28/11/2020

Toni Acosta se escapa a La Palma para ver si computa: “Ahora solo quiero buena energía, y este viaje ha sido como una boda”

21 octubre, 2020
Léetelo en 11 minutos

Canaria de pro, Toni Acosta no conocía la La Palma, La Isla Bonita. Eso no podía quedar así. Por eso quisimos saber si esta maravilla de la naturaleza canaria –y un destino seguro en un momento como este– ‘computaba’ o no en su nueva vida. ¿El resultado?: “¡Vamos si computa; ahora solo quiero buena energía”.

Vídeo: Pablo Carrasco de Juanas.

No hay duda. Aunque a Toni, mujer prudente, no le guste presumir de ello, nosotros sí que podemos decirlo alto y claro: la actriz canaria está viviendo su gran año. Sobre todo porque está pudiendo demostrar que tiene muchos registros, y que es un pez que se mueve bien en cualquier agua. Vamos, lo que Paquita Salas ha bautizado –y popularizado– como ‘actriz 360’.

“Eso es lo que antes se decía todoterreno. Yo siempre he dicho que quería ser una actriz todoterreno. Tocar todos los palos, porque me gusta el teatro, me gusta el cine y la televisión. No quiero renunciar a ninguna de esas cosas. Es cierto que a los que teníamos ‘inquietudes’ –por decirlo de esta manera– más allá del audiovisual tradicional, el confinamiento que hemos vivido nos dio una ventanilla. Pudimos acompañar a la gente, hacer directos… Por ejemplo, el programa de radio que hacemos Silvia Abril y yo, de repente, se sobredimensionó: empezó siendo una cosa pequeñita y mucha gente nos descubrió esos meses. Llámalo 360 o llámalo todoterreno; pero es lo que quiero hacer. Lo que siempre he querido hacer”, nos dice, feliz.

Toni, ante los típicos balcones canarios de Santa Cruz de La Palma. [Abrigo bicolor Cocoa. Pendientes y sortijas Tous. Zapatos doble cierre tobillo en ante Manolo Blahnik]

Pues ha sido precisamente en ese confinamiento –y en esa actitud todoterreno de Toni– donde se gestó este reportaje. Y para que este pez se mueva en su agua –en este caso, el Atlántico salvaje que baña las Islas Canarias– viajamos a la Isla Bonita. Ella, canaria orgullosa y con una larga amistad con Shangay, nunca había visitado La Palma, ni había sido portada de nuestra revista. Había que poner solución a las dos cosas. Y hacerlo ya.

Espectacular foto de la actriz en la playa de Puerto Naos, donde esta preciosa roca volcánica separa la ‘playa grande’ de la ‘playa chica’, en la que posa Toni. [Vestido bordado de cristales Pedro del Hierro]

Por un lado, nuestra cabecera de viajes y la Isla Bonita mantienen un ‘idilio LGTBI’ que dura ya años. Y, por el otro, teníamos esa asignatura pendiente con nuestra amiga, la actriz que nos ha hecho plantearnos qué es lo que ‘computa’ y lo que ‘no computa’ en nuestras vidas. Sobre todo ahora, en un periodo tan complicado como el que vivimos en todos los sectores. Y siendo La Palma, como es, un destino seguro, además de un increíble remanso de paz.

Como teníamos que resolver este tema, nos pusimos manos a la obra. “Es verdad que las cosas llegan cuando tienen que llegar. Me sorprende cuando la gente me dice ‘ahora estás viviendo tu mejor momento…’. Es que yo he sido madre, y hay mucha parte de mi vida entregada a mis hijos. Según se van haciendo mayores, veo que puedo hacer más cosas. Creo que este momento que estoy viviendo, de poder trabajar más, viajar más, hacer este reportaje maravilloso para Shangay y habernos venido cuatro días a La Palma, tiene también que ver con que mis hijos son mayores. No es que ahora me sienta más ‘chica Shangay’, es que me he sentido siempre… ¡Absolutamente! Me parece que, además, vivimos en un momento en el que todo lo LGTBI+ tiene una visibilidad muy importante. Y somos muchos los que lo hemos vivido con una naturalidad que no hace falta que te pongan la etiqueta de ‘chica Shangay’, porque siempre ha estado ahí, de una manera o de otra. Entonces, cuanto más hagamos por esa visibilidad y esa ‘normalidad’… Recordemos que nosotras todavía estamos reclamando, ¡las mujeres seguimos reclamando! Entonces, si las mujeres aún estamos reclamando una igualdad de condiciones… pues hay colectivos a los que todavía les queda mucho camino. Así que, cuanto más visible lo hagamos, mejor”.

El Kiosko Aridane, en la Plaza de Los Llanos de Aridane, es el epicentro de la vida local. Allí es obligado tomarse ‘un cortadito’, con leche condensada, por supuesto. [Traje de terciopelo estampado Emporio Armani. Pendientes y sortija de plata Tous. Sandalias Manolo Blahnik]

Y continúa: “De repente, conectas ideas; a una persona se le ocurre en Shangay que hagamos un directo de Instagram en el confinamiento. Sale súper bien… Hay gente a la que dejas de ver y, por casualidades, vuelven a tu vida y dices ‘¡Ay, qué bien! Nos hemos recuperado’… y eso nos ha pasado a Shangay a mí. Son muchos años de amistad, ¡muchos! El confinamiento ha servido para quitarnos cosas, pero también para recuperar otras”.

“La Palma computa, las Islas Canarias computan, el turismo español computa. No podemos vivir con miedo; hagamos un turismo responsable”

Lo que también resultaba raro es que, siendo tan abanderada de las islas en las que nació, no conociera la Isla Bonita. “No conocía La Palma [baja la voz, como avergonzada] Había venido hace muchísimo tiempo, por lo que no tengo ni el recuerdo. Para mí, este reportaje supone, de verdad, una primera visita, un descubrimiento. También creo que, después del confinamiento, vivo todas las cosas con más intensidad. En plan como ‘querer que se quede registrado’. Y en este viaje hemos sido un grupo maravilloso… Quiero dar las gracias a la revista Shangay porque formar equipos es de las cosas más complicadas que hay. Y cuando formas uno en el que todo funciona… El estilista, la maquilladora, el fotógrafo, Pablo [nuestro redactor, que fue quien propició en encuentro con Toni durante el confinamiento] que viene a grabar el making of… Esto va a ser una boda con nosotros mismos. Y aquí, en La Palma. Realmente, esto es una boda doble, con la revista y con la isla…”, nos dice entre carcajadas.

Pues esta es la ocasión perfecta para hacer repaso con ella de las cosas que computan, y de las que no computan en su vida. Más en un momento como este. Le recordamos que su vídeo viral durante el confinamiento sirvió para, con humor, poner las cosas en su sitio. “Una buena reflexión… [se lo piensa]. He eliminado, de una manera natural, las malas energías. A veces uno no se da cuenta, pero había gente del pasado que aparece con malas vibraciones. Estoy muy zen en mi día a día. Creo que para continuar con esta nueva etapa a la que nos estamos enfrentando, es fundamental que pongamos todos de nuestra parte mucho sentido del humor, mucho buen rollo y buena energía. Mucho compañerismo… Todo desde la buena energía. No desde el odio, ni la competitividad… He eliminado de mi vida los malos rollos”.

En una situación tan crítica como la actual para el turismo, esta pregunta es también obligada: ¿Y La Palma, computa? La respuesta no puede ser más contundente: “Por favor… Mira, La Palma computa, las Islas Canarias computan, el turismo español computa. Vivimos un momento en el que lo mejor que podemos hacer es apoyarnos, sobre todo a nivel nacional, porque el turismo internacional va ser difícil que venga. Descubramos nuestra tierra. El turismo es un ingreso fundamental. No dejemos de viajar, hagamos turismo responsable y nacional”, dice contundente.

Toni Acosta, una actriz todoterreno, como le gusta definirse, en la zona histórica de Tazacorte, en la que se hospedó. [Traje a cuadros en lana gris DsQuared2. Camiseta blanca Adolfo Domínguez. Colgante de plata con trébol Tous. Zapatos Oxford Manolo Blahnik]

En ese sentido, Toni Acosta y Shangay somos también almas gemelas: nos gusta viajar, nos gusta la cultura, nos gusta salir. Nos gusta, en definitiva, vivir… “Creo, de verdad, hablando de cultura, de turismo, de viajar, de gastronomía, que no podemos vivir con miedo, hay que eliminarlo. Y sí, tenemos que ser muy responsables. Necesitamos el apoyo institucional, no podemos hacerlo todo solos, pero sí que pediría autorresponsabilidad. Somos un país que siempre ha sabido salir adelante en las grandes dificultades, y vamos a demostrar que con esto podemos. Podemos hacerlo bien, de una manera responsable. Pero no dejemos de viajar, de ir al teatro, al cine, a la ópera, a conciertos. Y, por parte de las instituciones, por favor, permitidnos hacer conciertos, hacer teatro, hacer cine… viajar. Seamos responsables, pongamos los medios, porque hay mucha palabra en plan ‘tenemos que tomar medidas’… ¡Tomen las medidas! Y nosotros las vamos a cumplir. Pero no vivamos con miedo. Y hagamos las cosas bien”.

A ella este tema le afecta directamente, como a todo el mundo de la cultura: “Vivimos estos tiempos de incertidumbre, pero es verdad que voy a estar en todos los proyectos que hagan que la cultura llegue a los pueblos. Estoy metida en una gira, que es la obra Anfitrión [producida y también protagonizada por Pepón Nieto, otro amigo común con Shangay que ha invertido todo su dinero en esta aventura], tras este viaje a La Palma seguimos… Hay muchas plazas confirmadas, y espero que haya más. Aforo reducido, claro, pero ahí vamos a estar. Donde vamos, se agotan las entradas. Y es que la gente necesita volver al teatro. Por otro lado, acabo de terminar el rodaje de una película que se llama Espejo, espejo, de Marc Crehuet, que me entusiasma”.

“Vivimos estos tiempos de incertidumbre, pero es verdad que voy a estar en todos los proyectos que hagan que la cultura llegue a los pueblos”

Sabemos de qué va el tema de esta peli, y disparamos pregunta para intentar sonsacar información, pues tiene trama LGTBI. “No, no cuento… [risas y se hace la misteriosa, porque no puede hablar mucho]. Bueno, es una película en la que cada personaje se enfrenta a su reflejo en un espejo. Y hay personajes, y no estoy desvelando nada, que cuando se miran a su espejo, pues tienen una crisis de género. Ahí lo dejo. Eso puede pasar escuchando a su reflejo, que a veces es más sabio de uno mismo…”.

Aunque a ella no le guste hablar de que está en racha, los hechos lo hacen por sí solos: desde el 16 de octubre está en Amazon la segunda parta de la serie Señoras del (h)AMPA: “Al ser en Amazon, se va a dividir en dos tandas de capítulos”.

Le preguntamos qué más hay en su ‘bandeja de entrada’, y nos lo tiene que contar, obligada. Entre otras cuestiones, porque lo hemos vivido en primera persona según nos bajamos del avión en el aeropuerto de La Palma: “Según aterrizo, se me confirma un rodaje… Yo soy extraprudente, y hasta que no pise el set… Pero ha llamado a mi puerta Fernando Colomo, y le he dicho que sí… Ahí lo dejo [carcajada]. ¡Y eso fue nada más aterrizar en esta isla! La película se llama Poliamor para principiantes. También seguimos con el programa de radio, El Grupo, con Silvia Abril. Y mis pequeñas intervenciones en Leit Motiv. Andreu Buenafuente y El Terrat están empeñados en potenciar esta parte mía que autogestiono: escribo los monólogos, voy allí, hago mi show… Y con mucha prudencia, y sin considerarme todavía cómica como ellos, que lo hacen muy bien; ahí iré asomando la patita una vez al mes”.

Y hay algo más que no cuenta, porque, como ella bien dice, es muy prudente. Una película que podría tener un escenario muy especial, sobre todo tras este reportaje, pues se rodaría aquí, en La Palma. Al final, esto sería la cuadratura del círculo. Y todo parece indicar que va por buen camino.

Antes, ella quiere volver a La Palma para participar en El Festivalito el próximo 2021 [se trata de un festival de cortos que se ruedan en la isla, y que organiza José Víctor Fuentes, un compañero suyo, palmero, de cuando estudiaban cine en Madrid].

No cabe la menor duda de que Toni está viviendo su gran año. Y eso se nota en lo guapa que está.

Lo dicho: vamos a por la cuadratura del círculo. Y lo hacemos en una isla con forma de corazón y con sabor, sin duda, a cine: “Por algo la llaman la Isla Bonita. Este reportaje se nos ocurrió en pleno confinamiento. Y estamos aquí, en este momento tan especial y complicado, porque creo mucho en la fuerza de proyectar lo que uno quiere y desea hacer. Y hacerlo así de forma sensata y con buenas energías”. Proyectemos y deseemos… Seguro que todo se cumple. En La Palma, todo es posible. Por eso insistimos en que es un destino seguro. Y obligado. Más en estos momentos.

FOTOS: CARLOS VILLAREJO

ESTILISMO: JUAN ANTONIO FRÍAS

MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA: REBECA TRILLO-FIGUEROA

COORDINACIÓN: YOUR EVENT LA PALMA

AGRADECIMIENTO: CONSEJERÍA DE TURISMO DEL CABILDO DE LA PALMA

MÁS INFO SOBRE LA PALMA: VISITLAPALMA.ES

Destino seguro

Toni saca su lado más cañero en Puerto Naos, sin duda una de las mejores playas de La Palma, sobre todo en los meses de otoño e invierno. [Mono de raya diplomática Max Mara. Botas de piel Panama Jack]

La Isla Bonita es un destino seguro en todos los aspectos, sobre todo ahora, en los tiempos que corren, pues nunca ha sido una isla de turismo masificado.

Además de un prodigio de la naturaleza [es, en su totalidad, Reserva Mundial de la Biosfera de UNESCO], es un lugar repleto de historia.

Todas sus poblaciones están llenas de edificios que reflejan esta riqueza cultural. Tazacorte es el municipio con más horas de sol al año de toda Europa, y su centro histórico es una clara muestra de ello.

En sus calles, plazas y edificios se puede ver la herencia de siglos de relación con Europa, y América. Estos mágicos núcleos urbanos están rodeados de una vegetación exuberante o de un mar de plataneras que llega hasta el océano, pues la isla tiene, además, una gran riqueza agrícola.

Sus espectaculares aguacates, mangos, plátanos, guayabas y papayas son la mejor muestra de ello. Por eso, La Palma es, también, una isla ‘para comérsela’.

Santa Cruz de La Palma

En esta foto vemos a Toni sentada en “el muro de la avenida”, que es como toda la vida se ha llamado la pared que separa la Avenida Marítima del Océano Atlántico. Santa Cruz de La Palma, la capital, puede presumir de tener esta impresionante playa urbana. [Abrigo de lana Marella. Bañador escote halter Dolores Cortés. Pendientes y sortijas Tous]

Una espectacular playa de arena negra (al igual que todas las de la isla, como vemos también en la imponente foto de portada de Shangay Voyager, realizada ante la roca de Puerto Naos) abraza la capital de la isla con el mar.

Una playa urbana envidiable, como lo son los coloristas balcones de las típicas casas canarias de Santa Cruz de La Palma. Toda la capital es una joya, con espectaculares edificios históricos (el Ayuntamiento, por ejemplo, es una de las mejores muestras del Renacimiento en Canarias), casas, palacios, plazas llenas de encanto y calles empedradas con mil rincones llenos de magia.

Toda la isla de La Palma rezuma historia.

Los Llanos de Aridane

La Plaza Chica, en realidad se llama plaza de Elías Santos Abreu, es uno de los rincones más emblemáticos de Los Llanos de Aridane. [Vestido de punto Zara. Pendientes disco Emporio Armani. Sandalias de Manolo Blahnik]

Si Santa Cruz de La Palma es la capital, Los Llanos de Aridane es el otro gran núcleo urbano de la isla, y el centro del espectacular Valle de Aridane.

En esta fotografía vemos a Toni en la plaza de Elías Santos Abreu, conocida como “la plaza chica”. En pleno centro de la localidad, es sin duda uno de los rincones más especiales para sus habitantes. La actriz también quiso conocer el Kiosko Aridane, en la Plaza de España, centro neurálgico de la zona.

Todo el Valle de Aridane es un vergel, lleno de jardines, pero también de fincas agrícolas.

Sus playas –de poniente– son perfectas para el otoño y el invierno: Puerto Naos (la espectacular foto de portada de esta edición de Shangay Voyager), El Puerto de Tazacorte, El Tarajal, Los Guirres, El Charco Verde, El Remo, El Charcón

Elegir no es fácil. O sí, porque todas son maravillosas y no se puede fallar.

Guía para sacarle todo el jugo (que es mucho) a La Palma

La mejor forma de llegar a La Palma es con Iberia Express que tiene varios vuelos diarios a la semana desde Madrid y te da las mejores opciones.

La isla es un destino mágico. Por ello, date el capricho de dormir en el Hotel Hacienda de Abajo. Una experiencia única que ya han vivido Mónica Naranjo, Alaska, Paloma San Basilio, Cayetana Guillén Cuervo, LP, Miguel Bosé, Isabel Preysler, Carmen Posadas… Pero también George Clooney o Henry Cavill (Superman) se quedaron fascinados con sus habitaciones, que albergan más de 1.400 obras de arte en medio de un impactante jardín botánico. Es el paraíso secreto de las estrellas.

Toni, sofisticada en el desayuno. [Pijama de seda estampado Mirto. Chinelas metalizadas Manolo Blahnik. Abajo, pijama blanco de Mirto]

Ahora ha sido Toni Acosta quien se ha quedado deslumbrada, como vemos en esta foto [arriba] en plan ‘desayuno con diamantes’ en su restaurante, El Sitio. Alta cocina canaria en el que, sin duda, es el comedor más elegante del archipiélago, con el magnífico José Alberto Díaz Lorenzo en los fogones.

Lo primero que debes tener claro es que en La Palma necesitas coche. En FAVI Rent a car, Francisco te atenderá como te mereces, bien vía correo electrónico (reservas@favirentacar.es) o directamente por teléfono (609240938). Trato personalizado, dependiendo de cómo plantees tus vacaciones. Un lujo.

La isla tiene sitios típicos que no puedes perderte. Uno de ellos es el Kiosko Aridane, en Los Llanos de Aridane. Todo lo que ocurre en la isla pasa por este emblemático lugar, en la Plaza de España de la localidad. Por eso Toni debía tener una foto allí.

En Santa Cruz de La Palma, no dejes de comer en el Restaurante del Casino, en pleno centro histórico y en un edificio emblemático de la capital.

En Los Llanos tienes la Arepera El Jable, en medio de una finca de aguacates, donde Kiko (no dejes de preguntar por él) te contará mil y maravillosas historias.

Muy cerca está EME22, para desayunos y tapas. Sus dueñas, Ani y Ely (abajo en la foto), te tratarán como mereces.

En Tazacorte está La Marmota, el primer bar LGTBI de la isla.

Yele y Nati también saben lo que te gusta, y te harán feliz a lo largo de todo el día. Las puestas de sol desde La Marmota, tras la bandera LGTBI de su terraza son, sencillamente, espectaculares. Tapas, pinchos y copas en una atalaya sobre el Atlántico. Al frente… solo está México.

Pero no olvides que el sol canario te obliga a cuidarte, aunque sin perder el chic. Óptica Cutillas, en Los Llanos, es el sitio. Dile a María José que vas de parte de Shangay.

En el resto de los sitios también preséntate como ‘shangayer’.

Todxs son amigxs de la casa. No lo dudes, toda La Palma es #Shangayer.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.