosas muy interesantes que no tienen por qué ser mainstream. Me encanta escuchar lo que están haciendo los artistas que tengo alrededor, ver lo que me interesa y eso desarrollarlo en mi carrera, pero con mi personalidad. Siento que impostar una personalidad no tiene ningún sentido. Lo que tiene sentido es escucharte, saber quién eres, y a partir de ahí crear algo. Y no tener miedo a investigar y a crear fuera de los límites establecidos, porque es súper interesante.

“La Palma es alucinante. En una parte totalmente nublado, lloviendo y, de repente, pasamos un túnel y hacía un sol radiante”

SHANGAY ⇒ ¿Sabrías definirte como artista?
LEO RIZZI ⇒ Creo que lo que hago… ¡Buah, es que es complicado definirme como artista! [risas] Además, es también ponerse límites. Pero bueno, lo intento [se lo piensa un rato]. Pienso que mi música tiene un toque cinematográfico y te puede transportar. Eso es lo que puedo decir. No puedo decirte más, porque no la quiero limitar [más risas].

SHANGAY ⇒ Las cosas como son, mucha gente de tu edad no sabe que Casablanca es una película del Hollywood clásico. Y mítica. Eso es una realidad, no una crítica: es un mundo que no despierta interés a la gente de hoy.
LEO RIZZI ⇒ ¿Te sorprende que haga una referencia a Casablanca, que es una película del cine clásico? Yo tampoco es que sea súper cinéfilo, pero es verdad que a partir de meterme en la carrera de Bellas Artes me he acercado mucho al cine. Me gusta ver esas películas. Y siento también mucha inspiración en el siglo pasado, que es totalmente ‘reutilizable’ en este.

SHANGAY ⇒ Estás terminando Bellas Artes en la Universidad Politécnica de Valencia. Compaginar tus estudios debe de ser complicado…
LEO RIZZI ⇒ Estoy ya en cuarto, acabando. Compaginarlo es fácil, entre comillas, porque en cuanto a conceptos se relacionan un montón. Es decir, mis estudios me ayudan para los videoclips, por ejemplo. Pero es cierto que ir a clase es más complicado, porque no hay tiempo. Este año, por ejemplo, me viene fatal. Empezaron hace como tres semanas [cuando se hizo este reportaje, a finales de septiembre] y no he podido casi ir. El tema de la asistencia sí que lo tengo complicado. Pero, en cuanto a lo que es la disciplina, me aporta un montón. Y en cuanto a mi estética, y mi búsqueda artística, que como te comenté es bastante reciente, pues los estudios sí que han tenido mucho que ver. Estudiar el arte contemporáneo del siglo XX, las vanguardias… todo eso sí que ha sido mucha inspiración. Sobre todo en cuanto a la actitud, mucho más política y activista. En cuanto a ‘romper’. Porque al final el siglo XX se trataba de eso, de ver quién rompía más. Duchamp fue lo que hizo, plantó un meadero, lo firmó, y dijo “esto es una obra de arte”. Ese tipo de actitudes. Y luego, fijándome en referentes más cercanos, como David Bowie, Freddie Mercury, todos estos grupos que estaban como movilizando esta estética de los ochenta, también son grandes referentes para mí, para dar ese paso y romper estereotipos.

En El Remo, zona costera de Los Llanos, donde una escalera te baja directamente de la lava al mar. También hay una zona de playa y varios kioscos sobre el Atlántico, perfectos para comer o cenar.

SHANGAY ⇒ Todos ellos, referentes LGTBI…
LEO RIZZI ⇒ Totalmente. Son, literalmente, referentes del colectivo. Y creo que sí, en cuanto a la estética y a la moda, es tan interesante lo que se puede indagar para romper, ya no solo por el colectivo, sino romper el estereotipo de hombre/mujer… Es que la moda femenina es muchísimo más interesante que la del hombre, en la que vas a cualquier tienda y son todo grises y verdes. Las telas, los tejidos, los cortes… es todo mucho más interesante. ¡Yo qué sé! A mí me parece que tiene mucha más sustancia. Y los artistas que hemos nombrado son una inspiración.

SHANGAY ⇒ Estas fotos que hemos hecho en La Palma son para tu primera portada de Shangay
LEO RIZZI ⇒ Sí, mi primera portada de Shangay, y de una revista. ¡Mi primera portada! Me hace mucha ilusión.

SHANGAY ⇒ Una revista referente LGTBI. ¿Tienes miedo a que te etiqueten?
LEO RIZZI ⇒ No tengo ningún miedo, es verdad que sé que puede ocurrir. Pero es que al final la gente que es inteligente, la que tiene un pensamiento crítico, sabe distinguir y lo puede ver con ojos claros. Justo antes estábamos hablando de activismo político, y creo que es una cosa que hay que enseñarla, hay que hablar de esto, hay que lucir, hay que performar. Por más que la gente fuera diga lo que quiera decir. Esa gente tiene miedo y ya está.

SHANGAY ⇒ No sé si crees que sigue siendo necesario la visibilidad. Invirtamos los papeles. Si tú fueras el periodista, ¿qué titular te gustaría que pusiera a esta entrevista?
LEO RIZZI ⇒ Vaya tela. Pues, ay no lo sé [risas]… Todo lo que se me ocurre es muy serio. Venga: “Leo Rizzi habla sobre la expresión de género ligada estrechamente al activismo político”. ¿Qué te parece?

En la Playa de El Tarrajal, en el Puerto de Tazacorte, paseando sobre la espectacular arena negra de las playas palmeras, que fascinó a Leo Rizzi. [Camisa Pedro Juan Glez. y pantalón Calvin Klein ]

SHANGAY ⇒ Para terminar, otra pregunta fácil, y también obvia, jugando con otro de tus temas del momento: No siempre nos quedará París, ese homenaje a Casablanca del que antes hablábamos. No siempre nos quedará París, pero… ¿y La Palma?
LEO RIZZI ⇒ [más risas] No siempre nos quedará París, pero siempre nos quedará La Palma. Esto es un paraíso.

Una de las cosas que más le llamaron la atención a Leo Rizzi  fue la arena negra de las playas palmeras. Cuando hicimos la foto en la playa de El Tarajal, en el Puerto de Tazacorte, no paraba de tocarla. O como cuando en El Remo, en la zona costera de Los Llanos de Ariadane, posó en la escalera que permite bajar de la negra lava de una fajana volcánica directamente al mar. Una pasada.

Le retamos a que componga un tema que se llame Arena negra. Y, sin contestar, se quedó en modo ‘me mola’. Si cuando le hablamos de No siempre quedará París nos dice esto, esperamos que se anime con ese Arena negra, y lo estrene con nosotros, con Shangay Voyager, en La Isla Bonita.

GUÍA PRÁCTICA PARA SACARLE TODO EL JUGO A LA PALMA

La Palma es una isla mágica. Por eso te vamos a dar las claves para que le saques todo el partido. Lo primero que tienes que hacer es darte el capricho de dormir en el Hotel Hacienda de Abajo en Tazacorte. Una experiencia única que ya han vivido amigos de Shangay como Mónica Naranjo, Alaska, Paloma San Basilio, Cayetana Guillén Cuervo, LP, Toni Acosta, Miguel Bosé… Y ahora, Leo Rizzi.

En el Hotel Hacienda de Abajo, en Tazacorte, donde se hospedó. Un hotel lleno de obras de arte en una hacienda azucarera del siglo XVII ubicada entre fincas plataneras. [top y rebeca de Palomo Spain, pantalón propio y botas de Dr Martens ]

Estrellas como George Clooney o Henry Cavill (Superman) se quedaron fascinados con sus habitaciones, que albergan más de 1.400 obras de arte en medio de un impactante jardín botánico. Tiene un estupendo restaurante, El Sitio, con el chef José Alberto Díaz al frente, y que ha sido el primer Sol Repsol de la isla.

Otra cosa que debes tener claro es que en La Palma necesitas un coche. En FAVI Rent a car, Francisco te atenderá como te mereces, bien vía correo electrónico (reservas@favirentacar.es) o directamente por teléfono (609 240 938 o en su web, favirentacar.es).

Muy cerca del hotel esta la terraza La Marmota, el primer bar LGTBI de la isla. Yele y Nati también saben lo que te gusta, y te harán feliz. Para comer o cenar te recomendamos también La Colonial 25, en Los Llanos de Aridane: cocina creativa con toque tradicional en una preciosa casa colonial que te transporta a otra época. Y El Bernegal, en Garafía, cocina canaria en una típica (y refinadísima) casa canaria.

Por otro lado, si quieres hacer de tu viaje algo especial, que se salga de lo común, David y Jorge están al frente de Your EVENT. Puedes llamarlos al teléfono 678 858 431 o contactar con ellos a través de su Instagram. Te conseguirán lo que necesites. Fueron nuestros ‘hados madrinos’ en este reportaje.

La tranquilidad es otra clave para que las vacaciones sean perfectas: el Centro Médico Sermeva tiene los mejores especialistas en las mejores instalaciones para cualquier imprevisto que pueda surgir. A cualquiera de ellos puedes ir de nuestra parte que todos son #shangayers. Como también lo hará Carmen Asensio (teléfono 616 179 617) en su salón de belleza de Los Llanos de Aridane (ella maquilló y peinó a nuestro protagonista de portada). Pasar por sus manos puede ser el complemento perfecto de un viaje inolvidable.

Fotos: clara alonso
making OF y vÍdeo: Pablo Carrasco de juanas
estilismo: Iván Aguilera
maquillaje y peluquería: CARMEN ASENSIO con productos davines canarias
coordinación: YOUR EVENT
agradecimientos: CONSEJERÍA DE TURISMO DEL CABILDO DE LA PALMA
(VISITLAPALMA.ES)

Relacionado

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.