fbpx
03/12/2022

Sam Ryder: “Es imposible ponerle nota a la música, Chanel merece todo mi respeto y admiración”

16 noviembre, 2022

La vida de Sam Ryder comenzó a cambiar radicalmente durante la pandemia, y lo hizo del todo cuando quedó segundo en Eurovisión. Ahora se prepara para el lanzamiento de su primer álbum, y hablamos con él de todo ello.

La viralidad llegó a su vida cuando se hizo toda una estrella de TikTok durante la pandemia. Y la fama global se asentó cuando se convirtió en el representante del Reino Unido en la última edición del festival de Eurovisión, al que acudió con el tema Space Man.

Sam Ryder quedó segundo en Turín el pasado mayo, por detrás de Ucrania y por delante de España, y desde entonces no ha parado. Motivo por el cual su álbum de debut como solista se ha ido retrasando. Ha llegado el momento de presentarlo, porque There's Nothing but Space, Man, verá la luz el 9 de diciembre.

Relacionado

Sam Ryder lleva meses de gira por Europa, y ya ha pasado varias veces por España en este tiempo. Su última visita ha sido para preparar el terreno para el lanzamiento de su álbum, y en esta cuenta atrás se encuentra feliz al repasar todo lo vivido durante este año tan especial para él.

Educadísimo y con una sonrisa permanente en el rostro, Ryder es un entrevistado agradecido. Reflexivo, elocuente y siempre positivo, es fácil comprender cómo conecta con tanta facilidad con millones de personas. Y eso que a los eurofans españoles les sigue costando asimilar que le arrebató el segundo puesto en Eurovisión a nuestra Chanel

Asegura que todavía tiene la rodilla dolorida de la caída (bien documentada) que sufrió en su última visita a Madrid, cuando se cayó de una scooter. Y lo deja claro: “Esta vez no me he acercado a ninguna”, dice entre risas.

SHANGAY ⇒ ¿Qué supone saber que tu álbum sale ya por fin en breve?
SAM RYDER ⇒ Es emocionante. Tenía que haber salido antes, pero decidí retrasarlo. Apenas he visto a mi familia este año. Es fácil que te arrastre todo este mundo de streams, posiciones en las listas, el éxito… Y el tiempo se pasa volando, como me ha pasado a mí este año. Te dejas llevar por las gratificaciones y el egoísmo, y no me puedo olvidar de que tengo un abuelo de noventa años. Llegará un momento en que mire atrás y quizá diga “¿en qué estaba pensando?”. Así que merecía la pena retrasarlo unas semanas.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo has digerido todo lo que ha pasado desde Eurovisión?
SAM RYDER ⇒ Me siento muy afortunado de tener a mi alrededor un equipo, un círculo de amigos una familia y una pareja que me ayudan a procesarlo todo. Es una locura lo que me he ha pasado; hay cosas que jamás podría ni haber soñado. Como cantar con Queen, o cantar para la reina… Cuando aprendí a tocar la guitarra fantaseaba con lo habitual en alguien joven: poder tocar sobre un escenario para un público. Algunas de mis vivencias recientes es que ni se me habrían pasado por la cabeza, ni habría merecido la pena desearlas. Podría haber soñado “me encantaría ser telonero de Queen”, pero nunca habría dicho “quiero cantar con Queen”, es algo demasiado extraordinario.

“Los artistas crean canciones; los fans, carreras. No puedes existir sin ellos”

SHANGAY ⇒ ¿Estás más agradecido a TikTok o a Eurovisión?
SAM RYDER ⇒ No puedo elegir. Estoy agradecido a la gente que me apoya. Puedes tener todas las oportunidades del mundo pero solo cuenta la evidencia de que hay público que te apoya. Los artistas crean canciones; los fans, carreras. No puedes existir sin ellos.

SHANGAY ⇒ ¿Por qué crees que tanta gente comenzó a apoyarte de repente?
SAM RYDER ⇒ Ni idea. Y no soy yo quien debe tener la respuesta. Llevo muchos años trabajando para llegar a este punto. No sé por qué cambió todo de la noche a la mañana; supongo que tendrá que ver con que cambió mi relación con la música, que dejé de tener expectativas. Al principio las tenía con cada canción que componía, cada proyecto en el que me embarcaba. Cuando llegó la cuarentena me olvidé de todo eso y me puse a cantar delante de mi teléfono, sin más, y la gente respondió a ello. Pero es cierto que mucha gente hizo lo mismo… ¿Por qué yo? Solo puedo dar las gracias [risas].

SHANGAY ⇒ Con la perspectiva que dan los meses que han pasado, ¿cómo recuerdas la experiencia eurovisiva?
SAM RYDER ⇒ Recuerdo estar cantando en los bajos del estadio antes de salir a ensayar, entrar en el escenario cada vez escuchando cómo se caían perlas de mi traje, los nervios cuando estaba calentando la voz, ver cómo cada vez crecía la tensión en todos los compañeros según se iba acercando la final, comprobar cómo cada día estábamos más cansados después de un largo proceso, porque fueron muchos meses de trabajo previo…

También recuerdo la calidez que se respiraba, como parte de una experiencia que nunca olvidaré, y de la que ha sido un lujo formar parte. Cuando terminó todo sentía una mezcla de alegría y tristeza, igual que cuando acaba un campamento de verano. Y me encanta ponerme la playlist con todas las canciones, porque regresan de golpe todas esas emociones.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo viviste el apoyo de los eurofans LGTBIQ+?
SAM RYDER ⇒ Fue increíble. Eurovisión celebra la inclusión y la unión, dos conceptos clave para toda la humanidad; se convierte en un lugar donde todo el mundo se puede expresar tal y como siente en su corazón. Normal que sea un paraíso para la comunidad.

SHANGAY ⇒ ¿Eres siempre tan positivo como transmites cada vez que apareces en público o en tus redes?
SAM RYDER ⇒ De nuevo, tiene que ver con la gente que me rodea. Porque todos vivimos momentos complicados, pero quienes tienes cerca te pueden ayudar a superarlos de la mano. El amor, la empatía, la gratitud y la paciencia son lo más importante. Hay que hacer lo posible por no quedarse estancado en el dolor, el sufrimiento, la culpa y el enfado, igual que tampoco lo podemos hacer cuando estamos felices… aunque ojalá pudiéramos [risas].

SHANGAY ⇒ Bueno, a los eurofans españoles nos costó superar el enfado cuando le arrebataste el segundo puesto a Chanel en la final…
SAM RYDER ⇒ [Risas] Si os sirve de consuelo, allí casi no nos enterábamos de lo que estaba pasando, ni contábamos los puntos. Cuando a nosotros nos dieron los primeros doce puntos chillamos como locos, porque sabíamos lo que significaba para le gente en el Reino Unido; era la primera vez que pasaba en mucho tiempo. Con los últimos votos del público, realmente no sabíamos en qué puesto íbamos a quedar, y cuando nos vimos segundos, pues genial. Para mí los puntos no eran lo importante, es imposible ponerle nota a la música.

Tanto Chanel como el resto de participantes se merecían toda la admiración y respeto por tener las agallas de subirse a ese escenario y ser vistos por doscientos millones de personas. A eso no se le puede poner nota, aunque es evidente que las votaciones sirven para dar espectáculo. Mira a Rosa Lynn [la representante de Armenia], su canción se ha hecho global y está arrasando; a nadie le importa en qué puesto quedó en Eurovisión. Eso es lo bueno.

EL ÁLBUM There's Nothing but Space, Man DE SAM RYDER SE PUBLICA EL 9 DE DICIEMBRE EN WARNER MUSIC

Relacionado

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.