11/11/2019

Netta: “Soy una mujer hetero con una historia gay”

9 julio, 2018

Su triunfo en Eurovisión no ha dejado indiferente a nadie. Adorada y criticada a partes iguales, la israelí Netta pasó por Madrid durante el Orgullo LGTB para actuar en la fiesta Tanga! y, de paso, enfrentarse a todas las críticas que ha generado. Lo hizo con la mejor de sus sonrisas y todas las ganas del mundo de vivir una experiencia única, que se resolvió con un éxito atronador. Netta solo quiere continuar defendiendo la –su– individualidad y cantando, que es a lo que se dedica. Y lo que digan los demás está de más…

SHANGAY ⇒ ¿Te sienes ya una estrella pop?
NETTA ⇒ ¡Sí! Pero no una estrella al uso… Es un sentimiento muy especial. De repente, en una semana visito tres países, ya no sé vestirme sola, veo cómo reaccionan públicos muy distintos a mi canción…

SHANGAY ⇒ ¿Cómo vives actuar en tanto Orgullo LGTB?
NETTA ⇒ Soy una mujer hetero que tiene una historia gay. Es evidente que mi diva interior ha ido en busca de la comunidad LGTB, y estoy rodeada y arropada por ella. Todo mi equipo es LGTB, y me dan mucho apoyo. Sentirme amada por la comunidad y ver que formo parte de ella es maravilloso, porque me siento en casa.

SHANGAY ⇒ ¿Has ganado mucha confianza en ti misma a raíz de Eurovisión?
NETTA ⇒ Sí. Porque durante toda mi vida me habían dicho lo que tenía que hacer, que no merecía ser una líder ni ser querida. Debía ser la chica divertida; vestir de negro, evitar las minifaldas y no llevar el pelo de distintos colores; cantar temas de Aretha Franklin o Adele, que para eso son grandes intérpretes, y no hacer ruiditos extraños… Cuando terminé el instituto me sentía muy infeliz: tanto esfuerzo por complacer a los demás no me hacía sentir bien. Entonces empecé a descubrirme realmente a mí misma. Empecé a cantar en bares y me di cuenta de que cuanto más loca me volvía y conectaba conmigo misma, más lo hacía con el público también. Después de muchos años escuchando que no era lo suficientemente cool, ahora veo que sí lo soy. Y como yo quería ser mi propia banda y controlarlo todo, me compré mi looper. Después de ganar un ‘talent show’ [Rising Star] decidí que si me presentaba a Eurovisión, y ganaba, la freaky Netta podría marcar la diferencia.

«Soy Netta, y también israelí, pero no soy Israel”

SHANGAY ⇒ Es una casualidad interesante que las dos últimas ganadoras israelíes de Eurovisión, Dana International y tú –veinte años después– seáis artistas que habéis defendiendo el orgullo del diferente…
NETTA ⇒ Cuando alguien va con la verdad por delante y no se oculta tras una máscara, es vulnerable. A Dana y a mí sabes perfectamente dónde atacarnos si quieres hacernos daño. Es evidente cuánto hemos sufrido, y también cómo hemos superado todo el dolor, cómo hemos vencido. Por eso Toy es una canción tan poderosa. Porque quería ser original por encima de todo; trabajé duro con mi productor porque me negaba a que sonara como algo que ya conociéramos.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo llevas entonces que se acuse de plagio tu canción?
NETTA ⇒ La primera vez que escuché el tema, compuesto por Doron Medalie y Stav Beger, me pareció lo más fresco del mundo, sentí de inmediato que podría marcar un antes y un después. Muchas veces escuchas una canción que te recuerda a otra, es algo muy habitual, ¡por eso existen los mashups! [risas]. A mí con Toy no me pasa.

SHANGAY ⇒ ¿Qué hiciste la noche de tu triunfo en Eurovisión?
NETTA ⇒ Mi madre me escribió por WhatsApp ese mismo día para decirme que me estaba haciendo schnitzels para cuando terminara, que los tendría en el hotel cuando volviera. Y eso fue lo primero que hice después de ganar. Tenía a todo el mundo esperándome en el hall del hotel para ir a celebrarlo y yo estaba comiéndome los escalopes que me había hecho mi madre [risas]. Porque es que el día antes de la final tuve que ayunar, así que necesitaba recuperar energía.

SHANGAY ⇒ Tu victoria se ha convertido en una cuestión política, y muy polémica. ¿Cómo lo llevas?
NETTA ⇒ Es muy desgraciado. Me resulta racista que se utilice tu identidad y tu lugar de origen como arma de provocación. Soy Netta, y también israelí, pero no soy Israel. La gente israelí es increíble y vibrante, todo el mundo lo comprobará el año que viene cuando se celebre Eurovisión allí. Cuando boicoteas la posibilidad de compartir luz, lo que atraes es oscuridad. ¿Qué mal he hecho yo? Es lo que busco demostrar allá donde voy, lo quiero es dar amor, compartir luz en un momento oscuro para la humanidad.

“A Dana International y a mí sabes perfectamente dónde atacarnos si quieres hacernos daño”

SHANGAY ⇒ En Madrid, este ha sido el Orgullo de las mujeres. ¿Qué sientes en un momento tan especial, y de tanta visibilidad, para vosotras?
NETTA ⇒ Es un momento maravilloso, porque nuestras voces están siendo escuchadas. Si exiges igualdad no puedes quedarte en casa quejándote, tienes que salir con amor a decirle al mundo “¡mírame, sí!”. Estudié ingeniería de sonido en una clase llena de hombres, y nadie pensaba que llegaría a ningún sitio. Empecé a recorrerme mi país dando conciertos con mi looper y tuve muy malas experiencias, como cuando alguien daba por hecho que por ser mujer no sabía ni montar mi propio equipo… Cuando era pequeña, solo se veía un tipo de de belleza y de amor representados, ahora gana la diversidad. Compartir nuestro mensaje con una enorme sonrisa es una gran muestra de nuestro empoderamiento.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.