Orliński y su perfecto sentido del espectáculo: Aleluya (y Amén)

La estrella mundial de la ópera regresó a España con un concierto a piano en el que quiso homenajear a los grandes (y para nosotros) desconocidos compositores polacos.

Jakub Józef Orliński.
Jakub Józef Orliński. (Jiyang Chen)
Nacho Fresno

Nacho Fresno

Plumilla poliédrico -escondido tras una copa de dry martini- que intenta contar lo que ocurre en un mundo más absurdo que random.

21 febrero, 2024
Se lee en 3 minutos

Temas: , , , ,

El contratenor de moda sabe cómo conectar con el público y juega muy bien sus cartas. Jakub Józef Orliński, además, ha conseguido que un público nuevo, que habitualmente no es el asiduo a los teatros de ópera o las salas de concierto, acuda a sus recitales, que son un show perfecto de principio a fin, con un impecable sentido del ritmo que en ningún momento va en detrimento del altísimo nivel artístico que ofrece siempre esta estrella mundial de la ópera.

El protagonista de nuestra portada de febrero lo tiene claro: posee una personalidad única y un lenguaje propio, que sabe manejar a la perfección. Eso es lo que vimos en el Auditorio Nacional de Música, donde presentó parte de su disco Farewells, con un programa centrado en la canción polaca, pero en el que no faltó la necesaria dosis de barroco que el público siempre le reclama.

Orlinski portada de Shangay

En el Barroco, las estrellas de la música eran nombres como Farinelli. Hoy, son las divas del pop o de la música urbana las que ocupan ese olimpo. Orliński ha conseguido romper con determinadas fronteras y logra llevar a las salas a gente que igual lo conoce por sus stories de Instagram. Eso hace que sea un público distinto el que llegue a los patios de butacas.

En el concierto que dio en Madrid el pasado martes 20 en el Auditorio Nacional junto a su pianista de cabecera, Michał Biel, se notaba. No paró de cantar durante hora y media (no como otros recitales en los que entre oberturas y demás rellenos, la estrella del cartel termina cantando lo mínimo) y sonaron aplausos tras cada uno de los temas, independientemente de que estuvieran agrupadas en bloques. Algo que el cantante resolvió con gracia, quitando hierro a esas normas no escritas, y consiguiendo, con ello, un ambiente más desenfadado, de divertimento. Es más que probable que el citado Farinelli fuera así de divertido y no tan encorsetado como muchas veces resultan algunos recitales.

El momento más surrealista fue cuando una fan desató con su «¡bravo!» a destiempo el aplauso de la sala entre el Aleluya y el Amén de su exquisita interpretación de la Antífona en re menor de Händel, con la que cerraba el programa oficial. Orliński paró, mandó a callar a la sala, miró a su pianista, y continuó como si no hubiera pasado nada. Pese a todo, un Amén de antología, todo sea dicho.

Ese fue el final de un concierto en donde alternó, como hemos dicho, estas obras del Barroco con canciones de compositores polacos, muchas de las cuales resultaron bellísimas con su maravillosa voz. Obras de grandes compositores de su patria de los siglos XIX y XX como Henryk Czyz, Stanislaw Moniuszko, reconocido como el padre de la ópera polaca del siglo XIX o Mieczyslaw Karlowicz. Todas ellas desconocidas hasta que sus seguidores más acérrimos las descubrieron con su último disco.

Entre ellas, los imprescindibles Händel o Purcell, con momentos tan sublimes como cuando nos regaló un The cold song de King Arthur que nos llevó a recordar los cielos de un Alfred Deller. O como cuando, en las propinas, hizo que su (maravillosa, insisto) voz jugase con el eco de la caja del piano de cola y se proyectase en la sala. Todo ello antes de terminar con una particularísima (y preciosa) versión del ya inevitable Vedrò con mio diletto de Vivaldi.

Un concierto magnífico, de un nivel altísimo en el que, además, nos divertimos. Seguro que en la corte de Aranjuez, con Farinelli, Bárbara de Braganza también quería diversión para curar la melancolía de Fernando VI… ¡Aleluya! Y amén.

Shangay Nº 562
Portada de la revista Anuario 2023
  • Abril 2024
Shangay Voyager Nº 37
Portada de la revista Shangay Voyager 37
Anuario 2023
Portada de la revista Anuario 2023
  • Diciembre 2023