'La Dolores' regresa al Teatro de La Zarzuela: si vas a Calatayud, pregunta por Saioa Hernández

La ópera de Tomás Bretón regresa al teatro en el que se estrenó, en donde no se representaba desde 1937, en una nueva producción que conmemora el centenario de la muerte del compositor.

'La Dolores' regresa al Teatro de La Zarzuela: si vas a Calatayud, pregunta por Saioa Hernández
Nacho Fresno

Nacho Fresno

Plumilla poliédrico -escondido tras una copa de dry martini- que intenta contar lo que ocurre en un mundo más absurdo que random.

28 enero, 2023
Se lee en 3 minutos

Temas: , , ,

Es mucho mas que la célebre ‘jota de La Dolores’. La ópera La Dolores es un título emblemático de la lírica española, que ahora vuelve a escena cuando se cumplen cien años de la muerte de su compositor. Y lo hace con una Saioa Hernández –La Dolores– y un Jorge de León –Lázaro– encabezando un estupendo elenco en el que la famosísima jota brilla con luz propia [con el sello de Juan Gómez Cornejo, uno de los magos de la luz de nuestro teatro] con una preciosa coreografía de Miguel Ángel Berna. Y ya es difícil sorprender en algo así. El vestuario de Jesús Ruiz ayuda mucho.

Antes de que la globalización viniera a apisonarnos –y a jodernos, digámoslo claro– la vida, las modas ya marcaban la creación artística más allá de las fronteras locales. Por eso, a finales del XIX había varias tendencias en la ópera en unos años en los que el romanticismo dejaba paso a un ‘verismo’, que se hacía notar en todas y cada una de las disciplinas artísticas.

En España, además de ser hijos de Caín –nos gusta matarnos, como en las óperas como esta– somos unos acomplejados. En vez de estar orgullosos de lo que tenemos, normalmente lo infravaloramos. O lo demonizamos. Por eso ni se te ocurra, si vas a Calatayud, preguntar por La Dolores, cuando es la mejor publicidad gratuita que tiene la localidad. Hoy, si se va a Calatayud, habría que preguntar por Saioa Hernández, una espléndida Dolores en esta producción que se acaba de estrenar. Maravillosa. Pero también por muchos de los responsables de este estupendo regreso de esta obra al Teatro de La Zarzuela.

'La Dolores' regresa al Teatro de La Zarzuela: si vas a Calatayud, pregunta por Saioa Hernández

Comienzo el tercer acto de esta ópera de Bretón. [Fotos: Elena del Real]

También por ese complejo, siempre que hablamos de una ópera española, lo normal es terminar diciendo que ‘parece’ wagneriana, verdiana, o que ‘está en la línea’ de Puccini o Donizetti. Siempre el mismo sermón. La Dolores es una ópera típicamente española, al igual que Arabella –que en estos días se puede ver en el Teatro Real– es una ópera típicamente austriaca. Luego ya están los gustos de cada espectador. Al margen de una riquísima partitura, en una hay guiños al folclore español, al igual que en la otra lo hay de Austria: jotas y seguidillas en la primera, valses en la segunda.

Al grano: esta ópera –drama lírico en tres actos– de Bretón regresa a lo grande al teatro en el que se estrenó. No es una obra fácil de poner en escena. Ochandiano apuesta por una visión muy teatral –como no podría ser de otra manera siendo quien es– de una gran belleza. Desde la obertura la regista deja claro cuáles son las cartas con las que va a jugar. Y las juega muy bien. Como cuando ese baile lésbico sirve de preámbulo al Rosario que se reza en la taberna, con el que comienza el tercer acto. O los gigantes y cabezudos [zarzuela en un acto y tres cuadros (sic) de Fernández Caballero] que bailan por toda la escena desde el comienzo de la función. A destacar las secuencias taurinas, resueltas con una grandísima maestría teatral.

El libreto de José Feliú y Codina, basado en su propia obra teatral, lejos de ser pacato, habla de lo que hoy consideramos (ya hasta el aburrimiento) una mujer empoderada. Una joven que se revela ante la copla que la persigue: «Si vas a Calatayud, pregunta por La Dolores, que es una chica muy maja, amiga de hacer favores». Una leyenda que la aprisiona en un pueblo que la vigila. Un tema también muy bien resuelto en en el escenario del teatro de la calle Jovellanos.

Guillermo García Calvo, director musical del Teatro de La Zarzuela, está en el foso al frente de su Orquesta de la Comunidad de Madrid, que se nota que disfruta –y mucho–  con esta obra, y que es una joya llena de sorpresas. Al igual que el coro titular de la casa, dirigido por Antonio Fauró.

A nivel teatral, insistimos, la función es estupenda. Pero a nivel musical, también. Hoy toda la música contemporánea suena igual, da igual el país de origen. Pero antes de que la globalización viniera a apisonarnos la vida, había sellos de identidad. Eso es lo que podemos, y debemos, disfrutar en obras como esta.

Aún hay quien piensa que una ópera en español es una zarzuela. Gran error. Ópera y zarzuela son dos géneros diferentes. Hay ópera italiana, francesa, alemana o española, como La Dolores. Mientras que la zarzuela es un género típicamente español. Ambos, zarzuela y ópera española, conforman nuestro impresionante patrimonio lírico. Una de las misiones del Teatro de La Zarzuela es no solo recuperarlo, sino darle la dignidad que merece.

'La Dolores' regresa al Teatro de La Zarzuela: si vas a Calatayud, pregunta por Saioa Hernández

El tenor canario Jorge de León y la soprano madrileña Saioa Hernández.

Esta obra no se veía en Madrid desde 2004, cuando el Teatro Real abrió la temporada con este título, con Ros-Marbà en el foso y José Carlos Plaza como director de escena.

Bretón fue precisamente, uno de los grandes promotores de la ópera española. No solo como compositor, sino también como director de orquesta o estudioso (tiene muchos escritos sobre el tema, al igual que dio muchas conferencias) contra la desgana del mundo cultural de la época.

Fue violinista en el foso de este mismo teatro, en el que estrenó esta obra un año después de haber triunfado en el (desaparecido) Teatro de Apolo con La verbena de La Paloma. Aún habrá quien diga en esa joya del género chico seguía la estela de la opereta centroeuropea.

[Para quien aún no lo sepa, género chico son las zarzuelas que duran aproximadamente una hora; no son óperas o zarzuelas ‘de menor’ categoría. Por cierto, la mayor parte de ellas son obras maestras.]

 

Shangay Nº 562
Portada de la revista Anuario 2023
  • Abril 2024
Shangay Voyager Nº 37
Portada de la revista Shangay Voyager 37
Anuario 2023
Portada de la revista Anuario 2023
  • Diciembre 2023